¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


miércoles, 11 de mayo de 2016

TRUCHA A LA PLATA




No me canso del pescado y si por mi fuera lo pondría más veces en mi mesa, pero como quiero que haya un equilibrio en nuestra dieta algunilla vez pongo carne. Añado a esto el no olvidarme de que cumplo una función que libremente he escogido y que es dejar a mis hijos constancia de las comidas que su madre (yo misma) les he hecho durante años, más o menos lo que vosotr@s hacéis.

Hoy he comprado pescado, digo mal, le encargué a mi marido que me trajese un par de truchas y, ¡ay amigo cuando las vi! ¡peassso truchas! Como lo mío es hacer guasa, si buenamente puedo, le dije: ¿Me has traído truchas? -¡pues claro! ¿no las has visto?- ¡Para no verlas!jjjjjj. He cocinado solo una, la otra la marinaré con bayas de enebro.

Ingredientes:

- Trucha asalmonada y limpia de raspas de aprox. 800g.
- Cebolla ½.
- Cebolleta morada ½.
- Zanahoria 1.
- Champiñones 6.
- Estragón seco.
- Perejil.
- Limón 1.
- Pimentón de la Vera.
- Pimienta negra molida.
- Aceite de oliva.
- Sal.

Elaboración:

Lavar y secar la trucha. Salpimentar por dentro.

Rehogar, en cuatro cucharadas de aceite, la cebolla y la cebolleta cortadas en juliana fina (me gusta dejar algo del tallo de la cebolleta para aportar color) y la zanahoria en bastoncillos.  Sazonar con sal, pimienta molida y una cucharada de estragón. Retirar la verdura de la sartén cuando la cebolla esté transparente y ahí mismo sofreír el champiñón en daditos parejos, incorporarle perejil picado. Mezclar todo y aliñar con zumo de limón.


Precalentar el horno a 220 ⁰C.

Disponer la trucha en una bandeja para horno cubierta con papel plata. Rellenarla con la farsa de verduras. Envolverla bien en otro papel, asegurándoos de que no se escaparán los jugos.


Hornear media hora. Retirar y al servir regar con un hilo de aceite de oliva por encima y un polvillo de pimentón.

De no querer envolver el pescado en papel plateado (aluminio) podréis usar en su lugar papel parafinado, cuidando de cerrar bien el empaquetado.


Hace tiempo leí que no es conveniente usar la parte mate del papel de aluminio, no sé qué de verdad hay en esta afirmación, pero desde que me enteré pongo los alimentos en contacto con la parte más brillante.

¡Esta trucha quedó impresionante!



21 comentarios:

  1. Que rico te ha quedado , yo tambien pongo mucho pescado besitos guapa

    ResponderEliminar
  2. También me gusta mucho el pescado y afortunadamente donde vivo disfruto de variedad, pero no consumo la trucha nunca, más que nada por costumbre. Me ha gustado tu receta, sana y completa con las verduras al horno, se ve muy buena y sabrosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. La trucha es un pescado que me gusta mucho, y como tu las has preparado tiene que estar muy rica, tiene un aspecto de lo más apetecible, es una receta estupenda.
    U beso.

    ResponderEliminar
  4. Y no le dijiste " te quiero mucho, como la trucha al trucho, pero la próxima que quepa en un cucurucho"
    A nosotros nos encanta, es un pescado muy rico y tú lo has cocinado a las mil maravillas relleno con las verduras. Me lo apunto ahora mismo!
    Yo también había escuchado eso del papel de alumninio. pero no me acuerdo del porqué.
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  5. Y qué truchas, da gusto mandar a tu marido al mercado!! ésta la has preparado deliciosa, ya esperando la segunda!!un beso

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado riquísima. También compre el otro día una trucha como esta. Creo que se llama arcoiris, y tu receta me va a venir al pelo. Que ricura Alicia.
    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  7. Que delicia Alicia, me encanta la trucha asalmonada y con ese relleno de verduritas tiene que estar de muerte, además está forma de cocinar me encanta pues no se pierden vitaminas y ni el horno se mancha, la próxima vez que compre trucha así lo pondré y lo del aluminio yo también lo he oído y hago como tu siempre por la parte con brillo.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Uhmmmm que plato....
    no somos muy de pescado pero la trucha me gusta
    En Rio Frio las preparan deliciosamente rellenas con jamon
    Las que nos dejas tienen una pinta riquisima
    Penfientes dd ver como nos traes la otra
    Tu marido las trajo grandes para tardan ir a la pescaderia....jjjj
    un besazooooo guapaaaa !!!!

    ResponderEliminar
  9. Uhmmm me encanta! Además de no manchar casi nada, sale muy bien hecho y encima es muy sano! Todo son ventajas con esta receta! Tomo nota! Besines

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Hola Alicia!! ¡¡Cómo me gusta el pescado, no podría vivir sin él (ni sin los dulces, claro, ja, ja)!! En casa solemos consumir trucha de forma continuada, estas asalmonadas están muy buenas, y con ese relleno, me encanta realmente. Además, son comidas muy sanas, llenas de sabor, y que se hacen bastante fáciles. La forma de cocinar en papillote me encanta, queda un pescado super jugoso. Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Me gusta, porque resulta sabrosa y nada grasienta.

    ResponderEliminar
  12. Pues si, pedazo trucha, pero te ha quedado muy jugosa al cocinarla tapada con el papel de aluminio y las verduras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Alicia, coincidimos, a las dos nos gusta el pescado. Tenemos la suerte de que los profesionales de la salud, lo recomiendan comer tres o cuatro veces por semana, así que le gana a la carne, que también está rica. La trucha asalmonada es más sabrosa que la blanca, te ha quedado de lo más tentadora. Bstes.

    ResponderEliminar
  14. Me encanta la trucha y esta tuya está riquísima con ese relleno, yo también utilizó el papel de platá de la misma manera que tu, lo brillante para dentro. Estoy deseando ver como marinas la trucha que yo no lo he hecho nunca y lo quiero probar de hacer.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Alicia desde luego vaya "pedazo trucha", y que sin duda has cocinado de la mejor manera, adoro el pescado en papillote, y siempre lo cocina así, hasta las sardinas asadas, las hago así, porque además de sano, es limpio, y la cocina no huele a pescado, porque mira que está rico, pero hija mía el olor a pescado asado, no hay quien lo soporte.
    Te han quedado geniales.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Coincido contigo Alicia con el pescado, si fuera por mí cenaría todos los días, pero ya te puedes imaginar que la propuesta no tiene nada de aceptación en casa :)
    Menudas piezas te trajo el bueno de tu marido, qué pasada son enormes, aunque con el relleno de escándalo que les pones, creo que no me costaría nada devorarla entera y en menos de ná! jeje
    Muy buen finde, un beso!

    ResponderEliminar
  17. Pues claro que quedo impresionante!! sólo tienes que ver las imágenes. Felicidades.

    ResponderEliminar
  18. Madre mía que señora trucha, que buena tuvo que quedar con ese relleno. Yo soy de pescado pero también mezclo con pollo o algo de carne...no tengo muchos problemas para comer, jaajaja.
    Con lo que me gusta la truchas sabes que has conseguido poner mi curiosidad a 100 con lo de marinarla con bayas de enebro????? jeje, igual mientras la haces te apetece tener la cámara cerquita :P
    Besote!!!!!

    ResponderEliminar
  19. hola Alicia, muy buena receta, que bien con la trucha, la verdad que es un pescado muy querido en mi casa, aunque hay mucha gente que lo encuentra soso. Yo para nada, me chifla, y la receta es una idea nueva que me llevo, gracias. Feliz semana ;)

    ResponderEliminar
  20. una receta excelnte Alicia. Me alegra mucho volver a escribir. Voy a intentar publicar algo de vez en cuando. En este tiempo han cambiado muchas cosas en mi vida y en estos momentos no tengo mucho tiempo, pero prometo intentarlo, la cocina siempre anima mucho y debo volver a usarla de terapia y distracción. te mando un fuerte abrazo y te deseo que sigas alegrandonos con tus recetas y tu alegría.

    ResponderEliminar