¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


domingo, 29 de junio de 2014

TARTA DE LIMÓN Y MERENGUE



Os explicaré, pasito a pasito, cómo hacer esta rica tarta con las complicaciones justas. Tal vez la primera no os salga demasiado bien, comprobaréis que la segunda es pan comido. Esta tarta supone un reto pastelero para muchos que se inician en estas artes. No hace demasiado tiempo en un programa de cocina, de éstos que están de moda en la tele, pidieron a los concursantes aventurarse con ella. Lo cierto es que no tiene gran complicación, es ponerle un poco de esmero y cariño.



Ingredientes:


- Masa quebrada 400 g. para cubrir un molde desmontable de 22 cm. aprox.

Para el almíbar:
- Piel de 1 limón.
- Azúcar 50 g.
- Agua 150 ml.
Para la crema:
- Zumo de 2 limones.
- Maizena 1 cda. colmada.
- Yemas de huevo 3.
- Mantequilla 20 g.
Para la cobertura:
- Claras de huevo 3.
- Azúcar 200 g.






Elaboración:

 




Comenzamos preparando el almíbar, para ello lavamos escrupulosamente el limón y le retiramos la piel sin nada de blanco, la cortamos en tiritas muy finas. Ponemos al fuego el agua con el azúcar y las peladuras. Cocemos diez minutos. Reservamos.










Para hacer la crema de relleno exprimimos los limones, diluyendo en el zumo obtenido la Maizena.


 













A continuación añadimos las yemas, batiendo (de una en una), la mantequilla y por último el almíbar sin las pieles. Llevamos al fuego, con calor medio, y removemos de forma rápida con movimientos de a ocho, no puede hervir o se cortaría, esperamos que espese. Dejamos que enfríe antes de cubrir la masa quebrada.

 


Mientras, preparamos la base. Recortamos papel de horno con el diámetro de la base del molde y cubrimos el fondo. Con un trozo de masa quebrada hacemos una tira de igual grosor cubriendo las paredes del molde y recortando lo que nos sobre. Con el resto cubrimos el fondo del molde, pinchamos con un tenedor, tapamos con papel Albal y distribuimos encima pesas (legumbres secas). Horneamos a 180 ºC veinticinco minutos. Retiramos pesas y papel Albal.








Cubrimos con la crema fría y alisamos la superficie.












Batimos a temperatura ambiente las claras a punto de nieve con un pellizquito de sal. A medio batir incorporamos poco a poco el azúcar, hasta que se formen picos.




 






Vertimos las claras en una manga pastelera y decoramos formando piquitos.






Gratinamos unos minutos para que se dore ligeramente. Sacamos y dejamos enfriar.




viernes, 27 de junio de 2014

CUBILETE DE ARROZ BLANCO CON ALMEJAS



Mucha ciencia no tiene esta receta, fácil y tradicional, que aprendí de mi madre y que transforma un simple arroz blanco en algo muy rico. La cebolla, el ajo y sobre todo las almejas son el todo de este arroz, y si el tomate es del caserito mejor que mejor. No os cuento más sobre él, sólo aconsejaros que por probar lo pongáis un día en vuestra mesa, no será la última. ¡Ah! cuando vayáis a coméroslo mezclad todo y añadid huevos fritos.




Ingredientes:



- Arroz 2 tacitas.
- Caldo 4 tacitas y media.
- Almejas 150 g.
- Ajos 3 dientes.
- Tomate triturado con cebolla 300 g.
- Aceite de oliva.
- Sal.




Elaboración:


 




Freír a fuego suave el tomate triturado con cebolla en 3 cucharadas soperas de aceite. Salar y añadir un poco de azúcar. Esperamos que reduzca y pierda su agua. Reservamos.






Mientras, habremos lavado las almejas dejándolas en un bol cubiertas de agua con un poco de sal. Aclaramos.


 



En una sartén con dos cucharadas de aceite doramos los ajos cortados pequeños, a media fritura incorporamos las almejas y las salteamos sazonando. Retiramos en cuanto se abran.





 




Sobre esta misma sartén y aprovechando el caldo que han soltado las almejas, ponemos el doble de agua que de arroz y media tacita más (yo suelo ponerla), añadimos sal con cuidado. Cuando hierva incorporamos el arroz y lo cocemos durante veinte minutos.

Escurrimos del agua, si ha sobrado.




Servimos el arroz, moldeado, acompañado del tomate frito y las almejas.

miércoles, 25 de junio de 2014

GOULASH DE PAVO O PAVO A LA HÚNGARA



Este guiso es en realidad un estofado y al pie de la letra pocas personas lo hacen. Yo misma prefiero poner aceite de oliva en lugar de manteca de cerdo, rara vez me decanto por ésta, salvo que la receta me lo pida a gritos: ¡ALICIA: PONLE MANTECA! ...Donde se me ponga mi aceite de oliva. Lo que de verdad caracteriza al goulash es el uso de la praprika o pimentón. En ciertos países (la misma Hungría y sus vecinos próximos) en ocasiones, este estofado lo aclaran con agua convirtiéndolo en sopa y lo toman con nata agria. Os dejo mi versión por si os apetece probarla.


 

Ingredientes:


- Carne de pavo troceada 600 g.
- Bacón ahumado 50 g.
- Puerro 1.
- Cebolla ½.
- Ajos 2 dientes.
- Tomate frito 3 cdas. soperas.
- Zanahorias 2.
- Guisantes 1 latita.
- Harina para enharinar el pavo.
- Caldo de pollo 1 litro.
- Pimentón dulce y picante mezclados al 50% 1 cda. colmada (me gusta para este guiso el de La Vera).
- Vino tinto 1 copa.
- Vino blanco semidulce o dulce 1 copa.
- Perejil (optativo).
- Aceite de oliva.
- Sal.

Elaboración:



Ponemos a dorar en una cacerolita con cuatro cucharadas de aceite el bacón cortado en tiras. Retiramos y en ese mismo aceite hacemos el pavo troceado de manera regular, previamente enharinado y sacudido del exceso de harina. Salamos un poquito. Retiramos con el bacón.


 




Cortamos menuditos el puerro, la cebolla y los ajos y los sofreímos a continuación sobre el mismo recipiente.







Añadimos los pimentones y rehogamos unos segundos con la verdura para no quemarlos. Añadimos el tomate y mezclamos bien, incorporando enseguida los vinos. Dejamos un par de minutos evaporar el alcohol, cubrimos con el caldo de pollo y echamos las zanahorias cortadas en dados. Dejamos hervir hasta que la carne se ablande y se reduzca el punto de salsa (en este proceso, si es necesario, añadimos agua), incorporando cinco minutos antes los guisantes. Comprobamos la sal.


Servimos caliente.



lunes, 23 de junio de 2014

ESCALIVADA CON BACALAO Y ACEITUNAS



Estas ensaladas con origen catalán son una verdadera delicia y ahora que se acerca el calor, tomándolas fresquitas, nos van a agradar aún más. Las podemos preparar de un día para otro, pues hasta incluso se mejoran al asentarse los distintos ingredientes y comunicarse entre sí los sabores. Me he atrevido a incluir en ella bacalao y aceitunas, con el fin de hacer un plato completo, esta manera la aprendí de mi amiga Narci hace ya algunos años, desde aquí le mando las gracias y un beso enorme y que me perdone si no la he seguido al pie de la letra.




Ingredientes:


- Berenjenas.
- Calabacines.
- Cebollas.
- Tomates rojos.
- Pimientos verdes y rojos.
- Bacalao desalado (a veces no le quito la sal, lo lavo bajo el grifo y después la suprimo en la ensalada).
- Aceitunas sin hueso verdes y negras.
- Sal en escamas.
- Aceite de oliva.
- Vinagre.





Elaboración:

 




Lavamos toda la verdura, a la cebolla  le quitamos la capa exterior. Las disponemos sobre una bandeja de horno cubierta de papel de aluminio. Si las piezas son grandes las troceamos regularmente, como he hecho yo. La cebolla al ser más dura necesita más tiempo para asar, así es que le he hecho unos cortes longitudinales para facilitar su asado.




Con el horno encendido a 180 ºC  introducimos la verdura y si queremos regamos con un hilito de aceite de oliva.

 




Mantenemos de 40 a 45 minutos. Sacamos del horno y las dejamos en una cacerola tapadas para que suden durante media hora.




 





Pelamos los pimientos y los tomates. Si os gusta, dejad los tomates enteros y si no, los troceáis como el resto de verduras.






Repartimos tiras de bacalao y aceitunas aliñando la ensalada con sal, aceite y vinagre. Dejamos enfriar y servimos.



sábado, 21 de junio de 2014

CAÑAÍLLAS COCIDAS



No es un plato en sí, es la manera de prepararlas, las encasillo en entrantes o aperitivos. Después de que me han preguntado algunas personas sobre la manera de cocerlas, hoy lo voy a explicar con mucho gusto.

Veréis amig@s que no tiene dificultad y que quedan en su punto exacto de sal y de cocción.

A veces hemos llegado a la pescadería y se nos han antojado, pero al ver que tendríamos que cocerlas nosotros nos hemos arrepentido y las hemos dejado allí, porque a veces, aún preguntando al pescadero, no sabemos por dónde cogerlas... no es por los pinchos, jejeje.



Ingredientes:





- Cañaíllas tamaño mediano 250 g.
- Agua para cubrirlas.
- Laurel.
- Pimienta negra en grano.
-Vinagre de vino blanco.
- Sal gorda.






Elaboración:


 


Lo primero es lavarlas bien debajo del grifo.

A continuación las sumergimos en agua fría con un puñado de sal y un chorrito de vinagre de vino blanco, las dejamos veinte minutos y después aclaramos.





 


En ese tiempo hemos puesto una cacerola en el fuego con agua bastante para que queden cubiertas. Añadimos un par de hojas de laurel, unos granos de pimienta y pondremos además cuatro cucharadas de sal gorda por cada litro de agua. Dejamos que hierva a borbotones y entonces echamos las cañaíllas a cocer durante cinco minutos, si fueran más grandes dejamos un par de minutos más.






Sacamos con una espumadera a una bandeja o plato y dejamos enfriar. En el caso de las cañaíllas, no se hace necesario pasarlas a un recipiente de agua helada.
Servimos frías.
Estoy sin tiempo en estos días, disculpadme amig@s, hasta dónde me alcance, gracias.

jueves, 19 de junio de 2014

COLLÂGE DE BREVAS Y JAMÓN IBÉRICO



Esta receta es estupenda para quedar bien con los invitados, apenas necesita preparación y con unas pequeñas explicaciones que os voy a dar vais a triunfar en una cena, más especial, con la que queráis obsequiar a alguien igual de especial.

Si en el momento no hay brevas, con los higos sale igual de bien, así es que de higos a brevas o de brevas a higos para poder hacer este plato, jajaja.

Esta receta la aprendí de una revista hace algunos años, pero no la tengo y apenas si me acuerdo de ella, cuando he querido hacerla la he improvisado, ésto es lo que os cuento.



Ingredientes:


- Brevas 3 por persona.
- Jamón ibérico 3 lonchas por persona.
- Aceite de oliva.
- Sal en escamas tipo Maldon.

- Para una reducción de vinagre de Módena:

- Vinagre de Módena 2 cdas.
- Azúcar moreno 1 cda.

- Para el bizcocho de Jerez:

- Huevo 1.
- Aceite de oliva 1 cda.
- Jerez 2 cdas.
                                                                                                                                            - Sal 1 pizca.
                                                                                                                                                - Harina integral 3 cdas.
                                                                                                                                                   - Levadura Royal 1 pizca.



Elaboración:


Lavamos las brevas con cuidado de no romperles la piel. Las cortamos por la mitad en sentido vertical.

El jamón lo enrollamos. Distribuimos en una bandeja.


 



Preparamos el bizcocho de Jerez batiendo ligeramente el huevo, añadimos el aceite y seguimos batiendo, después el vino. Echamos la sal, la harina y la levadura y mezclamos bien.








  
En un moldecito de papel o en una taza volcamos el preparado y lo ponemos en el microondas 50 segundos, dejamos dentro 1 minuto más.









Cuando haya templado lo desmoldamos y lo troceamos de manera regular.







Adornamos la bandeja con algunos trozos de bizcocho.






Por último mezclamos el vinagre con el azúcar y los llevamos al fuego moviendo continuamente hasta que se densifique (se hace enseguida).







Aliñamos, rociando, con el aceite y la sal y decoramos con la reducción de Módena.



martes, 17 de junio de 2014

CINTA DE LOMO ADOBADO AL HORNO



Este lomo que os traigo hoy es el ideal para tener de "fondo de frigorífico", lo podemos preparar, y dejar envuelto en film durante un par de semanas. Es un plato muy socorrido ahora que se acercan las vacaciones de verano y más de un día puede sacarnos de apuros. Para acompañarlo vale cualquier plato de pasta, verdura, patatas o arroz blanco.

Su adobo es muy alegre, resaltan el ajo y el ahumado del pimentón, así es que para aquellas personas que gustan de estos sabores será una carne muy agradable de comer.



Ingredientes:



- Cinta de lomo de cerdo 1.200 g.
- Pimentón dulce de La Vera 1 cda. sopera colmada.
- Pimentón picante de La Vera 1 cda. sopera colmada.
- Ajos 2 cabezas.
- Orégano 2 cdas. soperas.
- Aceite de oliva.
- Sal.
- Mejorana.



Elaboración:


Pelamos los ajos y los cortamos en dos (se trituran mejor cortados) los pasamos al vaso de la batidora, añadimos un vasito de aceite de oliva, el orégano, los pimentones y un poco de sal. Batimos y hacemos una pasta.


Embadurnamos el lomo por todas partes. Lo metemos al frigo, tapado con film en una bandeja. Dejamos dos o tres días para que tome los sabores.





Sacamos y retiramos el adobo, hay quien lo deja pero yo prefiero quitarlo para evitar que se queme el pimentón y le transmita a la carne sabor amargo. Encendemos el horno a 200 ºC.

Pincelamos con aceite y salamos un poco. Cubrimos la bandeja  donde vayamos a asar el lomo con una capa de mejorana (podéis poner en su lugar tomillo o romero) sobre ella colocamos la carne y sobre ésta más mejorana.




Introducimos en el horno y mantenemos ¾ de hora aprox. Es mejor que la carne no se seque demasiado, hay que encontrar el punto exacto de asado que es cuando le ha cambiado su color crudo a un tono rosado pálido.

Dejamos que enfríe y guardamos en el frigo.

Cortamos en lonchitas antes de servir.

domingo, 15 de junio de 2014

ENSALADA DE COL CON REFRITO DE AJO Y PIMENTÓN



¡Pero qué buenas las cosas sencillas y económicas! ¿Y si además están muy ricas? Os voy a dejar una receta clásica que no se suele poner mucho en las casas, en nuestros menús se han instalado cosas muy diferentes a ésto. Pensad en lo cómodo y fácil que es preparar una ensalada de col con casi nada de ingredientes, que la tendréis enseguida lista y que con sólo una col tendréis comida para un regimiento, así es que os aconsejo que si os decidís a hacerla midáis cantidades.



Ingredientes:




- Col 300 g.
- Ajos 3.
- Pimentón de la Vera 3 cdas.
- Aceite de oliva 4 cdas.
- Vinagre de vino blanco 2 cdas.
- Sal.






Elaboración:


 



Cortamos muy finita la col, corte pluma fina. Lavamos con agua fría y escurrimos (viene muy bien el centrifugador de verduras). Sazonamos con sal y vinagre.



 




En una sartén ponemos aceite -para unos 300 g de col 4 cdas-. Picamos los ajos y cuando empiecen a dorarse añadimos el pimentón y mezclamos. Apartamos del fuego rápidamente para no quemarlo.





Volcamos sobre la col. Rectificamos la sazón. Podemos tomarla sin enfriar o después de haberla tenido un rato en el frigo.