¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

domingo, 8 de diciembre de 2013

PIMIENTOS VERDES RELLENOS DE MORCILLA






Estos pimientos aparte de estar muy ricos tienen una presentación graciosa, ahí puestecitos de pie sobre un aro del propio pimiento, colocándolos con mimo para que se mantengan erguidos, estando igual de buenos"acostados". Os animo a probarlos si el pulso lo tenéis firme, y sobre todo si os gustan la morcilla y los pimientos verdes.

 

Ingredientes:



 

 - Pimientos verdes cortos y achatados.
- Tomate.
- Cebolla.
- Morcilla de cebolla.
- Huevos.
- Harina para rebozar.
- Aceite de oliva.
- Azúcar.
- Sal.



Elaboración:


 



Comenzamos quitando la piel a la morcilla y sofriéndola con un poquito de aceite. La reservamos y esperamos que se temple.

 







Lavamos los pimientos y los secamos. Cortamos un aro de un dedo aproximadamente alrededor del tallo y retiramos con cuidado éste. Vaciamos de semillas.




 


Preparamos una salsa de tomate, friendo en aceite primero abundante cebolla e incorporando después el tomate sin piel y cortado en cubos y un poco de sal y azúcar. Dejamos que el tomate pierda el agua y que el aceite salga a la superficie, señal de que está en su punto.

Cubrimos el fondo de una besuguera con el tomate frito y reservamos.

 





Rellenamos los pimientos con la masa de morcilla presionando para asentarla bien y que no queden huecos.



 




 
Pasamos los pimientos primero por huevo batido, luego por harina y por último por más huevo batido.





 



Los vamos friendo en el aceite, girándolos con tacto por todos lados, a fuego mediano. Igual haremos con las coronas que les quitamos pues nos van a servir para apoyarlos a modo de peana.









Los colocamos con mimo sobre el tomate, primero los aros y encima de cada aro un pimiento con el relleno hacia arriba.






Calentamos al horno, temperatura media-alta quince minutos y servimos.


10 comentarios:

  1. que buena pinta tiene, y no parece demasiado difícil!!
    definitivamente lo voy a probar!
    y por cierto me encanta tu blog, te voy a seguir desde ya!
    pasate tambien por el mio cocipedia.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy sencillo de hacer y tiene un sabor muy rico. Gracias por tu comentario y por seguirme. Saludos.

      Eliminar
  2. Una delicia, qué rico. Te ha quedado un plato 10. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Me han encantado Alicia! Yo soy más de pimiento rojo que verde, pero seguro que pruebo a prepararlos, además a mi marido estoy segura de que le encantarán! Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los preparo igualmente con pimientos del piquillo y quedan muy ricos también. Besos Mónica.

      Eliminar
  4. Un relleno muy rico, con piquillos si lo he probado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los piquillos se prestan a rellenar de muchas maneras, son muy agradecidos. Besos.

      Eliminar
  5. Que buena pinta, seguro que me animo a hacerlos. Me quedo por aquí para seguir aprendiendo. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Isaac, gracias por tu comentario y por seguirme. Te veo pronto. Un abrazo.

      Eliminar