¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


miércoles, 8 de mayo de 2013

GAZPACHO DEL TÍO MANOLO



Esta receta de gazpacho he querido que la conozcáis, pues aún tratándose de un gazpacho común, lleva un toque diferente, que lo hace singular. Mi tío Manolo, hace unos días nos dejó para siempre y todos estamos muy apenados, porque se ha ido un hombre bueno. Sus últimos años los vivió en Altafulla, rodeado de lo que más le gustaba, el mar y sus huertas que él labraba personalmente poniendo un trozo de alma en cada cosa que sembraba. Fue un hombre amante de la naturaleza en todas sus vertientes y hasta su fin tuvo entre manos lo que más le gustaba, que era vivir junto al mar y disfrutar de sus plantas. Para él con cariño os cuento su sencilla receta, que yo aprendí y que siempre la he tenido en mi recuerdo.


 

 Ingredientes para un litro:


- Tomates de pera, 1 kg.
- Ajos, 1 diente.
- Pimiento verde, 1 trozo.
- Aceite de oliva, 6 cucharadas soperas.
- Vinagre de vino blanco, 3 cucharadas soperas.
- Agua fría, 1 litro.
- Sal.
- Habas frescas desgranadas, 50 g o más, al gusto.





Elaboración:

 





En un recipiente cortamos en trozos los tomates y el pimiento lavados, y también el ajo desprovisto del germen central. Incorporamos unos cuantos granos de habas y aliñamos con el aceite, el vinagre y la sal.


 







Batimos con el vaso colador en un recipiente ayudándonos de agua fría que añadimos poco a poco, hasta terminar de batir.








 



Rectificamos de sal y vinagre. Distribuimos en recipientes individuales, añadimos unos cubitos de hielo y unos granos de habas, que sustituyen al pepino para aquellos que no son amigos de él, o se les repite demasiado. Las habas aportan un sabor distinto, y ese fue el “invento” del tío Manolo.



9 comentarios:

  1. Una perdida de un ser querido siempre apena mucho, pero si ha podido disfrutar de sus últimos años al menos es un consuelo


    Habra que probar este gazpacho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya va apeteciendo un gazpachito, ¿verdad?. Gracias y saludos.

      Eliminar
  2. Siento mucho lo de tu tío, ahora hay que quedarse con las buenas cosas como las que nos traes en esta entrada. Mucho ánimo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Romina, he pasado por tu cocina y me ha gustado. Gracias y hasta pronto.

      Eliminar
  3. Siento mucho lo de tu tío Manolo, pero seguro que desde su estrella estará sonriendo,orgulloso de ti al ver este homenaje.
    Un gazpacho muy original con las habas.
    Besos y ánimos.

    ResponderEliminar
  4. Alicia una forma muy bonita de recordar a tu tio, seguro que uno de esos vasos se lo ha tomado, este gazpacho tiene muy buena pinta, el toque de las habas muy típico de nuestra tierrra, un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las habas, las cultivaba él allí en Tarragona, y supongo que sabría apreciarlas dado su esfuerzo en "traerlas al mundo". Las que yo usé para este gazpacho, me las regalaron unos amigos, que también las siembran y son de la zona de Molino del Rey,O´Beílar,por cierto buenísimas. Gracias, guapa.

      Eliminar
  5. A mi prima Alicia, sobrina favorita del Tío Manolo, tu gazpacho tiene una pinta maravillosa, mi padre seguro habría disfrutado tomándoselo y yo quiero contribuir a tu saber culinario, contándote (especial para Fernando, que no le gusta se le repita el pepino).
    Prepara el pepino sin mondarlo del todo, deja adrede unas cuantas briznas verdes de su cascara original, con el cuchillo cortas la piel del pepino a lo largo y dejas entre corte y corte una fina hebra en verde, de vez en cuando.... y así el rico pepino "no repite"
    M. Elisa

    ResponderEliminar