¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


martes, 29 de marzo de 2016

ALBONDIGUITAS DE PINTARROJA CON PARMENTIÈRE BICOLOR




De nuevo estoy con vosotr@s, en estos días espero y deseo que os haya ido la vida fenomenal. Vuelvo a la carga con una receta curiosa, pero no menos buena. Si tenéis oportunidad no dejéis de probarla.


Esta receta surgió de un día que me regalaron pintarroja. Este pescado es muy común por la zona donde vivo y apreciado por sus gentes. Motu proprio no se me ha ocurrido nunca comprarlo, aunque lo he visto por los mercados, su aspecto no me parece llamativo ni atrayente, pero confieso que lo he comido frito, adobado y seco (al estilo del bacalao) servido como tapa para acompañar la cerveza.

¿Qué es la pintarroja? Algunos no sabréis que se trata de un tiburón, tiburón gato concretamente, el nombre lo debe a sus ojos rasgados, aunque yo habría apostado mejor por clasificarla dentro de los ofidios (más parece una serpiente), jajaja, lo digo porque su silueta es alargada, puede llegar a medir hasta 70 cm. Lo más fácil en encontrarla en los mercados ya desprovista de su piel que se me hace es un tanto difícil de desprender, es rugosa, moteada de amarillo, pardo y blanco.

La pintarroja es de hábitos nocturnos y vive en los fondos marinos, alimentándose de moluscos, crustáceos y cefalópodos.

Mi experiencia ha sido positiva por el sabor tan agradable que tiene. Estoy satisfecha, pues de ella he sacado un plato muy del gusto de todos.

Ingredientes:

- Pintarroja limpia de piel 350 g.
- Pan del día anterior 4-5 rebanadas.
- Huevos L 1.
- Cebolla en polvo 1 cda. sopera.
- Sal y pimienta blanca molida.
- Aceite de oliva para freír las albondiguitas.
- Patatas blancas 2 medianas.
- Patatas violeta 7-8.
- Puerros 1.
- Caldo de jamón o pollo casero o de brick 1 litro.
- Leche 250 ml.
- Sal (si se necesita).
- Mantequilla 2 cdas. soperas.

Elaboración:

Trocear la pintarroja ya limpia de pieles y vísceras. Lavar.


 



Poner una cacerola al fuego con el caldo de jamón y la leche.  Blanquear el pescado cinco minutos y retirarlo a un plato. Cuando temple desmenuzarlo, cuidando de que no queden raspas.







Dividimos el caldo (en el caso de que pareciera no haber suficiente para la cocción, añadir algo más de caldo de jamón o leche) en dos cazos independientes y cocemos troceadas las patatas, en uno las blancas y en otro las violeta. Incorporamos medio puerro en cada cazo. Comprobad el punto pinchándolas con un tenedor. 
  

Preparar la masa de albóndigas con el pescado desmenuzado, el huevo, el pan remojado y estrujado y la cebolla en polvo. Sazonar. Redondear y freír sin enharinar.


Triturar las patatas por separado con una cucharada de mantequilla en cada una. Poner a punto de sal si es necesario.

Disponer las parmentières en una bandeja o plato y colocar las albondiguitas encima. Servir caliente.


Si os sobró algo de caldo no lo tiréis, coladlo y tendréis una sopa deliciosa para cenar.


14 comentarios:

  1. No conozco ese pescado, pero con lo que me gusta el pescado dificil seria que no me gustara este, te han quedado unas albondiguitas de locura, y con esas dos salsas seria un lujo degustarlas, que pintaza Alicia...Bess

    ResponderEliminar
  2. Que rico yo hago ese pescado mucho , pero nunca lo he echo asi me gusta tu receta la probare besitos

    ResponderEliminar
  3. Las albóndigas me gustan todas y este pescado en concreto también, aunque yo lo conozco por otro nombre. musina. Así presentadas de esta forma tan elegante, se ven más apetecibles aún y con los purés de colores es un despiporre de color y sabor. La vuelta de las vacaciones te ha inspirado la creatividad, eso es bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No sé si he probado este pescado, pero una buena ración de estas albóndigas si me comería, el plato queda muy bonito con los dos colores de patatas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Alicia, me encantan las albóndigas de pescado, las suelo hacer de choco que le aporta un potente sabor a mar. Las que hoy compartes tienen un aspecto muy apetecible y con una salsa muy tentadora. Que pases un buen día, bstes.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Alicia!! No había oído este pescado en mi vida y la descripción que has hecho de él no es muy agradable, así que entiendo que lo vendan ya sin piel y así parezca más atractivo, ja, ja. Pero vamos, que este tiburón-gato con cara de serpiente, luce muchísimo mejor en tus albondiguitas, que esas sí que están para dar buena cuenta de ellas, con ese parmentier de patata morada que está para mojar pan y no parar. Hoy también me he traído el tupper para que me lo llenes de albóndigas y que les dé yo también el visto bueno a este plato, je, je. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Holaaa, yo no había oído hablar de este pez, que buena receta la de hoy, siempre se aprende. Y sobre esa cremita de patata dos colores quedan aún más bonitas, que riquísimo plato.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  8. Está divino , aunque como bien dices, el aspecto no sea muy atrayente. Por aquí lo llaman también riñón . Me encanta en salsa pero tu receta me ha parecido divina al acompañarla de esa crema bicolor. Una presentación maravillosa y a la vez deliciosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Qué de cosas me haces aprender Alicia, no conocía la pinta que tenía ese pez, y curiosa de naturaleza que es una, enseguida he ido a don google a echarle un vistazo. Diría que en los mercados de por aquí jamás lo he visto, pero después de ver las sabrosísimas albondiguitas que te has ingeniado, mañana mismo me hago la maratón de pescaderías hasta que logre pescarlo :)
    Feliz miércoles, un beso!

    ResponderEliminar
  10. Hola Alicia!! yo también espero que hayas disfrutado de estos días.
    La pintarroja creo que nunca la he probado, pero ahora viendo tus albondiguitas tan ricas eso hay que remediarlo pronto! y también me apunto las patatas moradas, qué bonito plato hiciste!
    Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Alicia igual la pintaroja no la vende mi pescadero, pero si tiene ese aspecto que tú dices casi mejor que no la vendan, es que sí parece una serpiente a mí como que me da un yuyu que pa'que jajaja... En fin que si me lo pones así de bonito y bien presentado, no preguntaría ni siquiera lo que es, porque a la vista está que debe estar riquísimo.
    Besos, feliz noche.

    ResponderEliminar
  12. Alicia yo no conocía ese pescado y seguro que es un manjar.
    El plato me encanta, la salsa también y la presentación de lujo.
    Me encanta todo, eres un crack.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  13. Otra receta impresionantemente rica, es una pasada!!
    Un beso

    ResponderEliminar