¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


sábado, 17 de diciembre de 2016

FLAMENQUINES DE POLLO CON SALSA DE QUESO MANCHEGO Y MERMELADA




Pocas recetas más os podré dejar para propuestas navideñas, a pesar de que he querido complacer a amigos ¡siempre me pasa lo mismo! el tiempo se me echa encima sin darme cuenta. Intentaré subir alguna más, aunque para eso tendré que publicar más continuado.

He creído que por su sencillez en la elaboración, por lo económica, y porque puede dar de sí (cortados en rodajas, a manera de pincho, servidos como aperitivo) una receta apropiada, teniendo en cuenta que no habrá un niño que la rechace (me gusta pensar en los niños antes que en los mayores).

Os dejo un clásico con una salsa diferente y muy rica.




Ingredientes:

- Pechugas de pollo.
- Jamón serrano en lonchas.
- Rebozado común: harina, huevo batido y pan rallado.
- Aceite de oliva.
- Sal.




Salsa:

- Nata de cocinar.
- Queso manchego semicurado.
- Albahaca fresca.
- Pimienta negra molida.
- Mermelada de pimientos rojos a la mandarina.

Elaboración:

Prepara las pechugas abiertas para enrollar, de no saber o no querer hacerlo pide al carnicero que las abra para ello.

Espalma (aplasta, machaca) con un mazo la carne para hacerla más finita, con cuidado de no traspasarla y romperla. Sazona ligeramente.


 
  



Recubre con jamón.









 




Enrolla y reboza por este orden: harina, huevo batido y pan rallado. Vuelve a rebozar, ahora sólo por huevo y pan rallado.






Fríe a fuego moderado girando las piezas para que se hagan por todos lados (el aceite debe ser abundante, luego se filtra y puede servir para otros fritos). Retira a papel de cocina. Reserva al calor.

 



Prepara la salsa mezclando la nata, el queso rallado (cantidad al gusto, sin exagerar), la albahaca picada y la pimienta (no sales), ponla a fuego bajo y retira antes de que hierva, mezcla bien.





Calienta la mermelada.

Sirve con las dos salsas.

Mermelada de pimientos a la mandarina:

Ingredientes:

- Pimientos rojos de asar 1 kg.
- Azúcar blanquilla 375 g.
- Zumo de 2 mandarinas y ralladura.

Elaboración:
 


Lava, quita las semillas y los nervios a los pimientos, trocéalos en dados. Añade el zumo, la ralladura y el azúcar, revuelve y deja macerar una noche. Cuece cuarenta y cinco minutos, sin parar de mover (fuego medio) para que no se agarren. Deja templar, tritura y cuela. Lista para usar.






18 comentarios:

  1. Las mezclas de tradición e innovación me encantan. Los flamenquines siempre gustan a todo el mundo y la salsa con la que los acompañas creo que también, y si no, ya habrá alguien que coma por dos. Además, lo has presentado tan bonito que no tiene nada que envidiar a cualquier otro plato de fiesta. Doy mi visto bueno para Navidad.
    un beso.

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado maravillosos, solo ver ese corte me tienes babeando, que jugosos se ven y la salsa tiene que estar para chuparse los dedos junto con esa mermelada, seguro que no quedó ni uno Alicia, y no es para menos guapa...Bess

    ResponderEliminar
  3. que ricos!! en casa volarían en un segundo!! y más con esa salsa de queso, con lo queseros que son los míos, buenisimo!!

    ResponderEliminar
  4. Alicia, ¡vaya bocado! yo le daría ahora un buen mordisco al PC, si no fuera porque no es cuestión, pero es que se ve tan jugoso tu flamenquín, además como lo casero nada, jamás como flamenquín fuera de casa, a menos que sepa con garantías que no me ponen uno precocinado, que solo es papa y ballena, jajaja... ¡a saber lo que le ponen dentro!
    Besos y que pases felices fiestas.

    ResponderEliminar
  5. Que ricos , me gusta mucho los flamenquines y con esas salsa tiene que estar de lujo besitos

    ResponderEliminar
  6. Que buenos te han quedado los flamenquines y con esta salsita tienen que estar geniales.
    Besoss

    ResponderEliminar
  7. Hola, unos flamenquines para gritarles:¡ Olé y olé!! Encma le pones esa salsita para morirse de gusto, ainsss, qué antojo me ha entrado de uno!! Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  8. Me los comía a bocaítos lentamente...umm qué jugosos y las salsa que has preparado son una gozada. Perfectos para niños y grandes!
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Muy bien explicado y muy rica receta. No dejaras a nadie indiferente con ella, un beset

    ResponderEliminar
  10. Hola guapísima !!!
    La de tiempo que hace que no me como uno, y ahora mientras el veo el tuyo, me has creado una necesidad imperiosa.
    Te ha quedado perfecto Alicia y combinado con esa salsita novedosa que siempre viene bien contrastar sabores. Aunque parezca fácil, no a todo el mundo le queda bien, porque como el aceite esté a demasiada temperatura se tuesta mucho por fuera y la carne queda cruda por dentro. No hay cosa que más asco me de, y sobre todo si es pollo.
    El otro día estuve entretenida viendo a tu hija (en sus videos) ya me contarás si estaba interesante el libro que le regaló a tu marido, porque el tema prometía :)
    Por si no paso de nuevo por aquí, espero que pases unos felices días.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  11. A veces hay adultos que son peor a la hora de comer que los niños, pero yo creo que a estos flamenquines nadie les dirá que no. Me encsnrw la técnica del doble rebozado, queda muy crujiente. Y esa salsa de queso en contraste con la mermelada es una buena idea.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Mmm qué bocado más rico Alicia! Me encanta todo lo que le has echado a la salsita y esa mermelada de pimiento a la mandarina dios mio! Qué mezcla todo! Tiene que estar divino, estoy salivando, besitos!!

    ResponderEliminar
  13. Alicia a todos se nos echa el tiempo encima en estas fechas. Me encantan estos flamenquines de pollo (un niño no se resiste y un adulto menos ¡pintaza que tienen!)

    Relájate y disfruta de estos días sin agobiarte por el blog ¡estamos aquí para cuando puedas publicar!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Hay que ver que cosa sencilla es preparar este plato y lo bonito que queda y lo de la mermelada de pimientos a la mandarina eso debe ser una exquisitez tengo que probarlo ya el nombre me encanta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. Uy, esa mermelada tiene mi nombre 😉 El complemento ideal para esos flamenquines tan apetitosos 😊

    ResponderEliminar
  16. Menudo lujo de flamenquines Alicia, y la salsa bárbara!. Sin duda una delicia exquisita para los peques, y para los no tan peques por supuesto, me muero de deseo por catarlos!.
    Un beso!.

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Hola Alicia!! No me hables de tiempo, que yo estos días voy loca, menos mal que tengo las vacaciones a la vuelta de la esquina, pero hasta que lleguen hay que terminar con todo el trabajo.
    Pues me han encantado tanto los flamenquines como la salsa de queso como esa mermelada de pimientos. Yo me volvería tonta mojando los trozos de flamenquines en las dos salsas, je, je. ¡¡Me encanta tu propuesta!! Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Hola Alicia, a mís hijos les encantan los flamenquines y para serte sincera yo nunca los he preparado, tampoco es que suela comprarlos mucho, pero alguna vez que otra han caido, sabes lo que pasa, yo suelo hacer los San Jacobos y los relleno igual, por eso se conforma, jeje, me encantan , se ven muy ricos, me animaré y probaré a hacerlos.
    Un beso.

    ResponderEliminar