¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las páginas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que hago, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

jueves, 1 de marzo de 2018

BIZCOCHO GLASEADO DE YOGUR CON CÍTRICOS





El aroma de un bizcocho, mientras se hornea, es uno de los mejores olores que pueden desprenderse de una cocina. Pero si además se nos ha ocurrido ponerle lima es algo fuertemente irresistible. La lima difunde un perfume fantástico y  todo lo que toca lo inunda de aromas muy especiales, que a veces me quieren recordar a la canela. Una tentación que no me ha parecido bien pasar por alto y que hoy me anima a enseñaros cómo sacar provecho a este cítrico que combinado con nuestra querida naranja hacen de este bizcocho un regalo para los sentidos.

¡Dios, qué poética me he puesto! jjj.

Ingredientes:

- Huevos L, (a temperatura ambiente) 4.
- Yogur natural sin azúcar, 1.
- Azúcar 2 (medidas con el vaso del yogur).
- Aceite de girasol u oliva suave, 1  (medido con el vaso del yogur).
- Harina de repostería 3 (medidas con el vaso del yogur).
- Levadura química 1 sobre.
- Ralladura de una naranja.
- Ralladura de una lima.
- Zumo de media lima.
- Sal un pellizquito.

Glaseado:

- Royal Icing (si no tienes pon azúcar glas).
- Zumo de ½ naranja.
- Ralladura de ½ lima.

Elaboración:

Prepara un molde untado con aceite o mantequilla y espolvoreado de harina. Enciende el horno a  180 ⁰C.

Separa las claras de las yemas. Monta las yemas con el azúcar y las ralladuras, hasta que blanqueen y el azúcar se haya disuelto (con varillas). Incorpora el yogur y sigue batiendo hasta que se integre bien. Bate. Agrega el aceite y el zumo de la media lima, y sigue batiendo.

Mezcla la harina con la levadura y tamízalas. Incorpora (ya sin batir) a la pasta de yemas en tres veces, suavemente con la espátula. 


Monta las claras a punto de nieve con un pellizquito de sal. Añade al preparado en dos veces, mezcla envolviendo de abajo a arriba.

Vuelca en el molde e introduce en el horno en la rejilla del medio. Hornea alrededor de 45 minutos sin abrir la puerta.



 



Comprueba rápidamente si el centro está firme presionando con un dedo. Deja reposar cinco minutos con la puerta entreabierta. Retira. Espera a que haya perdido calor. Pasa a una rejilla y deja que enfríe completamente.






  


Exprime la media naranja y pon el zumo en un bol. Ve añadiendo poco a poco el Royal Icing, o el azúcar glas, hasta conseguir una papilla espesa. Bate con un tenedor para que no queden grumos. Vierte en el centro del bizcocho dejando que caiga por los lados. Ralla la ½ lima encima.

  



Espera a que se seque la glasa y sirve.









22 comentarios:

  1. Ahyyyyyy que rico por fa , me encanta tu bizcocho y con ese glaseado tiene que estar buenisimo guardame un trozo besos

    ResponderEliminar
  2. Imposible prescindir de este bizcocho riquísimo y adaptable a cantidad de ingredientes. Hay quien piensa, y yo me sumo, que se le debería dedicar un día, y cuanto más veo las posibilidades que ofrece, más me gusta y considero un básico de la gastronomía. Me encantaría llevarme un trozo del que tienes ahí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. El bizcocho de yogur no falla nunca y si lleva piel de cítricos es una delicia. Tú lo has rematado con ese glaseado que junto a la foto del corte casi me lleva a la cocina a hacer uno, pero a esta hora sería capaz de quedarme dormida antes de que se horneara y menudo peligro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Un básico que nunca falla, menuda pintaza tiene este maravilloso bizcocho y con esa glasa tiene que estar para no parar de sacarle trocitos, quien lo pillara con un café bien calentito, te ha quedado fabulosos...Bess

    ResponderEliminar
  5. Al igual que Lola, creo que el bizcocho de yogur tendría que tener un día mundial, es un todo terreno, yo lo he versionado de mil maneras diferentes y siempre es un éxito.
    Con los aromas cítricos es una pasada, y con el glaseado que le has puesto, lo has vestido de lujo. Una delicia en estado puro.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. me encanta este tipo de bizcochos. Sencillo, vamos el de toda la vida. Además le has dado el toque de Lima que yo nunca he probado y que me parece que debe saber super rico. El glaseado lo veo perfecto.
    un besito y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  7. Alicia, imagino toda tu cocina impregnada de ese olor que nos cuentas, los cítricos son el acompañamiento perfecto para un bizcocho, le dan un toque especial, ya veo que el tuyo te ha quedado fantástico

    Abrazos y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Alicia!! ¡¡Oh, qué riquísimo bizcocho!! Me encantan los bizcochos con cítricos, ¡¡y con ese estupendo glaseado!! El bizcocho de yogurt es único, siempre sale bien y se le puede hacer miles de variantes, un clásico que siempre se reinventa.
    Me encanta la lima, le da un sabor riquísimo a todo, y es que me van los dos extremos, lo muy dulce, y también cuando tiene un sabor ácido,justo los dos extremos, así que a mi ya me has conquistado. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Los bizcochos de yogur me gustan mucho y si además lo acompañan la naranja y la lima una delicia para el paladar, muy rico.
    Besitos guapetona.

    ResponderEliminar
  10. A ver, a ver, si por aquí se cuece lo del día mundial del bizcoho de yogur yo secundo la moción. Esto es cuestión de ponerse de acuerdo, fijar un día y hacer ruido en redes sociales ¡lo que me gusta un sarao de estos! ja ja ja

    El bizcocho increíble. No soy muy amiga de glaseados pero es que tiene una pinta tan buena que no dejaba ni las migas ¿merendamos?

    ¡BEsos mil!

    ResponderEliminar
  11. Hola guapísima !!!
    No dejes de poner poética, que siempre me sacas una sonrisa mi querida Alicia. Pues verás, est bizcocho es el mejor del mundo mundial, y no seré yo la que me repita más que el ajo pero debería tener un día en el calendario para celebrarlo. Qué bueno está le pongas lo que le pongas.
    Eso si, te digo desde la primera foto, que con el dedo le recogería ahora mismo todos los chorretones que le van cayendo para rechupetearlos a gusto jajaja
    Rico y bonito, no hay más que hablar.
    Besotes mi niña, feliz finde.

    ResponderEliminar
  12. Hola Alicia! Este tipo de bizcocho es muy socorrido y lo bueno de ello es que puedes customizarle de mil maneras según tus gustos y sobre todo según lo que te va apeteciendo ese día jeje! Hoy tocaba de cítrico, mejor que mejor porque son mis preferidos jeje! Un besote!

    ResponderEliminar
  13. Vaya pinta tiene ese bizcocho! he llegado aquí de casualidad y no sabes cuanto me alegro...
    Me quedo para no perderme nada, y de camino te invito a que le eches un vistazo a mi blog, qué además estamos de sorteo y seguro que te gusta!
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo contigo, no hay nada mejor que el olor que deja por toda la casa un bizcocho al final de su horneado.
    Si para completar lleva lima y naranja, es para comerlo aún caliente y no dejar ni las migas. ¡Delicioso!
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  15. Hola Alicia, este bizcocho es un clásico que siempre triunfa allí donde lo pongas. El corte del tuyo se ve suave y esponjoso, seguro que estaba delicioso. Me llevaría gustosa un trozo para desayunar o merendar. El toque del glaseado completa esta maravilla de receta. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Alicia, el horno encendido en casa, el aroma a bizcocho reción horneado y ese aoma al limón, es uno de los placeres de la vida!Jajaja, que sí , qué sí, a mí me encanta. Estoy segura que tu bizcocho es una delicia , con sabor a aromas incomparabels. Casero y de los mejores. Un beso!!

    ResponderEliminar
  17. Sin duda alguna Alicia, no hay mejor aroma que el de un bizcocho horneándose y este tuyo con ese toquecito de lima es una delicia, mi cocina ahora mismo huele a limón, acabo de sacar del horno unas magdalenas ummmm.
    Un besito

    ResponderEliminar
  18. Uy, qué bien, llego a la hora de la merienda para probar este bizcocho tan rico! Seguro que además de inundar la casa de aromas de ensueño también tiene un sabor refrescante con la lima, qué pinta tiene el glaseado y ese corte!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. El bizcocho tiene muy buena pinta, aunque yo me quedaría con el glaseado se ve delicioso. Un besote desde La Cuchara en la Maleta

    ResponderEliminar
  20. Ya imagino el increíble sabor a cítricos que tendrá este bizcocho. Se ve muy apetecible, con una maravillosa textura y color. El glaseado es un punto extra que me encanta. Besitos!!

    ResponderEliminar
  21. Yo con este bizcocho delante me pongo romántica, cursi y todo lo que haga falta. Hay algo mejor en el mundo que el olor que sale del horno mientras sube un bizcocho? Luego compartes un café y eres la reina del mundo!
    Besos

    ResponderEliminar
  22. ¡Me encantan los bizcochos con glaseado! Esa capa durita de azúcar es todo un placer para los sentidos :)

    ResponderEliminar