¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


miércoles, 28 de octubre de 2015

GALLO AL VINO O COQ AU VIN





Me gusta la cocina francesa y conste que muchas otras también. El gallo al vino es un plato tradicional francés muy conocido. No, no penséis que voy a cocinar gallo, pues es difícil de encontrar. Durante años he tratado de encontrarlo para hacer este estofado y ser más rigurosa con la receta. ¿Andará el gallo en la frontera entre España y Francia sin saber dónde poner el huevo, para que luego nos liemos y no sepamos dónde enterrar a los supervivientes del accidente aéreo?  :)  Tal vez no he insistido demasiado. No me quedaba con la gana de probar y decidí al fin usar en su lugar pollo, que a fin de cuentas para gallo iba el pobre, jajaja.

Se disputan el origen varias provincias francesas y no se aclara nadie. Cuentan que lo inventó uno de los cocineros de Julio César cuando éste conquistó la Galia para festejar la victoria, amén de otras historias. El caso, y lo que realmente nos interesa, es que es un plato que se caracteriza por llevar gallo y vino tinto (a veces, blanco). De lujo si ponemos algunas setas.


Ingredientes:


- Pollo muslos y sobremuslos 3.
- Bacón 150 g.
- Champiñones 200 g.
- Vino tinto de buena calidad 250 ml.
- Caldo de carne 250 ml.
- Cebolla grande 1.
- Chalotas 2.
- Ajos 3.
- Tomate frito 1 cdta.
- Harina 2 cdas. rasas.
- Tomillo, laurel, apio y perejil frescos.
- Aceite de oliva 4 cdas.
- Sal y pimienta negra recién molida.


Para acompañar: patatas al vapor, fritas o arroz hervido.

 




Y un toque glamouroso (¡ya lleva algo del gallo!), servirlo con crestas de gallo.







Elaboración:


 




Dorar el pollo salpimentado en el aceite. Retirarlo a un plato y reservarlo.







En ese mismo aceite sofreír la cebollas y las chalotas, junto con el bacón. Añadir después de cinco minutos y ya a fuego fuerte el champiñón, los ajos y el tomate, dejar hasta que se consuma el agua. Rociar con la harina y dar unas vueltas para cocinarla un poco. Agregar las hierbas.



 




Incorporar el vino y el caldo. Poner de nuevo el pollo, tapar y cocer media hora a fuego bajo. Controlar la salsa para que no se nos pegue. Retirar las hierbas.











Pasar ligeramente las crestas por una sartén, decorar con ellas.Tratarlas con mimo pues son frágiles.








Servir caliente con la guarnición que hayamos elegido.

Muchas gracias por vuestros comentarios, y a todos los que me seguís. Un abrazo grande.




25 comentarios:

  1. La receta maravillosa, por aquí donde vivo lo encontrarías sin problemas el gallo, pero las crestas jamás las ví cocinadas, tu has conseguido un plato delicioso con pollo y seguro con mucho sabor, que rico tiene que estar...Bess

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Alicia! ¡¡¡Qué rico!! Hace años que no lo como porque como bien dices es bastante complicado de encontrar. Siempre lo he comido en Portugal y cocinado por mis primas que son todas francesas, así ¿cómo va a decir uno que no? jajaja Pero tu apaño es más que digno de probar! Creo que de lo que has puesto las crestas son lo que más me chiflan, las compro a menudo y me pongo fina jajaja ¡Un platazo el tuyo, sí señora! Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Pues cuando has hablado de gallo, yo pensaba que era pescado, no pienso siquiera en un ave de corral, por la poca costumbre supongo. Lo de las crestas sí lo tengo más asumido, pues mi abuela me reservaba las de gallina cuando era pequeña como el mejor de los bocados. La preparación es muy completa de buenos ingredientes, así que esa carne con esa salsa debe quedar estupenda.

    bss

    ResponderEliminar
  4. Que rico se ve!
    Lo de las crestas si que lo sabía, dicen que están muy ricas... pero yo nunca las he probado.
    bss

    ResponderEliminar
  5. Que plato más rico...yo que vivo en una típica aldea gallega te diré que criamos gallos... Capones como los llamamos aquí. Lo que sí he de confesarte es que las crestas no las he probado nunca y tampoco se las he visto cocinar a ninguna de las mujeres de casa....tendré que preguntar! En resumen te ha quedado un plato de lujo digno de emperadores!! Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Ali, te digo lo mismo que mis compis gallegas, por aquí no habría problema en encontrar el gallo, casero y de buena calidad, lo que si se me haría raro sería ver las crestas en el plato. Bueno, gallo o pollo, la receta sigue siendo buena y la cocinera de lujo, así que no dudo lo rico que estará el plato con su deliciosa salsa. Besos,♥♥♥.

    ResponderEliminar
  7. Creo que nunca he comido gallo. Es más, ni siquiera me he planteado que se vendiera en carnicerías o supermercados y pensándolo bien es una carne más ¿no?

    Mientras le doy una vuelta más a si el gallo se come o no (que ya sé qué si pero suena raro) prefiero preparar tu receta con pollo que sé que nos gusta. Te ha quedado con muy buena pinta.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Alicia!! Uy, menos mal que has puesto pollo, es que me da una penita el pobre gallo, tan pomposo y "gallito" él cuando lo veo en algún corral. Si no como más carne creo que es porque me da un poco de lástima los animalitos. Lo del pollo se me quitó cuando visité una granja de pollos de una amiga mía, afortunadamente los vi ya muy gordos, que a penas podían moverse y me dije que donde mejor estaban es en el matadero, ja, ja, y por eso como tanto pollo. También me encanta el jamón serrano, y cuando veo un cerdito también se me van los ojos a esos ricos jamones que tienen y se me olvidan que son pobres animalitos. El cochinillo no, pobrecito. Una vez lo pusimos en navidad así entero, pequeñito (parecía un perrito), que nos dio tanta lástima que a penas si comimos. Ja, ja, en fin, quitando las crestas, que también me da lástima, tu coq au vin me ha gustado. ¡¡Viva el pollo, je, je!! Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Una receta muy rica por aqui tampoco esta el gallo jajaja , mejor lo prepararemos con pollo besitos

    ResponderEliminar
  10. Yo recuerdo que antiguamente mi abuela cocinaba las crestas de gallo, pero de eso hace mucho tiempo. Pero al gallo, yo tampoco le he visto por esto lares, jajaja!!. Con el pollo también está muy rico, solo con ver como te ha quedado me han entrado unas ganas enormes de hacer esta receta tan buena.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hoy en día, es difícil encontrar un buen gallo. Recuerdo que mi abuelo criaba gallos para comer en navidad. Todavía tengo una foto con uno que pesó 5,5 kg., figúrate...
    A falta de gallo, bueno es el pollo, con este guiso que has preparado, seguro que quedó super bueno. Las cresta hace muuuuchos años que no las pruebo y me encantaban, al igual que las patas.
    Muy buena receta Alicia.
    Besitos y feliz castañada.

    ResponderEliminar
  12. A mi ya me parece bueno con pollo, es una receta que no he probado, las crestas de gallo de Cascajares si y como todos sus productos, muy ricas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. no sabía que vendieran y se comieran las crestas de gallo,curioso para mi, la receta deliciosa eso sí yo también me quedo con el pollo jeje,besitos

    ResponderEliminar
  14. El pollo tiene una pinta estupenda, el sabor tiene que ser muy rico, lo de las crestas de gallo ya me echa un poco para atras, la verdad es que no las he probado nunca, tampoco puedo decir que no me gustan, porque no se el sabor que tiene, tendría que probar primero, el plato en si, es muy bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Hola Alicia, Gracias por pasar por mi blog y me alegro que te haya gustado, con la receta que has traído me has hecho recordar que hace bastantes años que la hice, encontré el gallo, entonces era mas facil encontrarlos, sin necesidad de que fuera Navidad ni fechas señaladas, a ti te ha quedado de lujo niña se ve riquísimo, además el pollo tiene menos tiempo de cocción, el gallo es mas duro, las crestas no las he comido nunca, se que se comían mucho como aperitivo y se siguen haciendo pero nunca me he atrevido con ellas jjajaajaajja Veo que tienes un blog muy chulo y con muchas cosicas ricas, me quedo por aquí. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  16. Que receta más sabrosa, con gallo o pollo seguro que ambas son riquísimas, lo que si que me sorprende son las crestas que ni siquiera sabia que se cocinaban, pero tengo que decir que tienen muy buena pinta.
    Un besito preciosa y feliz semana.

    ResponderEliminar
  17. Por un momento pensé que se trataba de gallo y luego vi pollo, me extraño porque nunca vi que lo vendieran solo los vi en mi corral, veo que ha quedado un plato muy rico amiga!!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Pues no sé qué decirte , yo tampoco sé dónde andará el gallo pues nunca lo he visto en ningún super. Quizás esté muy feliz en su corral , rodeado de gallinas, jajajaja!! pero vamos que este pollo estará igual de rico en la receta que traes y digno de llas mejores mesas. Un beso y a disfrutar del plato!!

    ResponderEliminar
  19. Una receta estupenda!! pero con pollo.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  20. Bueno Alicia, el Coq francés estarás seguramente con el Gallo de Morón, sin plumas y cacareando, ja, ja, ja...
    Pero tu pollo se ve tan delicios, o más que la mejor de las mejores recetas de la cuisine fraçaise.
    Besos, et Bon appetit!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que cabeza la mía, si que lo ví, y hasta con el de Morón lo compaté, jajaja... Porcierto, un puntazo lo de las crestas, que seguro le dieron ese toque de glamour que siempre nos gusta en La Cocina francesa, jejeje... Besos

      Eliminar
  21. Hola Alicia no creo que haya mucha diferencia entre gallo o pollo, yo me quedo con el pollo y con tu receta que tiene que estar de muerte, besos.

    ResponderEliminar
  22. Que bueno Alicia es un plato de lujo, nunca he probado las crestas de gallo pero seguro que es deliciosas.
    La receta de 10 me encanta
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  23. Hola Alicia! Gracias por tu visita. Qué bueno está tu blog, seguro que vamos a compartir muchas recetas, desde ya te sigo. Esta receta es un infaltable en cualquier cocina que se precie de tal, me encantó que le pusieras las crestas, yo vivo en el campo (en Chile) y aquí si que consigo gallos y todo tipo de pájaros para echar en la olla. Besos

    ResponderEliminar