¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

jueves, 25 de junio de 2015

TOFFES DE NATA BLANDOS


Podemos hacer unos caramelos de toffe en casa. No es complicado hacerse con un puñadito para ir y venir. Si queréis hacer más, doblad las cantidades que os doy. He hecho pocos, sólo por quitarme el deseo.

Estos caramelos no quedan demasiado duros, por eso los llamo blandos, en particular los prefiero así. Es una receta que me pasaron hace tiempo y que la verdad sea dicha he hecho pocas veces. El hacer menos es mejor para nosotros, pues están tan buenos que no sabríamos encontrar el momento de parar y si se acaban antes, pues se acabaron y no hay más que rascar, jejeje. Os recomiendo que los tengáis en el frigo y más aún ahora que el calor aprieta.

 



Ingredientes:


- Nata 35 % materia grasa 125 g.
- Azúcar blanquilla 150 g.
- Azúcar avainillada 1 cda. sopera rasa.
- Mantequilla para untar los moldes.








Elaboración:


En un cazo poner al fuego un tercio del azúcar (50 g.) y fundir a fuego medio hasta que tome color dorado. Cuidad que no se pase, pues si no amargaría. Remover con una cuchara de madera.


Añadir la nata, teniendo precaución al verterla,  pues nos podríamos quemar. Añadir también los dos azúcares, el restante, y el avainillado. Mover sobre el fuego, sin parar, hasta que se vuelva densa la mezcla  (30 ó 40 minutos).


Preparar moldes de silicona para bombones o caramelos y untarlos ligeramente con mantequilla (sin sal).

Dejar reposar unos minutos hasta que se haya templado.

 





Repartir sobre los moldes con una cucharilla, alisando la superficie con la cucharilla humedecida.








Para que el desmoldado salga bien es mejor introducirlos un par de horas en el congelador.
Desmoldar, y ya podéis disfrutar de ellos.



Los mismos caramelos con frutos secos (nueces, dátiles y piñones picados).




27 comentarios:

  1. ¡Me acabas de tocar la fibra sensible! jajajajaja Por un caramelito inofensivo de estos te juro que le ponía la zancadilla al párroco, sin ponerme roja ni nada. ¡Aaaaaay, lo que me gustan! Y sufro porque como los haga me los zampo todos de una sentada. En principio me lo apunto y en un futuro los haré (que tienen que estar mucho mejor que los comprados). Digo en un futuro y seguramente esta tarde me ponga a ello jajajajaja Un beso grande!

    ResponderEliminar
  2. Los caramelitos estos están para no parar de picar en todo el dia, es lo que yo haria si los tuviera cerca, que menuda ricura deben ser. Y para hacerlos más atractivos si cabe los haces con forma de figurita. Es que eres una artista!
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Yo pensaba que hacer toffes era bastante más complicado. Entiendo que hagas poca cantidad, en casa tampoco sabríamos parar hasta acabar con todos. ¡Gracias por la receta!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Hola Alicia, no soy mucho, por no decir nada, de caramelos, pero estos tuyos al ser caseros y naturales y sobre todo al ver que no son tan complicados de preparar... me han parecido muy ricos. Normal, que nadie pueda resistirse a comer más de uno... deben estar deliciosos! Un beso grande, amiga!

    ResponderEliminar
  5. Alicia que ricosss!,,, no los habia probado nunca. Tengo que hacerlos!!!L que marineros jeje. Me encantannn!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Gracias Alicia!! ¡¡Porque estos caramelos los has hecho para mi, noooooooo!! ¡¡Me encantan los caramelos blandos, esos que se te pegan a las muelas y tienes que salibar y salibar para despegarlos de ellas, ja, ja!! ¡¡En serio!! Aunque nada más comérmelos tenga que ir corriendo a darme una profunda limpieza de dientes para evitar que el azúcar haga su efecto por todas mis muelas. Yo no voy a doblar tu receta, ¡¡la voy a triplicar!! Porque este tipo de caramelos me los como de dos en dos (luego me duelen muchísimo las mandíbulas de masticar tanta masa, ja, ja, pero no me importa). ¡¡Me encantaaaaan tus caramelos!! Besitos.

    ResponderEliminar
  7. que ricos ! y que recuerdos me traen estos caramelos! tengo que hacerlos bicos

    ResponderEliminar
  8. Madre mía Alicia...que buen sabor de boca me deja esta entrada.

    ResponderEliminar
  9. Haces bien en hacer poco, porque menuda pinta, así es imposible parar de comerlos. Me has dejado sorprendida, me encantan, aunque hace tiempo que no los como por lo que se enganchan en las muelas, jejeje. Tu receta me la llevo y quizás algún día lejano o cercano me dé el capricho.
    Beoss.

    ResponderEliminar
  10. Menuda pinta tienen esos caramelos sobre todo el que lleva piñones que ricos, veo que son muy fácil de hacer, igual me animo un día a hacerlos!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Que ricos con piñones me gusta mucho pero nunca los prepare me copio la receta gracias besitos

    ResponderEliminar
  12. !!!Hola Alicia!!!, no pensé que fuera tan relativamente fácil hacer estos caramelos, los que de pequeña comíamos y se quedaban pegados entre los dientes, y te pasabas horas deleitando con su delicioso sabor, que ricos!!. ¿lo ves? , ahora a ver quién es la guapa que resiste la tentación de hacerlos, ja, ja, ja...
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  13. Que ricos y blanditos!!!!!!! Ñanñaaaaaaan. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Madre mía Alicia que receta más rica, no sabia que era tan sencillo preparar estos ricos caramelos desde luego mejor en dosis pequeñas porque será un no parar de lo sabrosos que son.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  15. Alicia preciosa esto les llamaria yo caprichos para el paladar, por que tienen que estar de vicio que ricos asi de caseros. Mil besicos querida amiga

    ResponderEliminar
  16. Esto es un vicio, que si comienzas no puedes parar de comer.

    ResponderEliminar
  17. Alicia me encantan esos caramelos yo no podría hacerlos porque me los comercia todos y es que me gustan blandos también me encantan y me llevo uno .. o dossssss bueno un puñao jjej
    Besinos
    El Toque de Belén

    ResponderEliminar
  18. que buenos ¡¡¡ tienen un aspecto riqusimo y no pensaba que fuera tan facil , me encnatan , besitos

    ResponderEliminar
  19. Que receta tan interesante !!!
    Me encantan estos caramelos, es una de las que me apunto para probar.
    Feliz viernes

    ResponderEliminar
  20. Creía que eran muy complicados de hacer, teniendo que usar termómetro y demás historias...pero tú lo haces todo tan fácil que se antoja nada más verlo!! qué ricos para saborearlos despacito!!
    Un abrazo, feliz finde.

    ResponderEliminar
  21. Mmm, pero qué fáciles de hacer y tiene una pinta sabrosona!!!
    Y si quieres pásate por mi blog que acabo de dejarte un 'mimo'.
    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  22. Hola Alicia!! yo creo que me pasaría igual, me siento y no paro de comerlos hasta darles fín jejeje. Y es que se ven super deliciosos y además muy lindos!!!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  23. Muy ricos , y con piñones tienen que estar de muerte,, me apunto la receta, besos.

    ResponderEliminar
  24. De pequeña me encantaban estos caramelos!! Ummm. qué ricos, los tuyos me gustarían doblemente, se ven con un brillo y un color espectaculares!! Un beso guapisiama

    ResponderEliminar
  25. Pues no es tan difícil como parece, gracias Alicia por tu explicación tan detallada, Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  26. Pero que ricura chiquillaaa.
    Besitos

    ResponderEliminar
  27. ¡Hola!
    LLego a tu blog por comentarios tuyos en otros blogs y me encuentro esta deliciosa receta...asi que por aqui me quedo!!
    Besos

    ResponderEliminar