¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


domingo, 2 de febrero de 2014

MAGDALENAS CON CORAZÓN



Hay cientos de recetas de magdalenas. Desde que yo me aficioné a las labores culinarias habré hecho montones de ellas, empezando por las más básicas y luego poco a poco retándome en otras con más dificultades. Estas que os traigo son sencillas, no tienen complicaciones... tienen corazón de guinda.



Ingredientes:




- Huevos 3.
- Azúcar blanquilla 150 g.
- Harina de repostería 150 g.
- Levadura química 1 cdta.
- Mantequilla fundida 75 g.
- Aceite de oliva 75 ml.
- Esencia de vainilla 3 gotas.
- Maizena para emborrizar las guindas.
- Guindas rojas.




Elaboración:


Batimos los huevos con el azúcar hasta que la masa quede blanquecina y aumente su volumen. Añadimos la mantequilla, el aceite y la vainilla y los incorporamos batiendo. Cernimos la harina con la levadura y la agregamos, batiéndola igualmente.


 




Tapamos el recipiente con film y lo metemos en el frigorífico dos o tres horas.







Precalentamos el horno a 200 ºC.

 


Colocamos papel rizado dentro de moldes de silicona para magdalenas. Sacamos la pasta del frigorífico y repartimos con una cuchara  hasta 2/3 de capacidad de cada una.

Cortamos las guindas por la mitad y las pasamos por maizena. Ponemos media guinda en el centro, debe quedar suspendida, sin que llegue a introducirse, señal de que la masa está en su punto.





La bandeja del horno la pondremos en la balda inferior a la de en medio.

Introducimos las magdalenas y las horneamos doce-quince minutos. Sacamos del horno y de los moldes de silicona. Dejamos que se enfríen. La guinda se habrá introducido pero permanecerá más o menos centrada, con corazón.




28 comentarios:

  1. Un bocado delicioso y con un gran corazón, como el tuyo! ;) Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por lo que me toca, no lo merezco. Muchos besos Mónica y gracias por gustarte mis magdalenas.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. La ringrazio molto per il tuo commento, molto apprezzato da me e grazie per la vostra visita. Tanti baci. Verrò a presto.

      Eliminar
  3. Que ricas, y con sorpresa. Me apunto a la merienda del domingo que le van de maravilla con un café.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gusten. Siempre me decís que venís y luego no me aparece nadie, nos la tenemos que comer mi marido y yo...y luego pues para "las reservas" jajaja. Besos.

      Eliminar
  4. Alicia un bocado con sorpresa!!
    El corte es genial!!
    siempre busco los cortes de las recetas, no puedo evitarlo, me encanta verlos :=)
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cortes dicen mucho, por eso los tienes en cuenta. Gracias guapa. Besos.

      Eliminar
  5. Que ricas magdalenas con sorpresa dentro:-),me gusta la idea!!,el corte es precioso,se puede ver como queda por dentro la guinda.
    Besitos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mejor comérselas sin abrir, así la sorpresa es mayor. Besos.

      Eliminar
  6. Lo mejor es que se ven muy esponjosas y si encima son con una sorpresa tan rica, pues quien va a decir que no, me llevo un par.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de que te las lleves. Gracias Anita. Besos.

      Eliminar
  7. Hay que ver que bonitas te han quedado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son sencillas, pero bonitas. Gracias Ane. Besos.

      Eliminar
  8. hola Alicia, uii vaya descubrimiento, nunca lo habia visto , la idea me ha gustado mucho un sorpresita llena de color y sabor, genial!! un beset
    Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gusten. Muchos besos guapa.

      Eliminar
  9. que rica y con lo que me gustan a mi las guindas , temdre que hacerlas besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo a hacerlas Inma. Te gustarán. Besos.

      Eliminar
  10. Unas magdalenas bien ricas y con una agradable sorpresa. Me gustan mucho!
    Biquiños :)

    ResponderEliminar
  11. Unas madalenas con un corazón bien rico.
    Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dolors! muchas gracias. Te veo. Besos.

      Eliminar
  12. Tengo un bote casi entero de guindas y tenía pensado hacer algo con ellas, ya ni lo pienso, quedan genial en estas magdalenas.
    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  13. Que deliciosas con ese relleno tan rico que has puesto!! En casa durarían nada, nos las comeríamos una tras otra y casi en cualquier momento, se ven tan ricas que sería imposible resistirse!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusten Raúl y me alegro de verte por mi blog. Besos.

      Eliminar
  14. Estupendas magdalenas, tienen que estar riquisimas!! Y la sorpresa me ha encantado, le da un aspecto increible y muy colorido.
    besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen una textura muy agradable y la guinda las hace distintas. Besos y gracias por venir.

      Eliminar