¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

viernes, 28 de octubre de 2016

BOLITAS DE BONIATO Y COCO


 

Tal vez mañana os apetezca hacerlas y si no, pues ya habrá lugar. No me digáis que es difícil hacer esto, acepto que me digáis que os puede la pereza. Si sois de boniatos, y ya teniéndolos asados o cocidos, dejad apartado "uno" y probádlas, en un santiamén tendréis un dulce acorde a la fecha y muy resultón. Tampoco le pondré azúcar, un poquito de miel para que se una la mezcla, coco deshidratado, pelín de canela molida y ¡listas!

Prueba una y no quedará ninguna, jajaja.

Mando la receta urgente para Cáceres, espero que llegue, al menos antes que se terminen los boniatos, jajaja.

 

Ingredientes:

- Boniato, 1 mediano.
- Miel (la que tengáis en casa) 2 cdas. soperas.
- Coco rallado 3 cdas. soperas colmadas.
- Canela molida para emborrizar.
- Coco para emborrizar.





Elaboración:

Asa, cuece o pon al microondas el boniato como si se tratase de una patata.

Deja enfríar, retira la piel y chafa la pulpa con un tenedor.

Añade el coco y la miel y haz una mezcla uniforme y lisa.

Coge porciones de parecido tamaño y redondea formando bolitas.

Pasa las bolitas por coco y canela mezclados.






Mi reconocimiento:

Aquí no se termina la entrada de hoy. Os cuento que no esperaba lo que recibí estos días pasados, fue una sorpresa ¡me ha hecho tanta ilusión! creo que no lo imagináis. Ya no es el regalo en sí que es fabuloso, el regalo es ella, mi María Esther, sí, sí del blog Con gorrito y delantal, esa que estabais pensando.

Después de algunos avatares, llegué a tenerlo en mis manos. No tengo palabras para agradecerle este maravilloso presente. ¡Se me adelantaron los Reyes Magos! ...No sé qué he hecho para merecerlo.

Ya os lo dije un día, o dos, o tres, he encontrado por aquí personas muy especiales a las que no me ha hecho falta conocer directamente, ellas hacen que mi vida sea mejor.

Querida compañera y amiga me alegra enormemente haberte conocido, siempre sospeché que serías como eres ¡muy grande!


¡Mirad qué detallazo! Pintado por ella y enmarcado por ella. ¡¡María E. vales un potosí y muchos más!!


domingo, 23 de octubre de 2016

SOPA DE SETAS Y TRIGO

  
 

...Y parece que el otoño vino a quedarse ¡Ahora sí que nos apetecen platos calentitos! Para días lluviosos o nublados, o para cuando el estómago nos pida algo reconfortante, lo mejor, para mí, es una sopa sabrosa y con fundamento al más puro estilo otoñal, como ésta que os traigo hoy.

Añadir trigo ha sido un acierto total, ya que si no sois de mucho comer, serán suficientes ¡¡¡dos platos!!! para quedarse totalmente satisfecho. Podría ser plato único, siempre tiene sus ventajas.

Os dejo con ella a ver qué os parece.

Ingredientes:

- Setas cultivadas o cualquier seta que os apetezca 150 g.
- Cebolla morada pequeña 1.
- Ajos 2 dientes.
- Trigo 100 g.
- Laurel 1 hoja.
- Tomillo fresco una ramita.
- Agua o caldo de pollo, carne o verdura 1 litro.
- Pimienta recién molida.
- Sal.
- Opcional: crema fresca o leche evaporada.

Elaboración:

Sofreír la cebolla muy picada hasta ablandarla.

Añadir las setas  troceadas y el ajo picado. Rehogarlos.

Cubrir de agua o caldo. Poner el laurel y salpimentar. 




 




Cuando hierva agregar el trigo. Cocer hasta que el trigo esté en su punto, mejor al dente (seguir las instrucciones del fabricante).






Un momento antes de servir añadir la nata y algo de tomillo fresco picado.
  


  

Como no sé si os habéis quedado con hambre os propongo como segundo plato unas albóndigas de chocos deliciosas de Elisa, si queréis verlas, las encontraréis en el blog Que no te falte un perejil.


domingo, 16 de octubre de 2016

FALSO FLAN DE GUAYABAS Y LIMÓN




Sin huevo, sin leche y casi sin azúcar. El azúcar juega un papel importante pues nos ayuda a desmoldarlo. En el caso de que tengáis, o queráis, prescindir también de ella, para este paso os aconsejo untar los moldes con mantequilla o margarina, y en su caso, y si disponéis de él, spray desmoldador que se vende en tiendas especializadas de repostería. No sale caro ya que dura bastante.

Me diréis que no toca dulcerío, pero a petición de una amiga que tiene muchas ganas de reproducirlo me adelanto con otro "flan" (no hace tanto que vimos en el blog de Kim los flanes de queso) para que pueda tranquilamente disponer de la receta a su antojo. Las guayabas además tienen su tiempo.

No es un postre excesivamente dulce, dependerá del grado de maduración de la fruta, podéis probar un día sin azúcar, y si os ha parecido que falta, añadís en la próxima ocasión una cucharada o dos de ella, o bien un sustituto.


 

Ingredientes:

- Agua 2 vasos y medio (vasos de 250 ml.).
- Pulpa de guayabas 230 gr.
- Gelatina sabor limón 2 sobres.
- Caramelo líquido (al gusto).
- Guayabas para la decoración 1-2.




Elaboración:

Pela y tritura las guayabas. Cuela para quitar los huesos (que son duros). Reserva.

Prepara la gelatina en polvo siguiendo las indicaciones del paquete, pero pon al principio un vaso y medio de agua (para que la concentración quede, cuando solidifique, más firme). Cuando el agua hierva, retira y añade los dos sobres de gelatina y remueve bien hasta disolverlos completamente. Añade un vaso de agua fría más y la pulpa de las guayabas. Bate para integrar, con la batidora, aunque parezca que se ha cortado no hay problema, se amalgamará bien cuando se haya batido. No añadas azúcar.



Vuelca el preparado sobre moldes ligeramente caramelizados.



Deja una noche en la nevera y desmolda al día siguiente con cuidado. Decora con medias lunas de la fruta. Sirve frío.


   

El primer plato nos lo pone hoy Nuria Eme, del blog El cuaderno de recetas. Pollo con limón encurtido y aceitunas.




martes, 11 de octubre de 2016

MERIENDA CON CUKY




¡¡¡Hoy entrada súper especial: Tachín, tachín, tachín!!!

Lo primero agradeceros que estéis por aquí, compruebo que sois estupendos y que me muevo por buen sitio.

No sé cómo empezar a contar, pero lo haré sin muchos rodeos, me consta que siempre estáis ocupados y no quiero dilatarme demasiado.

Pues bien, empiezo diciéndoos que no hace muchos meses llamó a mi puerta un hombre bien trajeado que traía para mí una caja enormísima, con un lazo rosa precioso. ¡Menuda sorpresa! -me dije- No espero ningún paquete. Dudé en aceptar, pero cuando el visitante me dio señas de dónde procedía ya no pude decir que no.

Me lo quedé ¿Qué será? ¿Qué no será? ¿Lo abro? ¿No lo abro? ¡Pesa mucho! Pongo la oreja en la caja a ver si oigo algún ruido, la sacudo de izquierda a derecha, suavemente ¡eh! ¡Mira que si hubiera una bomba! ¡No me digáis que nunca habéis pensado en eso!

Más o menos comprobados los efectos primeros y sin tener mucha idea de qué contenía decidí abrirla.

Abrirla y caerme de espaldas fue todo uno.

¡¡¡Mirad lo que había dentro!!!


 













¿Queeeeeeeeeeeeé? 


Un tanto mareada de los zarandeos, aquella visitante inesperada, saltó de la caja muy hábilmente y se situó frente a mí como interpelándome: "Guau, guau, guau..." De paso, movía sin parar el rabito en ademán amigable. Y yo que sé mucho del idioma "perruno" (ya os cuento otro día cómo lo aprendí), traduje lo que decía. Aquella perrita (soriana ella, para más señas jjj.) venía de parte de Cuky a invitarme a una de las Meriendas. No había encontrado mejor transporte que aquel del que hizo uso ¡no venía a quedarse! ¡ni mucho menos! Se llamaba "Posturitas" y estaba estudiando para modelo profesional, jajaja, me hizo mucha gracia. Pensé de inmediato (obviamente vosotros también lo habríais pensado) que algún "rollito" tendría con el Chef, que sin duda tiene buen gusto. 

Acepté la invitación ¡por supuesto! Me apetecía mucho pasar una tarde con Kim y Cuky. Después de unos cuantos guaus más entendí que se marchaba y que por favor le abriese la puerta. Ni corta ni perezosa se colocó la caja sobre la cabeza y salió sin torcerse, toda erguida con paso firme. ¡Qué amigas tan estilosas se gasta Cuky!

Cuando llegó a la puerta se giró como se giran las estrellas del celuloide y lanzó por los aires un beso y una fotografía ¡con dedicatoria! ¡Qué monada! ¿No os parece que está hecha para eso?


Y al fin, después de algunas vicisitudes y tiempo, hemos podido reunirnos para merendar juntos.

Kim y Cuky suelen estar ocupados, son muy trabajadores.

Bueno, Cuky trabaja a su manera y ritmo. Eso mejor que nadie lo sabe Kim que es quien "lo sufre", pero lo que mejor hace el chef es ponerse las botas con cada postre preparado, lo que a todos nos consta, y es que a veces "como sin darse cuenta" se pone hasta la bandera ¡es glotoncillo! y eso no se puede remediar.

Me sentí muy feliz e ilusionada cuando me enteré que sería una invitada más a las Meriendas, prometía ser una tarde inolvidable, como ya lo habían hecho mis compañeras, y por cierto fenomenal, son un primor y excelentes reposteras.

Me costó elegir el vestido que llevaría pues quería causar buena impresión, el blanco me pareció la mejor opción, es fresco y discreto. Pienso que a Cuky le debió gustar, imaginaría un lienzo en donde podríamos, juntos, dejar plasmado "el sello" de nuestro encuentro, jajaja. Cuando salí de casa de Kim, pensé que lo colgaría impoluto en el armario, pero no, de vuelta a casa comprobé impresos los morritos de Cuky a modo de broche sofisticado. ¡Ni lo lavo!jajaja.


Para saber más, y cómo discurrió la tarde, tendréis que pasar por el blog de Kim: Cuky´s Cookies. Es un blog que no os podéis perder pues en él la repostería se convierte en algo fantástico.
Muchas gracias Kim, Cuky.


viernes, 7 de octubre de 2016

TORTA DE LA VIRGEN




Estos días pasados se celebraba en mi ciudad, Granada, la fiesta de nuestra patrona, la Virgen de las Angustias.


Con motivo de la fiesta y desde tiempos inmemoriales, se hacen las famosas tortas de la Virgen. Esos días, rara es la familia que no se lleva una para casa. Paralelamente a las pastelerías de renombre, se venden en muchos lugares y casi diría que cada horno tiene su particular receta, aunque haya una que es la tradicional por excelencia. La original siempre llevará cabello de ángel en su relleno. Las podréis encontrar con chocolate o con crema y algunas más atrevidas que incluyen algún relleno más sofisticado.

Es día grande para mi ciudad que se engalana de pies a cabeza y se prodigan los puestos callejeros que ofrecen los frutos de temporada, granadas, membrillos, acerolas, almencinas, azofaifas, nueces, avellanas… acudiendo a la cita miles de personas devotas, que llegan de distintos lugares de toda la provincia a acompañar por plazas y calles el desfile procesional.

Si alguna vez decidís acercaros a mi bella ciudad recordad que el último domingo de septiembre coincidiréis con ella.

Mi marido es muy de tradiciones, yo sin embargo soy más despegada, pero he de reconocer que no me gusta olvidar, así es que este año no he querido que prescindamos de la torta (que hace, al menos dos años, no comemos) y me he aventurado a hacerla en casa, sin más recetas, ideas o sugerencias. ¿Mi opinión del resultado? bastante aceptable, si preguntáis por aquí os dirán: ¡¡¡buenísima!!!

Ingredientes:

- Harina panificable 300 g (de la cual 125 g. es harina de fuerza y 175 es normal de trigo).
- Levadura seca 1 sobre.
- Agua tibia mineral 100 ml.
- Aceite de oliva 100 ml. (preferible a manteca).
- Azúcar una pizca.
- Sal una pizca.
- Huevo para pincelar.
- Azúcar para espolvorear.
- Canela molida (optativo, iría mezclada en el relleno).
- Matalahúva.
- Cabello de ángel (al gusto).

Elaboración:

En un bol mezclaremos las harinas revolviendo para que queden bien integradas.

Abrimos un agujero central y en él ponemos la levadura, el agua templada, el aceite (frito, frío y en el cual hemos tostado ligeramente un cucharada de matalahúva), la sal y el azúcar.

Unimos  para  amalgamar los ingredientes. Enharinamos ligeramente la encimera y pasamos a amasarla durante diez, doce minutos, plegando sobre sí misma y desplegándola.

Boleamos (hacemos una bola con la masa) y dejamos que leve durante una hora en un bol aceitado, tapando con un paño limpio. En este tiempo me basta con meterla dentro del microondas, alejada de corrientes y protegida (no abrirlo hasta pasada la hora).



Encender el horno a 200 ⁰C.

Dividir la masa en dos  partes, una un poco mayor para la base. Extender y formar óvalos con cada una.


En la base (la traslado a la placa de horno bien enharinada o mejor sobre papel de horno) repartir el cabello, dejando los bordes sin cubrir. Tapar con la otra parte (recoger con el rodillo, ya extendida) y hacer un repulgue o cordón en los bordes.

No queda más que batir el huevo, pincelar y repartir azúcar generosamente por encima.




Al horno hasta que quede doradita ¿veinticinco, treinta, treinta y cinco minutos? Orear después de horneada.


¡Y a disfrutarla amigos!





lunes, 3 de octubre de 2016

ZARZUELA


 

Que no, que no os traigo nada de género lírico, que aún medio mantengo la cabeza sobre los hombros, pero no os extrañe que el día menos pensado me arranque por bulerías... jjjj.

¿Que qué es una zarzuela gastronómicamente hablando? pues una zarzuela es un estofado que combina pescados y mariscos, hoy éstos al capricho de quien la cocina. En su origen se hacía con productos autóctonos, recién pescados en las costas mediterráneas. No teniendo en cuenta qué tipo de ingrediente se pondría, se hacía con lo que se había capturado ese día. Para espesar la salsa se añadía al final de su elaboración una picada en la que se incluían frutos secos como almendras o avellanas. Bien cocinada, con esa paciencia especial y mimo que nos gastamos quienes somos entusiastas de los fogones y al sonido del chup, chup conseguiréis un plato de esos llamados magníficos, sublimes.

Y ahora, me diréis ¿cuál era esa sorpresa que nos tenías reservada para el martes, si hoy lunes dijiste que no publicarías? Lo siento muchísimo, amigos-as,  las cosas no han salido como esperábamos.  Será entonces el martes, día once, cuando llegue lo que os anuncié, bueno... si alguien me falta no lo tendré en cuenta ¿cómo qué no? ¿os lo vais a perder?

Ingredientes:

- Rape 800 g.
- Langostinos 6-8.
- Mejillones 6-8.
- Ajos 2.
- Cebolla ½.
- Pimiento rojo, verde, amarillo (un trocito de cada, o cualquiera de ellos).
- Tomate frito 100 ml.
- Azafrán unas hebras.
- Tomillo fresco unas ramas.
- Perejil (optativo).
- Aceite de oliva 6 cdas.
- Sal.


Elaboración:

Lava y limpia los mejillones y langostinos. Cuece con agua suficiente para que los cubra, luego cuela el caldo de la cocción y reserva ambas cosas.

En cazuela de barro pon el aceite y sofríe los ajos en rodajas. Sin que lleguen a tomar color añade la cebolla muy picada. Ya reblandecida añade también picados los pimientos, pica encima las hojitas del tomillo.  Rehoga dos, tres minutos a fuego medio y coloca el rape, cortado en rodajas de un dedo aprox. de grosor. Sazona incluyendo el azafrán y cubre con el tomate frito.


 


Vuelca el caldo de la cocción de los mejillones y los langostinos. Deja cocer a fuego bajo diez minutos, moviendo la cazuela de izquierda a derecha para engrosar la salsa (de quedarse algo seca añade algo de agua, poca, ten en cuenta que es una salsa) y en los últimos tres minutos incorpora los mariscos y perejil. Sirve caliente.




  

De Silvia Tc, del blog Chup, Chup, Chup, este rico quesito que bien nos puede servir para tomar un aperitivo dulce-salado.