¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Os abro encantada las páginas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que hago, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

viernes, 17 de abril de 2020

SOLOMILLO DE CERDO EN SALSA DE COCO CON CHAMPIÑONES











III   
Después de este incidente he continuado mi paseo sin dar más importancia al hecho. Parece que el viento se quiere apaciguar, lo que produce en mí sensación de bienestar. En veinte minutos habré alcanzado el objetivo propuesto.  Ya aparece en medio del yerbazal la icónica sombra del pasado. Perviven los muros de ladrillo y piedra gris de un  hogar deslabazado y casi siniestro, hoy convertido en cobijo de roedores y de pájaros varios.

Muchos días me invade cierto temor. Cuando el silencio se ha hecho dueño del espacio me parece que recobran vida todos los restos que se desperdigan por el suelo. Es algo que abduce y subyuga. Es difícil de explicar.

Mi paseo concluye al llegar a este lugar. Acostumbro a sentarme en un tronco de olivo que cayó derrumbado por un rayo hace dos inviernos.

Amanecía cuando empezó a llover, a la par era incesante la descarga de rayos que con potentes truenos hicieron temblar los cimientos de las casas de El Sauco. Llegó la tarde, y aún incansable el cielo no consentía cerrarse. Entretanto habría dejado el pueblo inundado y arruinado. Como un lobo feroz que abre sus fauces para tragarse todo a su antojo.

Los vecinos, habían atrancado sus puertas, portones y ventanas. El agua discurría sin control por las calles golpeando en los reveses de las calles los muros de las viviendas. Era inevitable que se levantaran olas amenazantes que alcanzarían objetivos aparentemente inexpugnables.

Sentí la soledad y el abandono. Me consolé al pensar que mis vecinos estarían en iguales circunstancias. Saqué fuerzas de flaqueza para aplacar mi corazón dañado por el peligro y que veía cabalgar fuera de mi pecho tropezando con el mobiliario y las paredes.
  
·-oOo-·

Adivino que os va a gustar esta salsa que hoy le he puesto al solomillo. Quería dejárosla porque a mí me encanta. De paso os digo que combina igualmente bien con pescado, con pasta y arroz. Sola ya está impresionante.

Si estáis aburridos de las salsas de siempre probadla y no dejéis de comentarme lo buena que está.

Ingredientes:

·        Solomillo de cerdo, 1.
·        Cebolla ½.
·        Pechuga de pollo o jamón cocido, 6 lonchitas.
·        Leche de coco ¾ o 1 lata (dependiendo del peso del solomillo).
·        Mostaza de Dijon, 1 cda colmada.
·        Champiñones frescos, 250 g.
·        Queso en láminas fundente (tipo Tranchetes).
·        Pimienta negra molida.
·        Cebollino (optativo).
·        Aceite de oliva.
·        Sal.

Elaboración:

Pica la cebolla menudita y la rehogas en la sartén en 4 cdas de aceite de oliva. Al ablandarse añade la pechuga de pollo en dados parejos y la rehogas un par de minutos (fuego medio).

Incorpora los champiñones limpios cortados en cuatro. Saltea otros dos minutos. Salpimenta.
Retira a un plato y reserva.

En la misma sartén mezcla e integra la leche de coco (remueve antes de usarla) con la mostaza. Desglasa (recupera disolviendo) los restos del sofrito del fondo y las paredes de la sartén.





Devuelve los champiñones a la salsa y deja reducir. Incorpora el queso y deja que se funda totalmente. Cuida que no se te agarre.

Aparte corta unos medallones de solomillo y sella en otra sartén con un poco de aceite, por los dos lados. Salpimenta.




Sirve enseguida napando (cubriendo) por encima con la salsa. Decora con el cebollino picado.







18 comentarios:

  1. Que buena y cremosa te quedó.Buenas noches.Bsss

    ResponderEliminar
  2. no soy muy de coco ,pero he de reconocer que tiene una pinta increíble ¡¡¡ es muy apetecible ,besotes

    ResponderEliminar
  3. A mi me gustará, prefiero las salsas con leche de coco a la nata, me sabrá diferente para bien. En la imagen se ve espesita y sabrosa, una cobertura para el pollo deliciosa, tanto para la vista como en paladares exquisitos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¿salsa de coco? nunca lo había visto y me encanta el solomillo, yo lo hago en salsa de pimienta, anoto esta a ver que tal, te ha quedado con muy buena pinta

    ResponderEliminar
  5. El coco y el champiñon, casan muy bien, creo que no lo he usado junto nunca, pero sin duda lo usaré para acompañar algún plato de carne pescado o verduras, buena entrada, gracias.

    ResponderEliminar
  6. Hola Alicia, al solomillo de cerdo le van las cosas dulces por lo que supongo que la leche de coco le irá igual de bien. En las fotografías se ve excelente el solomillo , con su salsa y los champiñones. Comer siempre lo mismo cansa un poco, innovar siempre gusta. La probaré. Besos.

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Alicia!! Querías dejarnos la salsa porque pensabas que nos iba a gustar, pues no nos ha gustado, ¡nos ha encantado! Pero el post entero, desde esta entrada tan fantástica, siguiendo ese paseo que todos seguimos como si fuéramos también acompañando en ese paseo, como en esta deliciosa receta. Es verdad que la salsa por sí sola ya brilla, lleve solomillo o lo que sea, una delicia. Gracias por compartir tantas cosas bonitas. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno con la leche de coco queda mas ligera me gusta mas besitos guapa cuidate

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué salsa tan deliciosa!, el solomillo tiene que quedar de muerte con ella.
    Y el paseo me tiene intrigada...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Si por las fotos ya este solomillo entra por lo ojos, me imagino que en el paladar tiene que ser una delicia. El coco me gusta mucho así que este solomillo me lo llevo ahora mismito para cocinarlo en cuanto pueda ir a comprar unos champiñones, pues de lo demás tengo de todo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Se ve una salsa de toma pan y moja, con una textura que abre el apetito al más inapetente, ha de tener un sabor exquisito. Yo al revés que Isabel, tengo los champiñones, pero me falta el resto de ingredientes, jejeje.
    Cuídate. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Una salsa riquísima, para dejarte el plato limpio, besos

    ResponderEliminar
  13. Hola Alicia, no suelo comprar leche de coco aunque la he usado para algunas cremas. Aporta un sabor muy especial y rico. Ya veo que en la salsa queda estuependa. Lo tengo en cuenta, ademñas, si sirve también para el pescado no tengo mñas duda. Un beso y cuídate mucho preciosa!!

    ResponderEliminar
  14. Alicia!!!, llego salivando con tu entrada y muy feliz con ese fragmento, tan pertinente por estos días, donde las dualidades nos llegan. En días de lluvia y vendavales, el ánimo muchas veces se baja, lo he sentido en esta cuarentena y bueno..., no voy a ponerme a parlotear con ello, solo te digo que ese fragmento es muy bello.
    De tu receta, una ricura completa, esa salsa tiene su magia con el queso derritiéndose y el contraste de sabores Mmmmmmm, una delicia. Besitos

    ResponderEliminar
  15. Alicia a mí la salsa me ha enamorado a primera vista. Receta guardada poruqe creo que lo tengo todo para hacerla en casa.

    Espero que todos sigáis bien ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  16. Alicia, este plato tiene todo un par de cosas que me encantan, la salsa, que soy muy salsero y me gusta mucho mojar pan, y que sea de coco, que es uno de mis sabores preferidos, así que te puedo asegurar que me ha fascinado esta forma de comer el solomillo

    Abrazos y cuídate!!

    ResponderEliminar
  17. Me pongo al día con tu receta y sí, adivinaste bien que nos gustaría la salsa! la leche de coco la probécon pescado y me gustó mucho, ficho ahora con los solomillos de cerdo ¡tiene una pinta increíble de buenos!
    Vaya, en El Saúco parece que la desgracia se cernió sobre el pueblo...
    Besos!!

    ResponderEliminar
  18. Tremenda pinta y muy original. No he probado ha cocinar con leche de coco, la buscaré en mi próxima salida al super, me gusta lo jugosita que se ve. Bss guapa! y ánimo.

    ResponderEliminar