¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


sábado, 10 de octubre de 2015

ARROZ PILAF CON POLLO Y ESPECIAS WOK






Este nombre os tiene que sonar. No es un plato desconocido en cocina.

Según la Wikipedia se hace en muchos lugares del mundo, tal vez la corriente surgiera en la India. El nombre se refiere a una preparación de arroz con carne y verdura, en la que lo más característico es el picante que se le añade como sazón.

A no todos les gusta el picante, y a otros puede que sí, pero que no les convenga tomarlo. Si os agrada este pilaf, podéis quitarle el picante, que no vamos a ser tan "prusianos" de quedarnos sin probarlo por ese tema.

Dicen, me cuentan, que el nombre de este arroz nació a raíz de un suceso (llamésmole así) acontecido en el seno de un hogar de lo más corriente. Felipe había perdido esa mañana la dentadura postiza. No la encontró hasta diez días y medio después, enterrada en el huerto con algunos huesos del perro, pero eso es otra historia. Pilar, es su mujer, una persona "chistosa y chinchona" que aprovecha cualquier situación para echar unas risas extras. Era el momento indicado y a voces, desde la cocina, le preguntó a su marido a sabiendas:
-¡Felipe! ¿Qué pongo hoy de comer? - Felipe, un poco molesto por la pregunta y consciente de que era domingo y siempre tocaba arroz, le gritó desde el jardín- :
- ¡Adozz Pilaf!
- ¿Qué dices Felipe?
- ¡Adozz Pilaf! - gritó repitiendo el buen hombre, más enfadado aún-.
- ¡No te oigo!
- ¡ADOZZ PILAF! - en un esfuerzo sobretitánico, en el cual no sabía como colocar la lengua y los labios, pudo al fin exhalar- : ¡ADROZ PILAF! ¡ARROZ.... PILAF! ¡¡¡me ca... en tó lo que se menea!!!
Para entonces ya tenía a los vecinos asomados a las ventanas y uno de ellos se atrevió a preguntarle entre risas:
- ¿Qué comes hoy Felipe? Aún no me he enterado.
Pilar se descompone, con los ojillos arrasados en lágrimas, medio escondida detrás de la puerta (sic).

¡Buen sábado chic@s! ¡Muchas felicidades a mi sobrinito Miguel!


Ingredientes para 3-4 personas:

- Pollo, media pechuga + muslo y sobremuslo.
- Arroz basmati 3 tacitas.
- Caldo de pollo 6 tacitas y ½.
- Cebolla roja pequeña 1.
- Ajos 3 dientes.
- Pimiento rojo de asar 1 pequeño.
- Lemon grass (botecito de especias de wok chino que compro en Lidl) 1 cdta.
- Guindilla en escamas (botecito de especias de wok chino que compro en Lidl) ½ cdta.
- Ralladura de ½ limón.
- Aceite de oliva 6 cdas.
- Tomillo fresco un par de ramitas.
- Laurel dos hojas pequeñas.
- Azafrán en hebras 4-5.
- Pimienta blanca molida 1 pizca.
- Sal.
- Aceitunas negras sin hueso 10-12.

Elaboración:
 




En una cacerola con tres cucharadas de aceite blanqueamos el pollo, troceado en dados de bocado (sin huesos). Salpimentamos ligeramente. Retiramos a un plato.





 




En esa misma cacerola ponemos el resto del aceite y pochamos la cebolla bien picadita y el pimiento, no muy grande. Añadimos los ajos también picados. Sofreímos.










Mientras, tostamos moviéndolo dos minutos, el azafrán en el fondo de un cazo (sin aceite), y echamos enseguida el caldo de pollo, las ramitas de tomillo y el laurel. Hervimos y dejamos infusionar tapado cinco minutos.





 



Incorporamos el arroz al sofrito, el lemon grass y las escamas de guindilla. Impregnamos bien del aceite y mezclamos los ingredientes, sofriendo unos minutos más a fuego medio. Todo el tiempo cocinamos a esta temperatura.






Volvemos a calentar el caldo, sacando el tomillo y el laurel. Cuando esté hirviendo lo volcamos sobre el arroz, añadiendo la ralladura de limón. Removemos bien y dejamos que cueza, a medio fuego, doce minutos, ya sin tocarlo.


Damos un reposo de tres minutos, tapando la cacerola, destapamos y servimos caliente decorando con aceitunas negras cortadas en medias lunas.



20 comentarios:

  1. Merhabalar, pilavınız çok lezzetli ve harika görünüyor. Ellerinize sağlık.

    Saygılar.

    ResponderEliminar
  2. Una bonita historia la que describes para dar nombre al plato.
    Es suculento y sabroso con sus especies, creo que me animare a probarlo
    Siempre nos traes unas deliciosas recetas.
    Feliz finde

    ResponderEliminar
  3. No conocía esa historía jeje no sabía de donde venia jeje, me ha gustado leerla, el plato tiene que estar muy bueno y con el toque de las especies del wokk mmm nunca las he probado pero estoy convencida que dan un toque y aroma de 10 besitos

    ResponderEliminar
  4. Pero que arte tienes, Alicia, contando historias, no sé si será el origen o no de este plato, lo que si te puedo decir es que me meo toa con la guas de Pilar, ¡desde luego no tiene desperdicio!, ja, ja, ja...
    El arroz Pilaf, me encanta, en casa lo preparo ahora en otoño con granada, está riquísimo y le da una nota de color fantástica.
    Besos, que pases un feliz finde del "Pilaf".

    ResponderEliminar
  5. Para mí el picante en poca cantidad, pero lo demás lo veo perfecto, me gustan todos los ingredientes y el arroz debe quedar riquísimo. La historia que lo acompaña, realidad o leyenda, me ha encantado.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Los ingredientes me gustan y un poquito de picante también, así que el arroz riquísimo.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  7. Qué sabroso!! Me encanta. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  8. Muy divertida la historia que nos cuentas. Yo lo probare sin picante, no puedo con el. Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. Después de la historieta que nos has contado, tan graciosa, te diré que a mi este arroz me va a gustar mucho. El picante me gusta. no que pique mucho, pero no me desagrada, y lo demás que lleva, este arroz debe estar muy muy rico.
    Me lo quedo desde ya.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Pues yo he disfrutado de verdad leyendo la historia e igualmente con el arroz que tiene una pinta de verdadero lujo. Una rica combinación para disfrutar , sin duda!! Un beso guapísima y pásalo lo mejor que puedas este fin de semana largo!!!

    ResponderEliminar
  11. Jajajjaa!! cuanto me he reido :D Eres tan graciosa como buena cocinera, vales para todo!! Un besote grande

    ResponderEliminar
  12. Ja, ja, ja, ¡¡ADROZ PILAF!! ¡¡Qué bueno!! Pues oye, salió un arroz con pollo y especias fantástico. Yo soy de las que le quita el picante, pero seguro que está igual de rico. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Ay, Alicia, qué disa con el addoz Pilaff jajajaj ¿te lo has inventado o es veddad..? mira que yo me lo creo todo!
    Bueno, a lo que vamos...¡¡que me gusta mucho tu receta!! habbá que ponefla en pláctica!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Jajajajajajajajajajjajajajajaja que llevo aquí un rato riéndome sola jajajajaja Sí, hija, que cuanto más tontuna es la cosa más gracia me hace jajajaja Lo que no es ninguna tontería es tu receta que con Felipe o sin él yo me lo comía más feliz que una perdiz. Un besazo!

    ResponderEliminar
  15. Me habíais pedido más de lo mismo y yo encantada de contaros el porqué de llamarse pilaf, todo fruto de mi imaginación para haceros pasar un rato divertido. Me parece que lo he conseguido, jajaja. Muchas gracias a todas y muchas también por compartir la receta. Besos grandes.

    ResponderEliminar
  16. Ahy que risa Alicia, mira que cuando leí el título hasta me sonaba, pero leyendo la historia ya empiezo a dudar que la viera antes, lo que si es verdad es que el arroz esta riquísimo y con especias me tiene que gustar.
    Un besito enorme y feliz finde.

    ResponderEliminar
  17. Qué buena leyenda para reirse un poco, al fin y al cabo esa es la gracia de la vida, hay que reír si o si.
    Pero me quedo con el arroz Pilaf o Pilar picantito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. pero que arrocito mas rico nos has hecho!! jaja muy buena la historia jeje, comamos adozz jeje

    ResponderEliminar
  19. Jjjjaa la Pilaf tenía unas manos benditas!! Me encanta como te ha quedado y lo explicas genial, un beso Alicia!!!

    ResponderEliminar
  20. El origen del nombre del arroz me ha dejado pasmado jajajja vaya anécdota!! A mí el pique no me me mola demasiado, siempre pienso que quita sabor a los platos más que aportar, pero es mi modesta opinión, y como no soy purista ni nada parecido cuando veo una receta que me gusta pero que lleva pique pues no se lo pongo ;)

    Abrazos!!

    ResponderEliminar