¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

sábado, 28 de enero de 2017

ALCACHOFAS A LA MONTILLANA




No hace mucho tiempo que las comí con mi marido y mis amigos en una de esas escapadas, casi improvisada que alguna vez hemos hecho juntos, tal vez menos de las que me gustarían. Esos días, como he dicho pocos, son para mi algo especial. Ya no es en sí el viaje, ni tan siquiera lo que nos atrae para visitar ese sitio: son ellos, que me cargan de energía, que me hacen creer que merece la pena vivir. Como es habitual en estos encuentros reímos, lloramos, disentimos, admiramos, compartimos y a veces hasta pasamos miedo, jajaja. Me estoy poniendo demasiado profunda y pienso que no es momento para cansaros con mis historias, por eso me voy ya a la receta que es facilita, como las que os gustan a vosotros y que por descontado nos va a venir de escándalo para depurar un poquito los excesos navideños.

Esta receta os la traigo en recuerdo de ese día pues además no la había subido aún y merece la pena por muchos motivos que me quede en la memoria.



Ingredientes:

- Alcachofas frescas 9.
- Jamón serrano 200 g.
- Cebolla ½.
- Harina 1 cda. rasa.
- Vino Montilla 1 vaso.
- Agua de cocción 250 ml.
- Perejil.
- Aceite de oliva.
- Sal.



Elaboración:

Limpia las alcachofas de las hojas externas duras y recorta las puntas, lávalas bajo el grifo e introdúcelas enseguida en agua con un manojo de perejil. Como nos gustan mucho los tallos, especialmente a mi marido, los pongo también y no los desecho, hay que quitarles entonces la piel exterior más dura. Cuece en agua con algo de sal hasta que estén tiernas pero enteras (quince minutos aprox.) y ponlas a escurrir. Reserva parte del caldo de cocción.

Sofríe en cinco cucharadas de aceite la cebolla muy picada, medio pochada incorpora el jamón en daditos y rehoga un par de minutos, a continuación echa la harina y cocínala un momento moviendo para que no se agarre. Añade el vino y el agua de cocción, diluye la harina para que no queden grumos.



 




Incorpora las alcachofas y deja cocer el conjunto hasta que haya espesado la salsa que debe quedar a media densidad, suave y brillante.






Sirve con perejil picado por encima. 


  

miércoles, 25 de enero de 2017

CEBOLLITAS GLASEADAS CON FOIE DE OCA





¿Habéis glaseado alguna vez cebollitas? Os cuento una manera de hacerlo poco ortodoxa pero que a mí me resulta fácil, económica y rica.

En lugar de asarlas al horno que salen por un pico, dados los precios de la luz que tenemos que soportar a nuestro pesar, las hacemos en el microondas. No tienen nada que envidiar a las horneadas.

Os dejo otro de los aperitivos de nuestras fiestas.

Ingredientes:

- Cebollitas de parecido tamaño.
- Agua para cubrirlas.
- Mantequilla.
- Azúcar.
- Sal.
- Foie de oca.

Elaboración:

Limpia las cebollitas de pieles y retira, sin profundizar demasiado, los extremos duros.

Colócalas en un recipiente apto para microondas de un tamaño en donde no bailen y no se agolpen.

Cubre de agua. Añade por cada diez cebollitas una cda. de mantequilla, media de azúcar y una pizca de sal. Cubre el recipiente con su tapa apta igualmente para microondas.

Introduce al microondas y a máxima temperatura cuece seis minutos. Gíralas de posición y vuelve a darles seis minutos más. Con este tiempo deben estar en su punto. Comprueba atravesándolas con una aguja fina.


Solo queda saltearlas en una sartén al fuego sobre un fondo de mantequilla un momento antes de servir, hasta dorar ligeramente. Acompaña las cebollitas con una lámina de foie. Sirve enseguida.



domingo, 22 de enero de 2017

SALMOREJO DE REMOLACHA




Después de algunos días que publicaba esta receta en Instagram, hoy os la traigo sin más demora. Este salmorejo lo tomamos en casa en Nochevieja.

¡A ver que os parece mi salmorejo de remolacha! A petición de mi amiga Teresa le paso la receta con mucho gusto.

Ingredientes:

- Remolacha cocida 2, medianas,
- Tomates 2, grandes.
- Ajos, 1 mediano, sin el germen.
- Aceite de oliva 60 ml.
- Vinagre de Jerez 20 ml.
- Sal.
- Avellanas tostadas para servir.
- Cebollino para servir.

Elaboración:

Pela la remolacha y los tomates. Pásalos a la batidora troceados junto con el ajo y aliña con la sal, el aceite y el vinagre.

Tritura y cuela. Comprueba la sazón.

Sirve en cuencos individuales adornando con las avellanas peladas y unas ramitas de cebollino. Deja caer por encima un hilo de aceite de oliva y sirve mejor fresco.





Y para el postre, en Nochebuena, preparé este tronco navideño, si os apetece la receta, os la paso otro día.




jueves, 19 de enero de 2017

CROQUETAS DE GALLINA TRUFADAS

 


Me gustan las croquetas, y creo que a casi todo el mundo. Me encanta experimentar con ellas y encontrarme con verdaderas maravillas gastronómicas.

No me quejo, hasta el momento, de haber fracasado al introducir algún ingrediente, llamémosle extraño. Al menos al día de hoy, que recuerde, no os he traído ninguna especialmente rara, o eso me pienso, jajaja. Las tengo en gran estima, por eso pensé que se merecían una sección aparte ¡ojo, que no están todas, que vengo con más! ¡¡¡Amenaza!!!

Me gustaría que conocierais gran parte de ellas pues así tendréis la oportunidad de encontrar vuestras favoritas. Os aseguro que sin despistaros de la receta os saldrán de lujo.

Éstas en particular son muy apropiadas para un día festivo.

Como veréis introduzco manzana, que en este caso era la que tenía en casa, cualquiera os valdrá (siempre dulce) que sirva para suavizar la carne de gallina que como sabéis es más sequilla.

Son un regalo para el paladar. Esta es mi contribución al Día Internacional de la Croqueta.

Ingredientes:
 
- Pechuga de gallina 250 g.
- Trufas 2.
- Manzana Ambrosía 1.
- Cebolla 1, mediana.
- Harina de repostería 250 g.
- Leche 380 ml.
- Caldo de gallina 380 ml.
- Mantequilla 1 cda. sopera.
- Pimienta negra molida.
- Rebozado común: harina, huevo y pan rallado.
- Aceite de oliva.
- Sal.

Elaboración:

Prepara un caldo con un cuarto de gallina y verduras (zanahoria, puerro, apio, ajo, cebolla y laurel). Sala y cuece hasta que esté tierna la carne.

Ya cocida y templada saca la gallina y trocéala no muy grande. Reserva, incluido el caldo de la cocción.

Sofríe en aceite (medio vasito) la cebolla cortada menuda y a continuación añade la manzana limpia (sin piel ni semillas) y troceada en dados más bien pequeños. Salpimenta ligeramente. Rehoga y agrega la carne, la harina, la leche y el caldo.

Añade la mantequilla y las trufas ralladas. Comprueba la sazón.



Cuece sin parar de mover veinte minutos a fuego medio. Debe desprenderse fácil del fondo de la sartén.

Vuelca sobre una bandeja y deja enfriar.

Forma las croquetas y pásalas por su rebozado en este orden: harina, huevo batido y pan rallado.


  

Fríelas en abundante aceite caliente y a fuego medio de pocas en pocas (muy importante). Ponlas sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite, y sirve calentitas.




domingo, 15 de enero de 2017

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE SECRETO IBÉRICO





Estos pimientos, junto con otros aperitivos, los he cocinado esta Navidad pasada en uno de nuestros encuentros familiares. Como me han pedido que muestre algunas de las cosas que he puesto, no he tenido inconveniente en hacerlo, pero como no tenía intención de publicarlos no tengo las fotos del paso a paso. Voy a intentar suplirlo con una explicación detallada para que no se os escape nada ¡lo bueno es que sí tengo fotos de los emplatados! . Así que aquí tenéis uno de ellos. Realmente deliciosos.

Ingredientes:

- Pimientos del piquillo de Lodosa, 1 tarro.
- Secreto ibérico 250 g.
- Puerro grande, 1.
- Pimientos verde, amarillo y rojo (un trozo de cada uno).
- Boniato mediano, 1.
- Curry de Madrás 1 cdta.
- Bovril 1 cda, sopera.
- Jerez dulce 1 vasito.
- Aceite de oliva 4 cdas.
- Pimienta blanca molida
- Maizena, 1 cda rasa (si se necesita).
- Sal.

Elaboración:

Dora las piezas de carne salpimentadas. Ya doradas agrega el puerro (parte blanca), los pimientos y el boniato cortados en brunoise (dados pequeños más o menos del mismo tamaño), sofríe a media llama. Añade el vino y deja evaporar un par de minutos. Cubre con doscientos cincuenta mililitros de agua caliente y pon el curry y el concentrado de carne. Cuece hasta que el secreto esté tierno, de no estarlo y haber quedado seco añade algo más de agua, luego deja reducir al punto de salsa.

Retira la carne y deja entibiar. Pícala menuda y pásala a un bol añadiendo parte de la salsa para darle jugosidad a la farsa. Reserva el resto de la salsa y si la prefieres más fina la trituras.

Rellena los pimientos. A la hora de servir calienta los pimientos en el microondas, la salsa la calientas en un cacito en la hornilla, si ha quedado poco consistente añade la Maizena previamente disuelta en un poco de agua fría, la remueves hasta que adquiera su punto. Salsea los pimientos ligeramente y acompáñalos con la salsera para que cada uno se sirva más si gusta.



domingo, 8 de enero de 2017

TRENZA BRIOCHE



Aquí me tenéis de nuevo después de unas fiestas un tanto prolongadas. En esta próxima etapa volveremos a estar juntos disfrutando de la cocina, en la que nos aguardan, seguro, cosas diferentes, atractivas y asequibles para cualquier cocinillas. Espero que estas vacaciones os hayan servido para reponer fuerzas en todos los sentidos. Vuelvo contenta de estar con vosotros y os doy miles de gracias.
¡Feliz año amigos!

Esta era una asignatura pendiente para mí, pero me he dicho que había llegado el momento de darle una oportunidad a mi nuevo horno y me he tirado en "barrena", sin pensarlo mucho, sin miedos, haciendo honor a esa valentía que caracteriza a blogueros que nunca tuvieron consigo una mano experta que los guiara, y que con mucha, o poca información (en ocasiones no muy fiable), pusieron sus cinco sentidos en unas líneas escritas, a veces claras y otras no tanto, y que se aventuraron a poner en práctica ¡en un solo intento! una de las muchas recetas que nos parecían imposibles . Empiezo dedicando la entrada de hoy a mis compañeros-as porque ellos me ayudan a crecer y a creer que se puede salir airosa.

Después de informarme por distintos lados, opté por esta receta de C. Bretherton.

Ingredientes:

- Harina 450 g y un poco más para enharinar la encimera.
- Levadura seca 2 cdtas.
- Leche templada 125 ml.
- Huevo XL, 1.
- Azúcar 75 g.
- Sal fina ½ cdta.
- Mantequilla fundida 75 g.
- Aceite de girasol.
- Huevo batido para pincelar, 1.

Elaboración:

Templa la leche (no caliente) pon la levadura y remueve hasta que se disuelva. Añadimos el huevo entero y batimos.

Mezclamos los ingredientes secos, haciendo un hueco central donde echaremos la mezcla de levadura.  Agregamos la mantequilla, después poco a poco iremos incorporando la harina hasta conseguir una masa homogénea.



Una vez integrados los ingredientes pasamos la masa a la encimera enharinada y amasamos durante diez minutos. Boleamos (hacer una bola con la masa) y ponemos en un cuenco untado con aceite. Cubrimos el cuenco con papel film y dejamos que la masa leve (crezca, aumente de volumen) alrededor de 2 h, 2 h y ½, es imprescindible que la masa esté resguardada de corrientes de aire y en lugar cálido.

Pasamos nuevamente la masa a la encimera enharinada y presionamos con el puño para desgasificar. Cortamos tres porciones  de igual peso, que haremos rodar con la mano para formar rollos gruesos de quince centímetros de largo.

Uniremos los tres por un extremo, haciendo presión y doblando por la parte de abajo. Formamos una trenza que no esté demasiado apretada. Al terminarla uniremos por abajo doblando y presionando nuevamente.



La trasladamos a la bandeja de horno poniendo en la base papel sulfurizado. Cubrimos con film untado de aceite de girasol y además con un paño. Volvemos a dejar reposar (dice Bretherton que ahora no crece, pero sí lo hará en el horneado) 2 h.

El horno lo pondremos a 190 ⁰C para que vaya calentándose.


 



Pincelamos la superficie de la trenza con huevo batido y horneamos de 25 a 30 minutos. Si las uniones no se hubieran cocido bien, cubriremos con papel de aluminio y le damos cinco minutos más.






Me gusta como ha salido, lo repetiré sin duda.