¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

miércoles, 26 de febrero de 2014

ENSALADILLA RUSA DE GAMBAS



En una receta pasada os traje la ensaladilla clásica de mi madre, que casi siempre estaba presente en fiestas familiares y de amigos. Quedaba especialmente vistosa y con sabores poco frecuentes para paladares no acostumbrados, como por ejemplo a la remolacha. Esta otra es sencilla y no por ello menos buena. Sus ingredientes se componen de patatas, gambas y mayonesa, sin más. En determinados restaurantes de solera de Granada era un plato muy demandado acudiendo gentes de fuera a tomar "una concha", que así se llamaba a una bandeja pequeña, alargada y blanca, siempre en compañía de una cerveza fría y unos colines de pan. Aquellos restaurantes eran El Suizo, Los Manueles, El Chicote, El Cunini, El Sevilla, El Niza y El Gregorio, tal vez hubiera alguno más, pero estos eran los más emblemáticos, siendo especialmente demandada la de El Suizo, en plena Puerta Real, lamentablemente hoy desaparecido. Con mucho acierto hoy día la hacen en la prestigiosa pastelería López Mezquita, dónde puedes encargarla y llevártela a casa, particularmente yo la encuentro fantástica ¡Ah! que no me regalan nada.

Os dejo la receta, que a mi manera yo hago y con la que disfrutamos siempre.




Ingredientes:






- Gambas blancas 300 g.
- Patatas medianas 3.
- Sal.
- Mayonesa.






Elaboración:

 



Lo primero es cocer las gambas con agua que las cubra y un poco de sal. Partir de agua fría y cuando rompa a hervir apagar el fuego y dejar enfriar dentro.




 






Mientras enfría, pelamos y cortamos las patatas en daditos. Las lavamos hasta que pierdan el almidón.






Pelamos las gambas y guardamos las cabezas y las cáscaras. Reservamos las colas.





 


En el agua de haber cocido las gambas echamos cabezas y cáscaras, las batimos con la batidora en tres golpes, unos segundos, no más.

Colamos el caldo y añadimos agua suficiente para cocer las patatas, no pongáis demasiada para no aguar. Rectificar de sal, hay que poner poca.


 






Echamos a cocer las patatas desde frío. Vigilamos la cocción, deben quedar al dente. Se cuecen enseguida. Probad pinchando con un tenedor, si entra fácil, las apartáis.



 
  


Las sacamos escurridas del caldo (este caldo lo guardáis pues queda muy rico para sopas de pescado) y las disponemos en una bandeja. Les añadimos las colas de las gambas y mezclamos con cuidado.








Dejamos que enfríe y luego ponemos la mayonesa (si es casera ponedle limón en lugar de vinagre, así era la clásica) con la que impregnamos bien patatas y gambas. Adornamos como más guste, pero no metáis huevos cocidos, ni morrones, ni aceitunas, tal cual, en estado puro, con la misma gamba si es nuestro gusto decorarla, "la chorretada" mía ha sido poner unas cigalas que tenía para aprovechar su frescura. Servimos fría, del frigo. 

 

lunes, 24 de febrero de 2014

GAMBAS AL MICROONDAS BEATRIZ



Es una receta que me pasó mi amiga Beatriz, que siempre anda quejándose de que no sabe cocinar y es que es muy modesta ella, pues nos hace unas cosas deliciosas y algunas inventadas, como la fritura de la huerta, que lleva patatas fritas junto a otras verduras y está buenísima, ya os contaré alguna receta más "de su puño y letra" y veréis que es pura modestia lo que tiene. ¡Ah! ella las sabe colocar mejor que yo.

Esta receta es sencilla, limpia, rápida y además quedan unas gambas fantásticas. Gracias Bea.




Ingredientes:




- Gambas.
- Sal gorda.







Elaboración:


 




Preparamos sobre un plato una cama fina de sal gorda.





 





Disponemos las gambas sobre la sal. Rociamos con más sal. Llevamos el plato al microondas con potencia 800 W, dos o tres minutos, dependiendo del tamaño de las gambas. Si han soltado mucha agua, escurrimos sobre el fregadero con cuidado, a mí esta vez no me ha soltado ninguna. Por el tamaño de mis gambas me han bastado dos minutos.





Servimos enseguida, si queremos con limón.

sábado, 22 de febrero de 2014

BOLLOS DE MIEL RELLENOS



Esta receta es original y sabe buenísima. Podéis tomarla con un buen café, té o chocolate calentitos, hay quien me sugirió una vez, mientras los comía, que una copita de vino dulce sería un acompañamiento perfecto, un vino de Málaga, un Moscatel por ejemplo.

Atreveos con ella que no es nada complicada y si la hacéis no olvidéis comentarme cómo os quedó.




Ingredientes para los bollos:


- Harina de repostería 300 g.
- Azúcar blanquilla 100 g.
- Levadura química ½ sobre.
- Leche 2 cdas.
- Melaza de caña 4 cdas.
- Huevos 1.
- Canela molida 1 cdta.
- Ron miel 4 cdas. (vale cualquier ron).




Ingredientes para el relleno:


- Queso de untar natural 130 g.
- Azúcar 1 cda.
- Avellanas troceadas (o cualquier otro fruto seco que tengáis en casa) 50 g.
- Higos secos 40 g.
- Zumo y ralladura de ½ limón.
- Huevos 1.



Elaboración:

 




Empezamos calentando la leche con la miel unos segundos en el microondas. Diluimos bien.






 





Batimos el huevo y mezclamos con el ron y el azúcar. Unimos con la leche melada cuando haya templado.






Cernimos la harina con la levadura y añadimos la canela. Integramos estos ingredientes secos.



  
  
A continuación mezclamos con los líquidos poco a poco, hasta formar una pasta pegajosa y homogénea.











La colocamos en un bol y la tapamos con film. La guardamos en el frigorífico hasta el día siguiente.





 





Troceamos las avellanas y los higos. Rallamos la piel del limón y exprimimos el zumo. Los añadimos al queso uniendo bien con la cucharada de azúcar.







Precalentamos el horno a 180 ºC.

 




Dividimos la masa en dos porciones iguales. Enharinamos ligeramente la encimera y el rodillo, y las extendemos en forma de rectángulos finitos, de aproximadamente medio centímetro.







Echamos, junto al borde más largo la mitad de la mezcla de queso en cada uno de los rectángulos.  Enrollamos y nos aseguramos que han quedado bien cerrados. Para ayudarnos a enrollar meteremos por debajo un cuchillo largo de hoja ancha que nos facilitará despegar la masa de la encimera mientras nos ayudamos con la mano para cerrar.

 




Cubrimos la bandeja de horno con papel sulfurizado y ponemos en ella los dos bollos. Batimos el huevo y pincelamos.








Dejaremos hacer treinta minutos a 180 ºC, y  diez más a 160 ºC.

Dejamos enfriar y servimos cortados en rodajas.



jueves, 20 de febrero de 2014

CANGURO EN SALSA


 


A la hora de probar tipos de carnes nos retraemos bastante si no estamos acostumbrados a comerlas. Lidl suele traer carnes especiales de vez en cuando y por una curiosidad de mi marido, acabaron en mi cocina unas piezas de este animal. Su color recuerda a la ternera, incluso su textura fibrosa... El sabor, pues no acabo de averiguarlo, recuerda a la ternera, al caballo... ¿Nos damos un salto canguril y leemos la receta?




 


Ingredientes:




- Filetes de canguro 300 g.
- Vino tinto de buena calidad.
- Ajos 2 dientes.
- Cebolla ½.
- Cebollino un manojo.
- Nata 250 ml.
- Aceite de oliva.
- Sal.







Elaboración:


 


En un bol echamos la carne, previamente lavada y bien seca con papel de cocina, cubrimos con vino tinto y añadimos picados los ajos, la cebolla y el cebollino. Tapamos con film y metemos en el frigorífico hasta el día siguiente para que penetre bien la maceración y ablande la carne.




 




Sacamos al día siguiente y sellamos las piezas de carne en un poco de aceite, por todos lados, a fuego fuerte. Retiramos a un plato.



 




Aprovechando los jugos que ha soltado la carne y el líquido de la maceración dejamos que reduzcan unos minutos en la sartén, para a continuación añadir la nata y fabricar la salsa.Dejamos unos minutos cocer a fuego medio.






Servimos la carne cortada en medallones con un fondo de salsa, napada ligeramente por encima, y un poquito de sal. Gracias P.P.


martes, 18 de febrero de 2014

EMPANADILLAS RELLENAS CLÁSICAS




¿Quién, que cocina, no ha hecho nunca estas empanadillas? Yo las recuerdo de toda la vida, pues era frecuente que nuestras madres nos las pusieran ya que además de gustarnos a todos, llenaban nuestros estómagos saciándonos con una buena bandeja, con colmo, y una "sartenada" de patatas fritas. Nos gustaban... pero nosotros las hemos abandonado... por lo de fritas ¡claro que también se pueden poner al horno, abrillantándolas antes con huevo batido! Decidme, ¿algun@ las ponéis?

Maravillosas obleas de La Cocinera que nos han acompañado desde pequeños, a mí no me las regalan, pero hay que agradecerles su compañía tan grata a lo largo de los años.




Ingredientes:



- Obleas para empanadillas 1 paquete de 16 unidades.
- Atún en aceite 3 latitas.
- Huevos cocidos 2.
- Pimientos morrones 1 latita.
- Tomate frito 4 cdas. soperas.
- Cebolla ½.
- Aceite de oliva.
- Sal una pizca.






Elaboración:

 




Freímos la cebolla cortada muy pequeña con la pizca de sal. Dejamos que se haga despacio.


  




En un plato ponemos el atún desmenuzado y escurrido de aceite. Añadimos los pimientos cortados pequeños y los huevos picados, la cebolla frita y por último el tomate. Mezclamos bien, sin poner nada de sal.



Rellenamos cada oblea con una cucharada de la farsa (no pongáis demasiada pues nos dificultará el cerrarlas). Cerramos doblando y sellando los bordes con un tenedor.


 




Freímos, de pocas en pocas, para que no revienten, a una temperatura media.








Quitamos el exceso de aceite sobre papel de cocina y servimos calientes.



domingo, 16 de febrero de 2014

AGUACATES RELLENOS



Como hay mil maneras de rellenarlos (¡soy una exagerada!) os iré trayendo de vez en cuando recetas de algunos, que para mí son las mejores, y así podréis quedaros con las que más os gusten. Esta manera la leí hace bastantes años, puede que diez-doce años, en un librito de mano que traía recetas para fiestas. Luego, yo la he modificado en parte para adaptarla a mi gusto, espero que también sea al vuestro.



Ingredientes:



- Aguacates en su punto de maduración 2.
- Paté de atún 1 bote.
- Zumo de limón.
- Huevo cocido, tamaño L, 1.
- Perejil, un manojito.
- Aceitunas negras 4 ó 5.
- Pimiento morrón unas tiras.
- Aceite de oliva.
- Sal.






Elaboración:



Lavad bien los aguacates por fuera, pues nos servirán de recipientes, secadlos. Cortad todo alrededor del aguacate, interrumpiendo al llegar al hueso, haced un giro con cada mitad en sentido contrario y separad las mitades. Retirad el hueso delicadamente.
Rociarlos con zumo de limón y sal.






  

Rellenar todo el hueco con el paté de atún. Repartirlo hasta acabarlo.





 






Picamos el huevo cocido menudo y el perejil, y los mezclamos. Cubrimos los aguacates.






Emulsionamos una cucharada de aceite de oliva y otra de zumo de limón con una pizca de sal . Reservamos.

Decoramos con trozos de aceituna y pimiento rojo. Regamos con la salsa de aceite y limón y servimos fríos.



viernes, 14 de febrero de 2014

CROQUETITAS CARBONARA CON HUEVO HILADO



A la carga de nuevo con las croquetas. Estas son delicadas y especiales, tal vez para un acontecimiento señalado como un cumpleaños, un aniversario, o cualquier festejo que hagamos en casa, o porque sí, tras el cual nos felicitarán por ellas y nos preguntarán como a mí me han preguntado: ¿Dónde las has comprado? Pero amigos y amigas... en Alicia y sus recetas, jajaja.

Las imaginé un buen día, como otras tantas recetas de este blog, y no dudé en ponerlas en práctica y el resultado fue espléndido. Os dejo la receta para que si os apetece las probéis.




Ingredientes para la masa:



- Harina de repostería 250 g.
- Leche semidesnatada 300 ml.
- Nata especial cocinar 500 ml.
- Bacón ahumado 150 g.
- Huevo hilado 100 g.
- Sal.
- Pimienta molida.
- Aceite de oliva 2 cdas.




Ingredientes para emborrizar:

- Huevo 1, batido y diluido en un poco de leche.
- Harina.
- Pan rallado.
- Aceite de oliva para freír.

Elaboración:


En una sartén echamos las dos cucharadas de aceite y doramos el bacón, que quede tostadito.

A continuación ponemos la harina, la leche y la nata frías, sazonado ligeramente con sal y pimienta blanca molida. Mezclamos muy bien.

A fuego medio y sin parar de mover, para que no se agarre la masa, mantenemos durante diez minutos o hasta que veamos que se despega sin dificultad de la sartén.






Incorporamos el huevo hilado y lo integramos. Apagamos el fuego.








  

Volcamos en una bandeja y dejamos que se temple.






 




  
Formamos diminutas croquetas, procurando coger la misma cantidad de masa.











Las pasamos, como siempre, primero por harina, luego por huevo batido y por último por pan rallado.


















Freímos en abundante aceite, que las cubra, a una temperatura moderada y de pocas en pocas para no bajarla, pues si está baja se empaparán y se romperán.







Servimos calientes.