¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


domingo, 28 de junio de 2015

LIMONADA CON CUBITOS DE FRESA

 


Pocas fresas quedan ya, prácticamente se nos fue la temporada, ahora es tiempo de otras frutas igualmente deliciosas, todas las estaciones las traen. Esta receta, por decir algo, la tenía guardada en borradores pero quería dárosla a conocer ahora que el calor aprieta, la vi hace años en una revista y me llamó la atención el contraste de sabor y colorido, en esta ocasión algo he modificado a la receta original. Como tenía unas cubiteras muy bonitas no me he resistido y he probado con ellas para traeros esta limonada tan atrayente. Os sugiero que de no encontrar fresas las sustituyáis por albaricoques o melocotón, sandía, cerezas, o lo que penséis que iría bien combinado con el sabor de la limonada. La próxima con sandía.



Ingredientes:

- Fresas 8-9.
- Limón 1.
 - Agua.
- Azúcar blanquilla.o edulcorante.
- Menta fresca, unas hojas




Elaboración:

Lavar las fresas, cortarlas en trozos y batirlas con azúcar (dos cucharadas soperas rasas). Colar el puré y volcar en la cubitera. Congelar.










Preparar el zumo de limón endulzado a vuestro gusto, mezclar con agua para que se obtengan seiscientos ml. Enfriar.








Servir la limonada fría con los cubitos de fresa. Adornar con la menta. Tomar sin prisas para dar tiempo a que se integren los sabores y se mezclen los colores.



jueves, 25 de junio de 2015

TOFFES DE NATA BLANDOS


Podemos hacer unos caramelos de toffe en casa. No es complicado hacerse con un puñadito para ir y venir. Si queréis hacer más, doblad las cantidades que os doy. He hecho pocos, sólo por quitarme el deseo.

Estos caramelos no quedan demasiado duros, por eso los llamo blandos, en particular los prefiero así. Es una receta que me pasaron hace tiempo y que la verdad sea dicha he hecho pocas veces. El hacer menos es mejor para nosotros, pues están tan buenos que no sabríamos encontrar el momento de parar y si se acaban antes, pues se acabaron y no hay más que rascar, jejeje. Os recomiendo que los tengáis en el frigo y más aún ahora que el calor aprieta.

 



Ingredientes:


- Nata 35 % materia grasa 125 g.
- Azúcar blanquilla 150 g.
- Azúcar avainillada 1 cda. sopera rasa.
- Mantequilla para untar los moldes.








Elaboración:


En un cazo poner al fuego un tercio del azúcar (50 g.) y fundir a fuego medio hasta que tome color dorado. Cuidad que no se pase, pues si no amargaría. Remover con una cuchara de madera.


Añadir la nata, teniendo precaución al verterla,  pues nos podríamos quemar. Añadir también los dos azúcares, el restante, y el avainillado. Mover sobre el fuego, sin parar, hasta que se vuelva densa la mezcla  (30 ó 40 minutos).


Preparar moldes de silicona para bombones o caramelos y untarlos ligeramente con mantequilla (sin sal).

Dejar reposar unos minutos hasta que se haya templado.

 





Repartir sobre los moldes con una cucharilla, alisando la superficie con la cucharilla humedecida.








Para que el desmoldado salga bien es mejor introducirlos un par de horas en el congelador.
Desmoldar, y ya podéis disfrutar de ellos.



Los mismos caramelos con frutos secos (nueces, dátiles y piñones picados).




martes, 23 de junio de 2015

COCOCHAS DE BACALAO EMPANADAS



La primera vez que las probé no supe en principio qué era lo que estaba comiendo, sí supe que se trataba de pescado. Su textura gelatinosa y a la vez firme me hacía dudar. Aquello estaba bueno. Esto de ir a un restaurante y que no te digan qué comes no suele pasarme, en este sitio se comía así, si quieres lo comes y si no lo dejas (como las lentejas, jajaja). No había carta, se servía lo que al jefe de cocina le apetecía ese día.

A mí me gustó, aquello era original y para los que no somos demasiado delicados con las comidas me pareció emocionante y divertido...

... Este sitio ya no existe y lo lamento de verdad pues te transformaban la comida, o ponían cosas poco habituales a nuestros paladares, y lo mejor ¡todo estaba perfectamente cocinado y muy rico! ¿Qué como se llamaba? ¡la Duda!  (extraído del libro: "Restaurantes singulares que imaginé o de otros mundos").

Con la duda no os dejo y paso a contaros qué cosa era aquello que comí y que me gustó. Mucha ciencia no tiene.




Ingredientes:


- Cocochas de bacalao.
- Harina.
- Huevo batido.
- Pan rallado.
- Aceite de oliva.
- Sal.







Elaboración:


Limpiar y lavar bien las cocochas. Secar con papel de cocina. Enharinar, pasar por huevo batido y luego por pan rallado.


 




Freír en buen aceite.  Dorar y retirar. Dejar unos segundos en papel de cocina. Servir muy calientes con unos rabanitos y rodajas de limón. Casarían bien con una salsa griega.








Y por descontado sería buena idea acompañarlas con una estupenda porra antequerana, con sus colines de san Roque y todo.


sábado, 20 de junio de 2015

"RAVIOLIS" DE EMPANADILLAS AL HORNO RELLENOS DE POLLO Y PISTO



¡Qué receta más curiosa y qué rica está! Más que todo por cambiar el aspecto de las empanadillas, convertirlas en algo diferente a lo habitual ¡Unos raviolis o unos platillos volantes! jajaja.

Me la inventé un día porque se me iban a estropear unas obleas de empanadillas que no había gastado, estaban abiertas, y si no lo hacía pronto se pondrían resecas enseguida  por muy bien tapadas que las tuviera en el frigo.

Casi siempre y aunque muy de tarde en tarde las he rellenado con atún, de carne picada, de sardinas picantes... y por supuesto con su versión dulce, chocolate, cabello de ángel, crema pastelera... Y la mayor parte de las veces dobladas, a modo de empanadillas clásicas. Pensé en darles un estilo diferente y me dije: ¿Las bautizo con raviolis? Y así se han quedado, esto es lo que salió.


Ingredientes:


- Obleas de empanadilla (pares).
- Pisto (cebolla, pimiento verde, calabacín y tomate).
- Pollo asado, cocido o a la plancha, sazonado con sal, pimienta molida y un toque de nuez moscada.
- Huevo para pincelar.
- Piñones, pipas de girasol y calabaza, trozos de nuez...


Elaboración:


Encender el horno a 180 ºC.

Escurrir el pisto en un colador para no aguar las empanadillas.

Picar menudo el pollo.

Mezclar el pisto y el pollo.

Utilizar la mitad de las obleas para ponerlas abajo y las otras para arriba. Echar en las que van abajo una cucharada de la mezcla. Tapar con otra oblea y apretar suavemente alrededor del relleno, para no romperlas. Colocarlas sobre su papel de fábrica y en la bandeja de horno.
Pincelar con el huevo batido y esparcir las semillas encima. Hornear hasta dorarlas.


miércoles, 17 de junio de 2015

ALBÓNDIGAS MIXTAS EN SALSA DE OPORTO


Este era uno de esos días en los que tienes programado el menú, pero que no cuentas con demasiado tiempo para entretenerte, ni tan siquiera era el momento para ponerse a hacer una receta para el blog. Cuando estaba enfrascada  apareció uno de mis invitados a comer, antes de lo esperado, y me preguntó si las pondría en el blog pues estaba interesado en la receta. "Ya te la cuento, o te la escribo en un papelito", le dije, pero él se empeñó en que se la dejara aquí, "no me importa que no vaya con el paso a paso pues ya lo estoy viendo, además en directo", me contestó. Dicho y hecho se la dejo por aquí y de paso  queda por si a alguno de vosotr@s os puede gustar.


Ingredientes para las albóndigas:


- Carne picada mixta al 50% 400 g.
- Huevos (L) 1.
- Pan rallado 3 cdas. soperas colmadas.
- Ajos 2.
- Jerez 1 copa de las de vino.
- Apio un tallo con sus hojas, 1 mediano.
- Jamón serrano en taquitos pequeños 40 g.
- Perejil fresco un manojito.
- Harina para emborrizar.
- Aceite de oliva
- Sal.

 

Para la salsa de Oporto:

- Oporto 250 ml.
- Chalota o cebolleta 1 mediana.
- Bovril (concentrado de carne de ternera) 1 cda. sopera.
- Mantequilla 1 cda.
- Aceite de oliva 1 cda.
- Agua 200 ml.
- Maizena 2 cdas. rasas.
- Pimienta negra molida.
- Sal.



Elaboración:


Batir el huevo y mezclar todos los ingredientes de las albóndigas. Picar menudos el ajo, el perejil y el apio. Mezclar. Pasar ligeramente por harina y formarlas. Freírlas en el aceite y pasar a una fuente (retirar el exceso del aceite en papel de cocina). Reservar al calor.

Para hacer la salsa poner la mantequilla en una sartén y fundirla con el aceite. Sofreír a fuego bajo la chalota picada, añadir un poco de agua y triturarla. Volver a poner en la sartén y echar el Oporto, dejar cinco minutos para evaporar el alcohol. Incorporar el Bovril y diluirlo. Salpimentar. Disolver la Maizena en un poco de agua fría y volcar encima.

Reducir la salsa y controlar el espesor añadiéndo más agua si se necesita. Servir enseguida.

Podéis introducir las albóndigas en la salsa o servirlas en seco poniéndola por encima, según vuestro gusto.



domingo, 14 de junio de 2015

VICHYSSOISE CON TOQUE DE CEREZA NEGRA


Faltan dos días para que finalice el reto BBSS y no había pensado participar con ninguna otra receta, pero fue por casualidad que la hice la otra noche para la cena y mi marido me sugirió que probara a presentar este plato por si le pudiera agradar a Marisa (nuestra anfitriona) para incluirlo también en el reto.







Hace algunos años que la preparo cuando llega el tiempo de las cerezas, pero para hacerla busco que tengan un sabor acentuado, no vale cualquiera. Lo mejor es probarlas en la frutería, con eso sabremos si son las adecuadas.

Me ha gustado mucho este reto y me ha encantado participar, se presentan platos fantásticos y muy apetecibles para el tiempo que viene. Espero que esta vichyssoise os guste, a nosotros nos encanta.

Gracias Marisa.


Ingredientes para 4-6 personas:



- Puerros medianos 5.
- Cebolla ¼.
- Patatas 200 g.
- Mantequilla 2 cdas. ó 6 cdas. soperas de aceite de oliva muy suave.
- Caldo de carne 1 pastilla.
- Leche desnatada 200 ml.
- Agua 700 ml.
- Nata para cocinar o leche evaporada 100 ml.
- Cerezas negras (dulces) 160 g. ( alguna más para decorar)
- Pimienta blanca molida, una pizca.
- Sal.




Elaboración:


Fundir al fuego en una cacerola la mantequilla. Pochar los puerros (limpios) y la cebolla cortados en trozos medianos. A medio hacer incorporar las patatas en dados y sofreír juntos unos minutos. Hay que cuidar que no se doren.

Cubrir con el agua y la leche, añadir la pastilla de caldo. Cocer media hora. Comprobar la sazón y poner la pimienta.


Entibiar y triturar con la batidora. Colar y meter en el frigo al menos doce horas.








Lavar y retirar el hueso a las cerezas. Pasar las cerezas por la batidora con la nata. Colar.









Diluir en la vichyssoise apartando un restillo de este triturado de cerezas para la decoración final. Servir bien fría, decorar jugando con el contraste de color y acompañar con un par de cerezas enteras por comensal. Si preferís, servidla con un picadillo de cerezas.

Ni la mantequilla, ni la nata son imprescindibles y pueden ser sustituidas perfectamente por aceite de oliva muy suave y por leche evaporada, a pesar de que la auténtica vichyssoise no puede prescindir de ellas, no es lo mismo, pero es igual, jajaja. Me despido con buen humor.

jueves, 11 de junio de 2015

APERITIVOS CON LANGOSTINOS




Si os habéis cansado de cocinar los langostinos como siempre (cocidos o a la plancha), podéis probar con estas otras dos maneras de hacerlos. La primera archiconocida en su versión gambas. Como digo son aperitivos, que en cualquier momento, ya sea fin de semana o no, y como restillos de otros guisos, podréis dar salida airosamente.

Con estas recetas espero ayudar a algunos de mis amig@s que alguna vez me las piden, una de ellas más clásica, la otra más actual.



Ingredientes para langostinos al pil-pil:


- Langostinos crudos.
- Ajos.
- Guindilla.
- Perejil.
- Aceite de oliva.
- Sal.






Ingredientes para langostinos con rebozado crujiente de kikos:


- Langostinos crudos.
- Kikos molidos.
- Huevo batido.
- Aceite de oliva.
- Ajo.
- Perejil.
- Pimentón picante (opcional).
- Sal.





Elaboración 1ª, langostinos al pil-pil:


 



Pelamos los langostinos. Echamos un fondo de aceite en una cazuelita de barro. Picamos menudos los ajos y añadimos unos aros o un trozo de guindilla seca. Ponemos la cazuelita en el fuego y cuando comiencen a dorar los ajos incorporamos los langostinos, salamos.

 







En el momento en que cambien de color (es conveniente darles una vuelta) retiramos y espolvoreamos perejil picado por encima.

Servimos cuando aún no han dejado de hervir.







Elaboración 2ª, langostinos con rebozado crujiente de kikos:


 




Pelamos los langostinos. Salamos, y si hemos decidido poner pimentón los embadurnamos. Pasamos primero por huevo batido.










Después por kikos molidos (los muelo en la maquinilla del café). Ensartamos en banderillas de madera. Rociamos con salsa de aceite de oliva, ajo y perejil batidos. También les sienta fenomenal una oriental o una mejicana.







Los metemos al horno precalentado a 200 ºC. Dependiendo del tamaño los tenemos de cinco a ocho minutos. Debe quedar la corteza dorada.

Servimos calientes aliñados con más salsa, si nos gusta.


lunes, 8 de junio de 2015

PATATAS RELLENAS



Me estuve pensando si os ponía o no esta receta pues aunque no es muy difícil de hacer tiene su "intríngulis". Ya sabéis que no quiero agobiaros con la cocina complicada y que me he propuesto llegar a vosotros para animaros con ella y no para lo contrario.

Esta receta si la seguís desde el principio y sin saltaros los pasos, os dejará muy satisfechos pues queda fenomenal y a todo el mundo le gusta. Es una receta tradicional que no he olvidado en mi cocina y que desde hace algunos años la pongo en nuestra mesa, claro, siempre que me sobra tiempo y no faltan las ganas (para cocinar no suelen faltarme, estoy como dirían mis hijos "enviciada", jajaja).

Con la patata que os ha sobrado de haber ahuecado podéis, después de cocerla,  hacer un puré batiendo con un poco de mantequilla (siempre en caliente) y si también habéis hecho más cantidad de carne y os ha sobrado colocarla entre dos capas de puré y tendréis un pastel de carne delicioso gratinando con queso en el horno.


Ingredientes:


- Patatas de mediano tamaño 5.
- Carne picada mixta 250 g.
- Cebolleta 1.
- Champiñones 8-9.
- Pimiento morrón en conserva 6 tiras.
- Perejil.
- Jamón serrano picado 30 g.
- Harina.
- Huevo batido.
- Aceite de oliva.
- Pimienta negra molida.
- Sal.

Para hacer la salsa:

- Caldo de carne  ¾ l. (ó 1 y 1/2 pastillas de concentrado disueltas en igual medida de agua).
- Pimiento morrón en conserva 6 tiras.
- Perejil.
- Aceite de oliva.
- 1 copita de brandy.
- 1 copita de Manzanilla.
- Ajo 1.
- Azafrán en hebra, una pizca.





Elaboración:


 

Lo primero será preparar el relleno para dar tiempo a que esté frío cuando vayamos a rellenar las patatas.

Ponemos cuatro-cinco cucharadas, de aceite en una sartén y sofreímos la cebolleta cortada muy menuda con un pellizco de sal, cuando reblandezca incorporamos los champiñones también picaditos (hacédlos a fuego fuerte para que no suelten agua)y en un par de minutos añadimos la carne, salpimentando (reducimos la llama). Dejamos hasta que la carne cambie de color.







Fuera del fuego añadimos el jamón, las seis tiras de pimiento y el perejil picados.




 






Pelamos y lavamos las patatas. Ahuecamos con una cucharilla vaciadora dejando las paredes y el fondo finos con cuidado de al taladrar no romperlas. Las rellenamos.






Pasamos por huevo batido y luego por harina. Presionamos el lado del relleno y si es necesario volvemos a mojar en huevo y rebozar en harina. Las ponemos en una cacerola con un fondo de aceite y las doramos, girándolas.


 





Vertemos el brandy, evaporamos y echamos el vino Manzanilla. Cubrimos con el caldo.









Majamos un ajo crudo con el azafrán tostado en una sartencita y diluimos.









Movemos la cacerola con movimientos circulares, en vaivén. Cocemos treinta minutos aprox. a fuego medio. Comprobamos la sal. Añadimos las seis tiras de pimiento morrón y el perejil picados un par de minutos antes de llevar a la mesa. Servimos calientes.