¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

domingo, 31 de enero de 2016

MENESTRA DE HABITAS Y ALCACHOFAS





Muchos son mis propósitos de trabajar con temas vegetales, que tanta falta nos hacen, y más aún después de la tremenda empachada de proteínas y azúcares de las últimas fiestas, que no olvido ¡no tenemos remedio! lo digo recordando a Sebastián, el sensato cangrejo de la Sirenita.

Ya que me gustaría durante unos días hacer hincapié en guisos y preparaciones en los que lo básico sean verduras, legumbres y pescado, preparad por tanto lápiz y papel y acompañadme en esta aventura. Luego digo una cosa y sin querer sale otra ¡como si no me conociera! Bueno, no tengáis prisas con el papel y el lápiz... que sobre el terreno irán saliendo las cosas ¿Quién da más?


Ingredientes:

- Alcachofas 3.
- Habitas 400 g.
- Cebolleta 1.
- Ajos 2.
- Pimiento rojo 1.
- Jerez 1 copa.
- Jamón serrano 50 g.
- Aceite de oliva.
- Sal.

  
Elaboración:
 

Comenzamos haciendo un sofrito en seis cucharadas de aceite con la cebolleta, los ajos y tres minutos después con el pimiento, todo ello cortado menudo.

Ya pochados, incorporamos las alcachofas cortadas en cuartos, limpias de hojas duras, despuntadas y lavadas (si no tardamos en echarlas a la sartén no será necesario ponerles limón y/o perejil fresco para que no ennegrezcan).



 





Cinco minutos después añadimos las habitas, regamos con el jerez y dejamos que evapore el alcohol.







 





Después de quince minutos, agregamos un poquito de jamón serrano y rehogamos todo junto.








Terminamos la fritura comprobando que han quedado blandas las alcachofas y habitas.


Servimos caliente.



miércoles, 27 de enero de 2016

GARBANZOS CON PULPO Y BERBERECHOS





Nos aconsejan comer legumbres y me temo que muy pocas estamos comiendo últimamente. Me incluyo la primera. Esto de tener un blog implica no repetirse y sinceramente os digo que hasta no hace mucho, en mi cocina no faltaban los cocidos de garbanzos, lentejas y alubias cocinados al más puro estilo tradicional (con menos, que más grasas, que fui retirando poquito a poco para hacerlos más ligeros y más saludables).

Con esta receta de legumbres podéis estar tranquilos pues mucho no os va a engordar, depende de las dimensiones (cuenco o bañera jjj) que estéis dispuestos a meteros entre pecho y espalda, pero lo mejor es que no perjudicará a vuestra salud. Garbanzos, pescado y aceite de oliva, éste no va a faltar.

Para dar más sabor a este guiso he usado caldo de cocer marisco, teniendo precaución de no ponerlo todo pues suele salarse más de lo necesario, el resto se completa con agua del grifo o mineral.

Ingredientes:

- Garbanzos (remojados desde la noche anterior) 300 g.
- Caldo de cocer marisco 500 ml.
- Agua 500 ml.
- Pulpo limpio 2 patas 300 g.
- Berberechos 1 lata.
- Tomate grande 1 (sólo la carne).
- Pimiento verde 1.
- Cebolla ½.
- Ajos 2 dientes.
- Ñoras 1.
- Aceite de oliva 6 cdas..
- Sal (si se necesita).

Elaboración:





Poner el caldo del marisco y el agua a calentar, echar el pulpo y la hoja de laurel. Cuando esté caliente agregamos los garbanzos. Tapamos y media hora después de que la válvula gire destapamos y comprobamos la cocción del pulpo, lo pinchamos y si entra fácil lo retiramos a un plato, si aún estuviera duro lo dejamos algo más.









Rehogamos picados los ajos y la cebolla, después de que ablanden incorporamos el tomate en dados, sin piel ni semillas. Añadimos el pimiento ñora y lo sofreímos con cuidado de no quemarlo, después lo apartamos para batirlo con agua de la cocción.  Incorporamos a la olla el sofrito (sin batir) y la ñora batida.





Cerrar la tapadera y terminar la cocción completa que será en total de una hora más o menos. Añadir en el último momento los berberechos y su agua y el pulpo troceado. Reposar cinco minutos y servir.




domingo, 24 de enero de 2016

PATÉ DE SETAS AL OPORTO




Se me habían quedado rezagadas algunas setas en el frigo y una buena solución para usarlas y no tener que desecharlas era hacer este paté. Aceptables es lo que diría que estaban, sin estar tiesas ni blandas, el punto ideal para gastarlas ¡ya!

Caí en la tentación y compré de una vez dos kilos y medio, y para "cuatro gatos" que andamos ahora por casa eran muchas setas. No me he arrepentido. Os aviso que vendrán otras recetas con ellas.

En esta ocasión he usado setas cultivadas, pero no dudéis en probar con otro tipo de setas, siempre será un bocado muy apreciado como aperitivo. Veréis lo fácil que se hace y con apenas ingredientes. El Oporto es un vino estupendo para el paté de setas, me gusta tener una botellita y alegrar con él mis guisos, de no tenerlo y en su defecto, poned un amontillado o Jerez, incluso brandy.

Os cuento cómo lo hago:
 

Ingredientes:

- Setas 250 g.
- Chalotas 3.
- Ajos 3 dientes.
- Mantequilla 120 g.
- Oporto tinto 1 copita.
- Pimienta negra recién molida.
- Hojas de tomillo fresco.
- Sal.


Elaboración:

Fundir la mantequilla a fuego medio. Incorporar las chalotas en juliana y los ajos laminados. Ablandarlos.

Añadir las setas limpias y troceadas. Rehogar hasta que se integren en el sofrito, unos tres-cuatro minutos. Salpimentar.



 





Agregar el vino y reducirlo unos minutos.







 





Retirar y pasar por la batidora.







 




Llenar unos recipientes y alisar la superficie. Esparcir las hojas de tomillo por encima. Llevar al frigo hasta que solidifique.








Untar en el pan que os guste.



miércoles, 20 de enero de 2016

ALBONDIGÓN RECETA TRADICIONAL


  


Este fiambre era muy frecuente comerlo en casa siendo yo niña y después adolescente, en las fiestas navideñas. Más que nada por ser tradición, además de que para mi padre no había Navidad que se preciara si no se contaba con el albondigón.  Mis recuerdos son lejanos. En ellos está mi madre en la cocina, envuelta en un halo de misterio (al menos a mí me lo parecía, jjjj) que más bien se me antojaba que estaba haciendo una receta magistral o preparando la receta de la felicidad eterna. Embelesada la miraba con asombro y admiración mientras que ella derramaba sus dotes culinarias hasta en la sazón justa. Ahora lo pienso y me convenzo de que siempre, siempre, ponía todo su amor en cada paso del guiso, ese guiso que no solía perder de vista, sus cinco sentidos allí, y lo cumplía, doy fe. Ahí estribaba parte de su éxito.

Y otro día os cuento más.

Ha formado parte de nuestro menú en  Navidad este año y me he decidido a traeros su elaboración por si alguien se siente con ganas de hacerlo. No es necesario que sea Navidad y es muy cómodo de guardar en el frigo (envuelto) pues puede solucionar alguna comida que otra cambiando su presentación y guarnición. Se trata de un fiambre muy fácil de hacer y que gusta a todos, a fin de cuentas es una albóndiga grande, nada complicado de hacer.

Ingredientes:

- Carne picada mixta de cerdo y ternera 800g.
- Pechugas de pollo unas tiras para intercalar.
- Jamón serrano unas tiras para intercalar.
- Huevos L 2.
- Pan rallado 10-12 cdas. o miga de pan 200 g. (si ponéis pan rallado quedará más compacto, por el contrario con la miga quedará más blando).
- Ajos 4-5 dientes.
- Perejil picado.
- Pimienta negra molida.
- Harina para emborrizar.
- Aceite de oliva para freír.
- Sal.

Para hacer el caldo:

- Puerro 1 grande.
- Cebolla ½.
- Ajos varios dientes.
- Laurel 2 hojas.
- Pimienta en grano.
- Caldo de carne en pastillas 2.

Para hacer la salsa:

- Puerro ½.
- Zanahoria 1.
- Ajos 2 dientes.
- Oporto tinto 1 copa.
- Harina 1 cda. sopera.
- Caldo de la cocción 300 ml. (espesar al gusto)

Elaboración:

 




Batir los huevos en un bol y añadir la carne, el pan rallado, el ajo y el perejil picados. Salpimentar. Mezclar bien.







Extender sobre la encimera, sobre una capa de harina, y formar un pañuelo del mismo grosor.

Colocar intercaladas las tiras de pechuga y las de jamón (tiras de un dedo). Girar la carne y hacerla rodar por la encimera. Hacer un rollo y presionarlo.




 





Pasarlo por aceite y dorarlo por todos lados.







 

  

Poner en la exprés convencional y cubrirlo con agua. Agregar la verdura, el laurel, la pimienta y las pastillas de caldo.

Cocer cuarenta minutos a partir del giro de la válvula.












Sacar a una bandeja con borde, poner un paño encima y prensar con algo de peso. (Tapé con una bandeja plana de horno y puse brick de leche y zumo, alrededor de 4 kilos). Dejar de un día para otro.






Ya está listo para cortar en rebanadas más o menos finas según vuestro gusto.

El caldo (colado) puede servirnos bien como sopa, tipo consomé, servido con un chorrito de Jerez seco y además como salsa para la carne.

Para hacer la salsa, colamos igualmente, y tostamos harina (sin aceite) en una sartén pequeña. Sofreímos puerro, ajo y zanahoria, trituramos y colamos. Añadimos el caldo y poco a poco la harina diluida previamente en algo de caldo para evitar grumos. Reducimos al punto deseado.


Sobre un lecho de huevo hilado es una buena opción, otra es poner la salsa regando el fiambre. Os enseño como queda en el primer caso.



domingo, 17 de enero de 2016

FLANES DE NARANJA



Estos días pasados recibimos en casa una caja con naranjas del Levante español y encontré una diferencia muy agradable con las que por aquí se comercializan. Tienen el punto exacto de dulzor y acidez que tanto cuesta encontrar. La naranja es mi fruta preferida, pero muchos años, y a pesar de que cambio el lugar de mi compra, me quedo con las ganas de llevarme a la boca alguna que me deje totalmente convencida. Otro aspecto que tengo en cuenta a la hora de valorar esta fruta es que no tenga excesivos huesos, que la piel no sea basta y en especial que sea jugosa, con éstas todos los requisitos están más que de sobra cumplidos. En fin ¿qué os voy a decir? que nos han dejado encantados, puedo alegrarme de disfrutar plenamente de una naranja de calidad.

Si queréis probar las naranjas valencianas y que os las traigan a casa podéis comprarlas aquí: http://www.mundonaranjas.es/

Y si utilizáis este cupón al hacer la compra os descontarán el 10% del importe: PEQUE10

He preparado alguna cosilla usándolas y comprobando que tanto al natural como en postres y salados dan muy buenos resultados.

Aquí os dejo una muestra y más adelante os dejaré otras con el deseo de que no os quedéis sin probar el sabor que aportan a cada plato.



 


Ingredientes:

- Naranjas 5-6.
- Huevos: 2 + 3 yemas.
- Azúcar blanquilla 200 g.
- Azúcar o caramelo líquido para acaramelar los moldes.
- Agua 125 ml.



Elaboración:

Precalentar el horno a 200 ⁰C.

 




Cubrir fondo y paredes de unos moldes elegidos con caramelo (hecho en casa o comprado).







Cocer el azúcar en el agua, removiendo la mezcla antes de calentar para ayudar a la disolución. Mantener a fuego medio, sin tocar el almíbar hasta que espese, justo antes de que tome color. Retirar, esperar un par de minutos y añadir el zumo de las naranjas. Incorporar los dos huevos y las tres yemas batidos, el almíbar poco a poco y sin parar de batir y colarlo todo. Volcar sobre los moldes.




 


Preparar una bandeja con bordes  para hacer un baño María. Poner en la bandeja agua caliente que cubra ⅓ de los moldes. Meter los flanes y cocer en el horno hasta que solidifiquen. Comprobar presionando levemente con un dedo la superficie de los flanes en la parte central y en cuanto haya resistencia apagar el horno y dejar unos minutos más dentro.





 





Sacar del horno y enfriar.








Desmoldar y servir.





jueves, 14 de enero de 2016

CHORICITOS A LA SIDRA







Al fin me diréis: ¡comida que se agarra al riñón! ¡déjate Alicia de verdurillas y de pescado, que eso no es comer! que sí, que sabemos lo saludables que son, pero también se hace necesario, ahora que empieza a apretar el frío (jejeje), una dosis de estas cosas "bien repartidas". Y yo, que suelo hacer caso a lo que me dicen me meto en comprar unos chorizos y en traeros un clásico de la cocina asturiana, a sabiendas de que cuando "estoy como por Asturias" me siento muy cómoda, casi como en mi casa. Mis saludos más cariñosos para mis compañeros y compañeras asturianos y mis disculpas por si la receta la he tuneado sin querer.

Disfrutad de estos choricitos con una receta sencilla ¡Ah! si podéis haceros con productos del Principado, mejor.


 



Ingredientes:

- Chorizos pequeños media curación.
- Sidra natural.






Elaboración:

Pincharlos varias veces con un tenedor.

Poner a fuego medio los chorizos cubiertos con la sidra. En cuanto hiervan bajar la llama y hacer hasta que se densifique el líquido, los volveremos un par de veces mientras dura la cocción para asegurarnos de que no se queman ni se agarran. Retiramos. 



Se pueden tomar calientes o fríos.





lunes, 11 de enero de 2016

CROQUETAS DE ESPINACAS, TRES QUESOS Y PASAS



De nuevo vuelvo con vosotros después de unas ajetreadas "vacaciones". En estos días espero que todo os haya ido fenomenal y que este año os dé lo mejor. Os mando mis mejores deseos. A mis querid@s compañer@s y seguidor@s un beso grande.

Intentaré que os agraden las recetas que os traigo en esta temporada, y que se conviertan en algo asequible, pero delicioso, a la altura de cualquiera que no quiera complicarse demasiado la vida.

Tenía ganas de subir esta receta de croquetas pues a mi parecer son extraordinarias. Merece la pena enfrascarse en ellas aunque requieren de paciencia. A punto he estado de titularlas croquetas de la paciencia, jajaja. Siempre os he dicho que yo la tengo "a espuertas" y eso me salva de algunas situaciones engorrosas de mi vida. La cocina la necesita.

Otra cualidad de ellas es que se prestan para fechas con toque festivo. Eso de llevar pasas es muy apropiado, casi chic diría yo. Esta idea de introducirlas en la masa me vino inspirado por las famosas espinacas a la catalana, plato muy rico sin duda, difícil es que haya alguien a quien no le gusten.

En las fiestas pasadas formaron parte de nuestro menú y fueron muy valoradas ¿Os animáis vosotros a probarlas? Algún otro plato más de nuestra Navidad os traeré en próximas entradas. 

Ingredientes:

-  Puerros 1.
- Espinacas frescas y limpias 150 g.
- Harina 1 taza de café.
- Leche 4 tazas de café.
- Ralladura de tres quesos 100 g.
- Pasas sultanas (sin hueso) un puñadito.
- Aceite de oliva 3 cdas.
- Mantequilla 1 cda.
- Sal y pimienta de Sichuan molida (opcional).

Para rebozar:

- Huevo batido.
- Leche.
- Pan rallado.
- Aceite abundante para freír.

Elaboración:

Sofreír el puerro limpio y troceado fino en tres cucharadas de aceite y una de mantequilla. Incorporar las pasas y después de rehogarlas las espinacas, reblandecer tres minutos.



 



Agregamos la harina y la leche. Sazonamos. Cocemos moviendo sin parar quince minutos,  hasta que la masa se desprenda fácilmente del fondo de la sartén (no deje rastros al moverla con la rasera). Poner por último el queso rallado e integrarlo. Retirar.

Volcar sobre una bandeja. Dejar enfriar.




Formar las croquetas (si se pegaran demasiado untaros las manos muy ligeramente con aceite de oliva suave, yo no lo he necesitado).

Rebozarlas primero en harina, luego en huevo batido y después en pan rallado.

Dejarlas enfriar en el frigorífico unas horas, cuantas más mejor.

Freírlas en aceite caliente, no humeante, y de pocas en pocas pues son frágiles y tienden a romperse. Si veis que echando cuatro se revientan, probad a poner dos (paciencia, es muy importante para obtener un buen resultado).



Lo mejor es tomarlas calientes, pero frías o templadas están también buenas. 

Mi consejo es que un segundo rebozado con huevo y pan rallado (sin harina, esta vez) hará que estén mejor protegidas de rotura.