¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

domingo, 27 de septiembre de 2015

VIEIRAS A LA GALLEGA





No es frecuente que cocinemos las vieiras, pero si alguna vez tenéis ese deseo me gustaría que contáseis con esta receta, como entrante os va a quedar muy bien. En el sur no se cocinan mucho, es la verdad, al menos a nivel familiar, tal vez por eso no se demandan demasiado, y por consiguiente no se aprecian.


Os animo a comprarlas, es una buena propuesta para fiestas o navidad, o por simple capricho. Si os gustan las almejas y moluscos en general encontraréis, comparando, la fineza de las vieiras. Pero como siempre os digo no arriesguéis, probadlas antes del día "X".

No pongo en duda que recién pescadas tendrán un sabor inigualable, es algo que me pierdo, tampoco es frecuente encontrarlas en los mercados. Si no fuera porque se venden en grandes superficies,  congeladas y limpias (generalmente) no podríamos llevarlas a nuestra cocina y disfrutar de ellas.

Las valvas donde las emplato las guardo de una vez para otra, bien limpias. Las mimo.

Ingredientes:

- Vieiras descongeladas 3.
- Cebolla 1 grande.
- Ajos 2.
- Pimentón 1 cda.
- Jerez o similar 1 vasito.
- Tomate frito 2 cdas. por vieira.
- Perejil fresco.
- Pan rallado.
- Aceite de oliva.
- Sal.


Elaboración:






Descongelar las vieiras como se indica en el envase.






Picar menudos los ajos y la cebolla y sofreírlos en cuatro cucharadas de aceite. Cuando se hayan pochado ponemos el pimentón y rehogamos un minuto. Antes de que se arrebate echamos el vino y reducimos al punto de salsa espesita. Incorporamos el tomate y hacemos otro minuto, integrando. Retiramos con una espumadera a un plato, eliminando el aceite sobrante.



 




Asamos en una sartén las vieiras, con un poco del aceite del sofrito, por las dos caras, un par de minutos en total y a fuego alto.







 




Las pasamos a sus conchas sobre un lecho del sofrito. Esparcimos un pellizco de pan rallado, y perejil fresco picado.







Gratinamos en el horno hasta que se dore ligeramente el pan rallado.


Servimos calientes.


viernes, 25 de septiembre de 2015

ESTOFADO DE BERENJENAS




Es un plato muy agradecido y se agradece no sólo por lo bueno que está, pues como primer plato y alguna "cosilla" más que pongamos de segundo nos hemos montado un almuerzo en toda regla y de lo más sano. No sé si tenéis o no costumbre de hacer este guiso en vuestras casas, si no lo habéis hecho antes os animo a cocinarlo y a que lo incluyáis en el apartado de vuestros estofados vegetales. No os quedéis sin experimentar a qué sabe. Ya me contáis.

Ingredientes:

- Berenjenas 3.
- Patatas 3.
- Zanahorias 3.
- Cebollas 1.
- Ajos 3.
- Pimientos rojo, verde y amarillo, un cuarto de cada.
- Tomates 2.
- Cominos molidos 1 cdta.
- Caldo de carne o vegetal 1 litro.
- Aceite de oliva 150 ml.
- Sal un poquito.


Elaboración:




Sofreír los ajos picados en una cacerola, cuando estén doraditos añadir la cebolla en cuadros pequeños, después los pimientos igualmente cortados. Rehogar unos minutos.






Incorporar las berenjenas (peladas o no), las patatas en trozos parejos y las zanahorias en rodajas. Sazonar ligeramente e incorporar los cominos. Poner los tomates pelados y en dados.




 




Cubrir con el caldo y dejar que cuezan las verduras hasta que queden blandas (no deshechas).








Servir caliente. ¡Cómo me gusta este plato!


martes, 22 de septiembre de 2015

CREMA DE CALABAZA Y NUECES




Os traigo una crema muy especial. Ésta es otra alternativa rica y diferente para la calabaza que podéis disfrutar al mediodía, o a la noche.

Ya van apeteciendo platos calientes y las sopas y cremas ocupan un papel principal, tienen su protagonismo en nuestra mesa. La crema de calabaza se suele cocinar por este tiempo y a cada uno le gusta ponerle su toque particular. Con nueces es algo distinto, los sabores se entremezclan y se complementan muy bien. Me gustó el descubrimiento y la pongo de vez en cuando. ¿Queréis descubrirla vosotros también?

Es sencilla y muy saludable y si sustituís la nata por leche evaporada lo será todavía más. Os dejo con la receta. 
 
Ingredientes:

- Calabaza 600 g.
- Ajos 2 dientes.
- Cebolla ½.
- Nueces 12 (peladas o no) y algunas más para decorar.
- Caldo de carne o pollo 1 litro.
- Nata cocinar 1 brick pequeño.
- Perejil unas ramitas.
- Aceite de oliva.
- Sal.

Elaboración:

Ponemos en una cacerola seis cucharadas de aceite y sofreímos en él los ajos y la cebolla. Cuando la cebolla esté transparente añadimos las nueces y dejamos dorar unos minutos. Añadimos la calabaza troceada en dados y la sofreímos también unos minutos.



 




Cubrimos con el caldo. Quince minutos después retiramos y añadimos ¾ de la nata. Trituramos y si queremos que quede más fina pasamos por un colador.






Servimos trazando un corazón con el resto de la nata y decoramos con perejil fresco y unas nueces enteras encima.


sábado, 19 de septiembre de 2015

TOMATES RELLENOS DE SARDINAS PICANTONAS


 


Hay que aprovechar que aún los tomates saben bien y hartarse y hartarse de ellos preparándolos de todas las maneras posibles que conozcamos. Supe de esta receta gracias a Simone Ortega, ya os he dicho en alguna ocasión que mucha de mi cocina la aprendí de ella. No sólo me dediqué a ojear sus recetas, las puse en práctica, por eso os tengo que recomendar ésta, muy apetecible y por supuesto veraniega. Como siempre algo modifico. ¿Quién se me anima a probarlos?

Con agradecimiento a mis seguidores del bloc, de Facebook y de G+. Muchos saludos para ellos.



Ingredientes:

- Tomates de ensalada de mediano tamaño 3.
- Sardinas escabechadas, o en aceite, picantes 200 g.
- Pimiento verde de asar 1.
- Aceitunas rellenas de pimiento rojo.
- Lechuga.
- Aceite de oliva 3 cdas.
- Sal.



Para la vinagreta:

- Aceite de oliva 2 cdas. soperas.
- Vinagre blanco 1 cdta.
- Mostaza 1 cda. sopera.
- Hierbabuena picada.

Elaboración.



Lavar los tomates. Taladrar con la punta de un cuchillo por la zona del tallo retirando la parte dura, abrir lo suficiente para que después podamos introducir una cucharilla vaciadora y sacar las semillas.









Una vez vaciado el interior (no apurar demasiado) salamos por dentro cada uno y los ponemos boca abajo sobre un plato para que suelten el líquido (Simone aconseja tenerlos una hora).







Lavamos y cortamos en cuadraditos el pimiento verde, sofriendo a fuego bajo en el aceite y salamos. Escurrimos.

 




Chafamos las sardinas, sin el aceite, después de quitarles las escamas. Mezclamos con el pimiento.







Preparamos la vinagreta, que aunque yo os he dado una medida aproximada (suave), vosotros podéis aumentar o disminuir las proporciones según vuestro gusto. Emulsionamos el aceite, el vinagre y la mostaza, batiendo con la hierbabuena picadita. La mezclamos con las sardinas.


 





Rellenamos los tomates distribuyendo la farsa entre ellos.








Colocamos en una bandeja acompañados de lechuga y adornados con medias aceitunas y unas hojas de la hierbabuena. Los metemos al frigo y servimos fríos, al menos durante un par de horas.




miércoles, 16 de septiembre de 2015

CELOSÍA HOJALDRADA DE MANZANA




Como todos y cada uno de los días de su vida reciente, Ernestina, se levanta con el corazón agitado, piensa que esto no debe ser bueno para su salud, pero no se arranca a visitar al médico. Hace algunos años decidió "tirar por la calle de en medio" (apunto, que esto pudiera ser lo que la perturba y le mina su salud).

Cuando aún no hay luz en el cielo, suena una campana, y al sonar, su corazón se desboca como potrillo asustado. Bastaría sólo su latido para despertar a las dos novicias que comparten celda con ella.

Hace un año escaso que se decidió por la vida religiosa, pensó que no podía más y que abandonaba el mundo injusto y cruel en el que le había tocado vivir. Optó por refugiarse en un convento de clausura para terminar en él sus días, ya que le faltó el valor necesario para hacer otras cosas más concluyentes y drásticas. De fracaso en fracaso afectivo y sentimental y  pensando que estaba condenada a vivir el resto de su tiempo sola, se vio en la necesidad de buscar una solución que la hiciera, al menos, compartir su vida con algunos seres humanos, en teoría llenos a rebosar de virtudes, tales como el amor y la entrega. Era una buena idea. La alternativa de hacerse eremita no estaba en su proyecto. Ni tampoco la de rodearse de felinos o canes varios. Respetando gustos, que ella es muy respetuosa con todas las personas.

Hoy, Ernestina después de que ha medio calmado su órgano vital, se ha lanzado de la cama en picado, como un rayo, pisando el suelo de bronce, que así parece de lo bruñido que está, ha cogido su zapatilla, aturdida y con los ojos a medio abrir ha lanzado un grito despavorido que retumba por las cuatro esquinas de la habitación:

- ¿QUIÉN ES? -y después de unos segundos, desgañitada aún- ¿QUÉ SANTO QUE DEL CIELO SE DIGNA A LLAMAR A ESTA CASA DE ORACIÓN NO CONTESTA A MI PREGUNTA? ¡RESPONDA! ¡RESPONDA! ¡O ME LÍO, ME LÍO Y LA QUE NO RESPONDO SOY YO...! -observa que ya no tiene su zapatilla- ¿QUIÉN ME HA QUITADO EL TELÉFONO? ¡BANDIDOS! ¡HIJOS DE SATANÁS! -Acto seguido arremete con todo lo visible e invisible que está a su alcance-.

Al sonido de "racatrás" y  con la sospecha de que aquello estaba tomando visos de empeorar, se levantan "las novicias", la reducen y la maniatan como Dios les da a entender. Ella, piensa mientras dura la maniobra que a una de esas novicias habría que darle un repaso en el bigote, ahora lo aprecia que la tiene tan cerquita.

- ¡Como se ha dejado esta chica! con un afeitado quedaría tan maja -medita para sus adentros-.

Ernestina no se resiste ¿para qué? si siempre acaba lo mismo. Después, si la cosa va a más, la meten entre "celosías" hasta que se tranquiliza el ambiente. Os dije que es muy respetuosa, jajaja.

Ingredientes:

- Plancha de hojaldre 1 (Lidl).
- Manzanas 3 ó 700 g.
- Avellanas sin sal y sin tostar 40 g.
- Mantequilla 20 g.
- Jengibre fresco rallado 1 cdta.(optativo)
- Pimienta de Jamaica molida 1 cdta.(optativo)
- Azúcar 40 g +10 para espolvorear.
- Huevo batido para pincelar.
- Guindas (opcional).

Elaboración:

Fundimos la mantequilla y sofreímos un par de minutos las avellanas troceadas. A continuación ponemos las manzanas peladas y en dados no muy grandes. Dos minutos después añadimos el azúcar y las especias. Las dejamos hasta caramelizarlas, con cuidado de no hacerlas papilla. Dejamos que enfríe. Encendemos el horno a 200 ºC.


Abrimos la plancha de hojaldre sobre el papel de fábrica y la dividimos en dos partes iguales rectangulares. Una de las partes la doblamos sobre sí misma, sin apretarla y le trazamos con un cuchillo afilado líneas paralelas en sentido transversal de algo más de un dedo (aproximadamente), dejando un espacio sin cortar en los extremos.

En la parte sin doblar extendemos en medio y a lo largo la farsa de manzana. Trasladamos, ayudándonos del papel, la parte doblada y la abrimos con cuidado sobre ésta, desplegándola.








Ajustamos los bordes y sellamos apretando bien. Pincelamos con el huevo y esparcimos el azúcar.






 




Si queremos ponemos guindas, almendras laminadas, coco rallado, fruta escarchada...








Introducimos en el horno, con su papel, y esperamos que se dore, veinte-veinticinco minutos.






domingo, 13 de septiembre de 2015

PECHUGAS DE POLLO AL LIMÓN



He elegido esta receta porque he recordado que antes del verano me preguntaron por ella y había quedado en que la subiría. También es verdad que no sé si se refieren a ésta o es otra la que les interesa, lo mejor es que para no equivocarme hoy ponga una y deje para otra ocasión las demás.

Conjugar el sabor del pollo con el limón es un acierto, hay muchas recetas a cual mejor que combinan estos dos ingredientes, pero tal vez esta sea una de mis favoritas, no tardéis en ponerla en práctica, volará de la mesa como por arte de magia.

Como muchas de mis recetas la aprendí de leer por mil y un libros, todo mi agradecimiento para ellos.

¡Vamos a prepararnos hoy un sabrosísimo pollo! ¿Quién se anima?



Ingredientes:

- Pechugas de pollo (medias) limpias 2.
- Perejil fresco.
- Estragón seco.
- Harina (fritos y rebozados).
- Aceite de oliva.
- Zumo de limón y rodajas de limón.
- Pimienta negra molida.
- Pimentón dulce.
- Sal.



Elaboración:

 



Trocear en bisel las pechugas, dándoles un tamaño aproximado de tres-cuatro centímetros.

Sazonar los trozos con sal, pimienta recién molida y algo de pimentón. Enharinar.











Pasar por aceite caliente (no demasiado), tres minutos por cada lado. Quitar el exceso sobre papel de cocina.







Emplatar sobre rodajas de limón, esparciendo el estragón y el perejil picado por encima, regar con el zumo y servir enseguida.



jueves, 10 de septiembre de 2015

MOUSSAKA



¡¡¡Aquí estoy al fin!!! Me ha costado volver a publicar. Cuando te has amoldado a la rutina cuesta mucho romperla, además  tengo por ahí algunos temillas que aún no he resuelto, eso es lo que me ha pasado, no encontraba el momento. Hoy ya me he lanzado cuando han pasado dos meses justos desde la última receta. Espero y deseo que todos os encontréis fenomenal os mando muuuuuuuuuuuuuuuuchos besos a todos con cariño. Gracias por estar, es lo mejor para mí.

Casualmente hoy es el cumple de mi hermana, para ella deseo un feliz día con aquellos que la quieren ¡¡¡Feliz cumple!!!

Esta receta no la había publicado aún y el otro día que me disponía a hacerla, porque tenía unas berenjenas en el frigo y carne de cordero, me dije: ¿cómo que no la tengo en el blog con lo que me gusta este plato griego? y como se podía arreglar aquí os la voy a dejar a ver si os gusta también a vosotros.

Ingredientes:


- Berenjenas grandes 2. (700 g.)
- Carne picada de ternera y de cordero magra al 50% 600 g
- Cebollas 2.
- Tomate frito 350 ml.
- Vino tinto de buena calidad 1 vaso.
- Queso rallado.
- Bechamel 250 ml.
- Huevos 2.
- Orégano 2 cdas soperas.
- Aceite de oliva.
- Sal.




Elaboración:

 



Lavar y cortar las berenjenas, bien en rodajas de 1 cm. aprox. o bien en rectángulos medianos. No es necesario quitarles la piel. Ponerlas en un colador y rociarlas con sal gruesa. Dejarlas una hora y después lavarlas bien y secarlas.






En una sartén sofreímos con seis cucharadas de aceite las cebollas cortadas en juliana finita. Cuando estén pochadas incorporamos las carnes y les damos unas vueltas hasta que el cambio de color se haya vuelto uniforme. Sazonamos y si nos gusta ponemos algo de pimienta molida. Añadimos la salsa de tomate, el orégano y el vino tinto. Cocemos diez minutos o hasta que el vino se haya consumido.


Enharinamos las berenjenas y las vamos friendo en aceite caliente, las dejamos sobre papel de cocina y las vamos reservando.

Ya fritas iremos poniendo capas de berenjena y capas de la salsa intercaladas, empezamos con berenjenas y acabamos con berenjenas. Entre capa y capa distribuir queso.


Preparamos una bechamel con doscientos cincuenta mililitros de leche, sal y dos cucharadas soperas de Maizena. Antes de poner al fuego hay que diluir muy bien la harina de maíz. Cocemos moviendo hasta que espese uniformemente.

Retiramos la bechamel y le incorporamos los dos huevos algo batidos moviendo rápidamente para que no cuajen y se integren bien.


 




Cubrimos por encima, volvemos a poner más queso y metemos en el horno a temperatura media hasta que quede bien dorada la superficie.







Servimos.