¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


jueves, 18 de mayo de 2017

POLLO TERIYAKI Y SU GUARNICIÓN




Al fin de nuevo con vosotros tras un tiempo, más de un mes, desde mi última publicación.

Han sido unos días movidos en los que han pasado las horas deprisa y sin sentirlas. He tenido un viaje de por medio y una pérdida sentida y dolorosa. No me he recuperado, es reciente, ni creo que lo haga en un largo periodo. La desgana me ha alcanzado desde que supuse lo que irremediablemente iba a ocurrir, no encontrando motivaciones para volver antes y dejaros una receta de esas que tengo acumuladas en borradores y que tanto me obsesiona dejar limpios. Es como si quisiera cerrar una etapa y abrir otra nueva. Tengo dudas sobre si seguiré publicando, así es que si en un tiempo largo no me veis por aquí es que he decidido dejarlo definitivamente. Siento que os debo la explicación.

Aprovecho para agradeceros vuestra paciencia, vuestros comentarios, y a todos los que os habéis preocupado de una manera o de otra por mí durante esta no muy larga ausencia. Gracias a mis seguidores del blog, de Fb, de Instagram, de G+ y a todos los demás, que sin seguirme, les gusta pasar por aquí buscando alguna idea.

Cambiando de tema, y centrándome en lo que de verdad os interesa de esta página, hoy os dejaré una receta rica, fácil y muy de actualidad, pues ya tendréis comprobado que se imponen las tendencias japonesas en nuestra alimentación, haciéndose un hueco grande y ganando cada día más adeptos.

He elegido esta receta porque es muy básica, casi no es receta. Es importante encontrar el punto de la salsa y la textura adecuada del salteado, con eso tendréis éxito seguro.

Ingredientes:

- Pechugas de pollo sin piel y deshuesadas 500 g.
- Setas (vuestras preferidas) 150 g.
- Calabacines 150 g.
- Espárragos verdes (solo las puntas) 8-10.
- Arroz grano largo 200 g.
- Salsa de soja oscura 50 ml.
- Mirin o Jerez seco 50 ml.
- Azúcar blanquilla 1 cda sopera.
- Ralladura de naranja.
- Zumo de naranja 50 ml.
- Sésamo tostado.
- Aceite vegetal (maíz, girasol…).
- Sal (si se necesita).

Elaboración:

 




Lava y trocea en tiras parejas el pollo. Mezcla en un bol amplio la soja, el mirin, el zumo de naranja, la ralladura y el azúcar. Bate con un tenedor, hasta que se integre el azúcar.





 
  



Macera el pollo en la salsa obtenida durante una hora (cubre con film e introduce en el frigorífico). Remueve una vez.





Cuela el jugo de la maceración y ponlo a reducir dos minutos en una sartén a fuego bajo. Deja que el pollo escurra sobre un colador.

 



Mientras, cuece el arroz siguiendo las instrucciones del fabricante. Prepara las verduras cortando en tiras de mediano grosor las setas y en láminas los calabacines.






Unta ligeramente una sartén tipo wok (fondo grueso) con aceite y saltea tres minutos aprox. a fuego fuerte las verduras, incluidas las puntas de espárragos. Añade durante el salteado un poco más de aceite y una pizca de sal.

Retira las verduras (vuelve a untar la sartén con aceite) e inmediatamente pon el pollo a dorar manteniendo el fuego alto.



Sirve el pollo volcando encima la salsa caliente y esparce semillas de sésamo. Acompaña con las verduras y el arroz.


De haber quedado la salsa clara, diluye una cdta, de Maizena en una de soja oscura (fría) e incorpora a la salsa caliente hasta que se integre y espese.




19 comentarios:

  1. ¡Oh Alicia! Cuánto lo siento. Te he echado de menos y suponía que estabas de descanso bloguero, jamás se me pasó por la cabeza que estuvieras sufriendo la pérdida de un ser querido. Imagino que algún día te sentirás con ánimos y te apetezca contarlo, no obstante tómate todo el tiempo que quieras, es necesario.
    Siempre te tendré presente como una gran amiga aún sin conocernos, esta tarde mismo te recordaba en nuestro "divertido" momento popietas porque estoy pensando en cocinar unas para el blog y pensaba en ti y en tu buen humor. Decidas lo que decidas, siempre estaremos aquí para apoyarte y disfrutar de todo el trabajo que también has hecho en tu rinconcito.
    Un millón de besos y gracias por dejarnos con tan rico plato, ya se sabe que las penas con pan son menos.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapísima !!!
    Tengo ahora mismo un cruce de sentimientos, mi querida Alicia. Cuando vi que publicaste, me alegré de la vuelta, pensando que la ausencia estaba motivada por falta de tiempo. Aunque reconozco que hace dos días estuve tentada de mandarte un correo, porque me parecía extraño tanto tiempo.
    Si nos dices que encima en estas semanas, el motivo es algo triste y que tanto te ha afectado, ya me quedo más tocada y siento que estés pasando por estas circunstancias.
    Si decides no publicar, recordaré los buenos momentos que hemos pasado por aquí, y espero de todas formas poder seguir hablando a través del visillo.
    No suelo preparar habitualmente comida oriental, y reconozco que me gusta mucho. Tu pollo y todo los acompañamientos, buenísimos de verdad.
    Un besazo muy fuerte mi niña, cuidate.

    ResponderEliminar
  3. Querida Alicia. Yo también pensé lo mismo que nuestras amigas en común, Concha y Nuria. Creía que estabas de descanso bloguero, pero si te digo la verdad, la semana pasada, pen´se en ti y entré para comprobar cuánto tiempo llevabas sin publicar.
    Siento muchísimo que lo estés pasando tan mal por la pérdida de tu ser querido. Puedo ponerme en tu lugar y entiendo que ahora, no tengas ganas de estar por aquí. El tiempo, tu fuerza y el cariño de los tuyos, te indicarán si es el momento para volver a compartir con todos los que te seguimos y queremos, tus maravillosas recetas y otras experiencias.
    Para mi hoy, lo menos importante es la receta y sólo quiero desearte muchos ánimos y que te apoyes en toda la gente que está a tu lado, para retomar la ilusión y la alegría.
    Un beso muy fuerte y cuenta conmigo si lo necesitas.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísima, siento mucho lo que te ha pasado, perder a alguien trastoca el ánimo y el corazón, ya me extraña no oír tu alegría en el mundo blogers. Te mando todo mi cariño y apoyo. La receta , estupenda, con lo que me gusta la comida asiática ya voy rauda a tomar nota. Mil besos Alicia.

    ResponderEliminar
  5. Querida Alicia, todo mi cariño para ti en estos momentos tristes por los que estás pasando. No me gustaría que dejaras el blog, pero si necesitas un tiempo, adelante, a veces hay que parar y mirar el horizonte antes de continuar.
    Muy bueno ese pollo que has preparado y su guarnición también.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  6. Primero de todo decirte que siento mucho la pérdida de tu ser querido, entiendo que te sientas desganada para todo. Yo te diría que intentaras no abandonar la rutina, a veces sienta bien, pero eres tú quien ha de decidir, si sigues, si descansas o si lo dejas definitivamente, que sepas que te echaré de menos, tus ricas recetas, tus amables comentarios, mucho ánimo guapa.
    Yo pensaba que después de la Semana Santa te daba pereza volver al blog y no publicabas por eso, la astenia primaveral.
    Y ahora le toca el turno a la receta, qué chula la presentación en cuenquitos separados, es una receta muy rica.
    Miles de besos y un fuerte abrazo guapa, de esos que recomponen el ánimo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Alicia .
    Siento mucho los momentos por lo que estas pasando
    y te mando todo mi apoyo y cariño...
    Son muchas las personas que hay detras de nuestras cocinas...y seguro que de todas recibiras el cariño.
    Espero que no desconectes del todo...aunque ... si necesites tu tiempo para encontrarte con animo.
    Ha sido muy grato conocerte en este mundo bloguero...
    Te mando un beso muy grande. Puri.
    Hemos disfrutado mucho con todo lo que nos has enseñado desde tu cocina.

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa te echaba de menos , pero no pensaba que fuera por perder aun ser querido , lo siento mucho , animo aqui estamos para lo que quieras , me gustaria que siguiera con tus ricas recetas , muchos besitos guapa

    ResponderEliminar
  9. Vaya Alicia, con la alegría que me ha dado ver que publicabas de nuevo y se me ha bajado toda conforme te iba leyendo. Cuánto siento tu pérdida y lo peor es que entiendo ese desánimo que tienes, pero me da mucha pena que decidas dejar el blog, pero está claro que la decisión es tuya y lo que hagas siempre será sin duda lo acertado.
    Pues vaya, me has dejado un poco plof, y con lo que me gusta la receta, comida oriental y yo abro los ojos pues me encanta. Por supuesto que me la anoto para hacerla en casa, a ver si me queda así de bien.
    Espero verte por aquí y si no es por aquí, seguro que será por otro lado, pero el contacto no lo pienso perder nunca. Un besazo amiga y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  10. Hola Ali. Siento mucho que hayas perdido a alguien querido y que estés pasándolo mal. Durante el tiempo en que no publicaste volví un par de veces a visitar tu blog para ver si lo habías retomado, pero no me atreví a enviarte un mensaje porque atribuí tu tardanza a una prolongación de las vacaciones de Semana Santa y tampoco quería ser pesada. Sinceramente, me arrepiento de no haberlo hecho.

    Me entristece que estés con este bajón y que quieras dejar el blog. Por supuesto es una decisión que solo tú puedes tomar, y no debe ser fácil porque a un blog que lleva tanto tiempo activo se le coge cariño inevitablemente. En lo que a mí respecta, en los malos momentos el blog me ayudó a sobreponerme y a mantener la cabeza ocupada. El "obligarme" a publicar me hizo bien, pero cada uno es diferente y lo importante es que valores lo que te conviene ahora mismo. Solo quiero pedirte que te cuides mucho, y que aunque te cueste, intentes ver un poquito más de luz cada día. Al fin y al cabo, quienes nos han querido así lo desearían.

    Decidas lo que decidas, seguiré por aquí y por las redes. Ya sabes donde encontrame. En este mundo bloguero, a veces tan dispar, eres de las mejores personas con las que me he encontrado. Tienes un gran corazón y eso se transmite incluso por este medio. Por mi parte, no quiero molestarte en este momento, quizá lo que necesites es tiempo y tranquilidad en lugar de recordarte malos ratos.

    En cuanto a la receta, decirte que me parece súper interesante. La comida "japo" se impone con fuerza, y digo yo, que por algo será... Solo he probado el sushi, y no conozco el sabor de ingredientes como el mirim que has utilizado... Aun así, intuyo que el plato me gustaría mucho. Una carne de pollo bien macerada, con una salsita rica y buen acompañamiento, tiene que estar divina por fuerza. Apetece probarla, así que me llevo la receta directa a mi interminable lista de "pendientes".

    Mil besos y un abrazo enorme. Cuídate mucho, Ali. ♥♥♥

    ResponderEliminar
  11. Hola Alicia, siento mucho la perdida de ese ser querido, esos momentos son enormemente duros, seguro que necesitas un tiempo para todo se asiente, y te lo tomaras como tu quieras eso tienes que ser tu misma la que decida. Pero yo te animo a que dentro de un tiempo retomes el blog con tus riquísimas recetas, aqui te esperamos tod@s, yo aunque no comente siempre si que os leo casi siempre, y por mis lesiones de espalda y mi falta de tiempo, a veces no puedo comentar siempre que quiero.
    Te mando un abrazo enorme y mucho animo.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  12. Alicia, lo siento mucho. Es pronto para que te restablezcas, lo peor es admitirlo y digerirlo.
    Te mando muchísimos ánimos y espero que poco a poco vayas recuperando la alegría. Ahora estás en tu derecho a pasar el duelo cómo elijas.
    He guardado esta receta porque no estoy muy puesta en comida oriental y me ha gustado mucho.
    Un besito.
    Ánimos

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa. Se te echaba mucho de menos por estos lares. Siento mucho tu pérdida. En estas situaciones una nunca sabe qué decir porque cualquier cosa que digas va a saber a poco y a nada pero, quiero que sepas que estamos aquí para apoyarte, toda la familia bloguera. Aunque estés un tiempo sin publicar, aquí estaremos esperándote y animándote si hace falta. Tómate el tiempo que haga falta, lo importante es que estés bien.
    Cuídate mucho guapa. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  14. Alicia, me sabe muy mal todo lo que nos cuentas, lamento mucho la pérdida de tu ser querido, recibe mi más sentido pésame. Sinceramente no sé qué decirte, solo que espero que sigas por aquí, creo que entre todos podemos animarte un poco y quizás a veces la cocina también sirve de distracción, aunque me hago cargo de la situación en la que te encuentras.

    En cuanto a la receta la encuentro perfecta, como siempre, tanto el pollo como la guarnición.

    Te mando un abrazo muy fuerte y confío en que poco a poco te sientas mejor

    ResponderEliminar
  15. Hola Alicia, siento mucho tu perdida, por lo que he leído tu vuelta no nos va durar mucho, es una verdadera pena, se te echará mucho de menos, pero si lo que tu necesitas ahora mismo es tiempo para recuperarte, adelante, si quieres volver en algún momento nos encontrarás esperandote.
    La receta como siempre con una pinta estupenda, es un plato para disfrutarlo.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola! No conocía tu blog! He entrado por el comentario que le has dejado a Isabel. Creo que no es un problema de blogger. Es un tema, me imagino de malware, pasad un antivirus o llamad a vuestro proveedor. Siento mucho tú pérdida. Te comprendo en estos momentos en el que nuestra familia está pasando un momento terrible; pero con muchas esperanzas de que al fin se resuelva. Una tragedia es cualquier pérdida de alguien querido, debemos ser fuertes y salir adelante. A veces el estar en el ordenador 2 horas te alivian, no te alivian, es que no estás pensando en eso y te hace mirar el problema de otro modo. Con distancia (de esas 2 horas), te ayudan a reflexionar en frío. A mí me ha ayudado mucho siempre esa concentración. Ánimo. Siempre sale el sol. Besos grandes. No lo dejes.

    ResponderEliminar
  17. Querida Alicia, cuánto siento que estés pasando por una situación tan triste con la pérdida de tu ser querido. Pensaba haberte escrito pero por prudencia, creyendo que seguías de descanso por vacaciones no lo hice, vaya :(
    Espero que no abandones del todo el blog, eso sí tómate todo el tiempo que necesites; comprendo que no tendrás ningún ánimo pero aquí seguiremos para cuando decidas volver con tus recetas tan ricas (fíjate la de hoy, qué pollo tan bueno! lo probaré) y tu gran corazón.
    Un beso y un abrazo bien grandes, amiga. Cuídate mucho

    ResponderEliminar
  18. Querida Alicia , siento lo que te ha pasado ,me extrañaba que tardaras tanto en publicar y pensé que estabas de viaje , a veces un descanso viene bien para luego retomar con mas fuerza, la receta que nos dejas hoy estupenda, cuidate y aquí estaremos

    besitos

    ResponderEliminar
  19. Hola Alicia!! Lo siento muchísimo y yo pensando que estabas descansando 😞 Me da mucha pena que dejes el blog si llegas a dejarlo pero entiendo que si te cuesta pies no lo disfrutas así que mejor dejarlo y quien sabe lo mismo vuelves cuando se te hayan curado las heridas... Te echaremos mucho de menos! Y a tus recetas también porque son todas igual de ricas que este pollito que nos traes hoy! Me va bastante el rollo chino pero el casero y esta receta es ideal. Se ve super sabroso y te ha quedado genial!
    Un besazo y mucho ánimo guapa!!

    ResponderEliminar