¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


lunes, 27 de marzo de 2017

POTAJITO DE GARBANZOS CON COCOCHAS DE BACALAO




El potaje de garbanzos o potaje de vigilia es uno de mis platos favoritos,  más aún de mi marido. Lo clásico es tomarlo en las fechas en las que estamos, en otras se relega al olvido. Ya no hay razones de peso para hacerlo pues el bacalao lo podemos comprar durante todo el año.  Yo lo hago cada vez que se me antoja y que me lo piden ¿Por qué renunciar a este plato tan sabroso y sano durante un año entero?

Pero esta vez os traigo una manera de hacerlo diferente, mejor todavía, sin restar méritos al otro (que ya veis lo estoy celebrando) ¿Queréis encontrar sabor a mar en cada cucharada que os llevéis a la boca? Seguid mis pasos y os aseguro que os fascinará ¡claro si os gustan las cocochas!

Ingredientes:

- Garbanzos 250-300 g.
- Cocochas de bacalao saladas, una docena.
- Cebolla grande 1.
- Apio unas ramas.
- Zanahorias 2.
- Laurel 1 hoja.
- Pimentón de la Vera 1 cda.
- Azafrán en hebra.
- Cubito de pescado Knorr, 1 (optativo).
- Pimienta negra molida.
- Perejil.
- Aceite de oliva.
- Sal.

Elaboración:

Lava las cocochas bajo el grifo y desprende toda la sal. Sumerge en agua fría y ponlas en el frigo treinta horas (aprox.) cambiando el agua cuatro veces en ese tiempo. No tires la última agua de remojo pues la necesitaremos para el guiso.

La noche antes de cocinar deja en agua los garbanzos, bien cubiertos.

Pon agua limpia (no excederse) al fuego, más el agua del remojo de las cocochas y echa las verduras, sólo media cebolla, el laurel, la pimienta y la pastilla de caldo. Cuando rompa a hervir incorpora los garbanzos. Cuece en olla convencional.

Con un fondo (cuatro cdas.) de aceite de oliva rehoga a fuego fuerte las cocochas por ambos lados. Retira y si es necesario agrega algo más de aceite. Rehoga ahí mismo la otra media cebolla cortada pequeña, dorada ya, incorpora el pimentón y da un par de vueltas al conjunto. Tuesta aparte unas hebras de azafrán e  incorpóralas también.




 


A media cocción de los garbanzos vuelca el sofrito y mezcla. Continúa la cocción hasta que se haya ablandado la legumbre.

Tritura la cebolla y pica en daditos las zanahorias. La consistencia debe ser media, más bien tirando a espesa para que concentre los sabores. Pon a punto de sal.



Deja reposar unos minutos antes de servir. Sirve con perejil picado por encima.




Otra opción de servir es esta, con guarnición de langostinos a la plancha: Ummmmmmmm.



19 comentarios:

  1. Hola, es imposible resistirse a este potaje, toda una delicia , una joya!! me encantan los garbanzos con bacalao y si son con cocochas todo un lujo. Un beso preciosa y feliz noche!!

    ResponderEliminar
  2. La comida de cuaresma me gusta toda empezando por el potaje de bacalao. El que tú nos has hecho es de puro lujo con esas cocochas divinas que le aportan sabor y consistencia. Me ha encantado.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Estos potajes son tan ricos que no deberían ser solo para esta época.
    No lo he probado con las cocochas, pero por tus comentarios sobre el plato soy capaz de imaginármelo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hoy he comido bacalao, en casa es un clásico y casi todas las semanas de una manera u otra lo pongo, estas cocochas están de cine,con esos garbanzos y ese caldito caerían de miedo, hace un frío que pela por aquí...Bess

    ResponderEliminar
  5. Que rico este potaje en casa nos gusta mucho te quedo de lujo besitos

    ResponderEliminar
  6. Estos días se ve el potaje por doquier y no hay dos recetas totalmente iguales. Lo hago durante el año también y el bacalao me encanta de cualquier forma.
    Tu receta es diferente y me parece que las cocochas, enriquecerán el plato con un sabor inigualable.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  7. Hola Alicia !!!
    si ya es un lujo comer un buen potaje en cuaresma o fuera de ella...
    si le añadimos al guiso estas cocochas de bacalao...ya ni contamos....
    pero que rico debe de estar, esto hay que sabes como sabe... y no me lo quiero perder
    una delicia de plato...
    un besazooooooo !!!

    ResponderEliminar
  8. Alicia todo un acierto con esta receta, seguro que más de uno repite.. un beset

    ResponderEliminar
  9. Bueno con esa docena de cocochas este potaje se convierte en un plato de estrellas, y me río yo de las deconstrucciones y las espumas de algas, con todos mis respetos, jejeje... Pero donde se ponga un buen plato de cuchara, que me dejen de tonterías y más si tiene la calidad del que nos traes hoy Alicia. ¡Riquísimo!
    Besos, que pases un Buen Día.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapísima !!!
    Si en el mundo de los potajes hubiera un rey, estoy segura que este estaría cerca de la corona. Niñaaaa, que cosa más rica, ahí con sus cocochitas. Ay mi madre, ahora mismo quisiera ser garbanza para estar tan bien acompañada jajaja
    Ahora en serio Alicia, esto te lo hace un cocinero o chef michelin, te lo prepara en directo, alabando cada paso que da y diciendo lo rico que huele, y nos derretimos como el chocolate al sol. Pero no te preocupes que ya te lo digo yo: Ole tu potaje !!!
    Me ha encantado ¿se nota? que estás hecha una artista de cuidado.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  11. Que ricos! se hace la boca agua.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Hola Alicia!! Es cierto, este potaje sólo se sirve en semana santa, y es algo que tampoco he entendido pues se puede hacer perfectamente todo el año. Aunque para mi, era por gracias no se repetía, porque nunca me ha gustado, ja, ja. Y eso que los garbanzos me encantan, pero no así el bacalao, y claro, ahí me rompía ya la magia del potaje. No he probado nunca las cocochas de ningún pescado, sé que todo el mundo las alaba, pero por aquí no las venden. Me pregunto si con ellas amaría el potaje de vigilia por fin. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Alicia, no soy mucho de potaje pero era antes de descubrir que me gusta el bacalao, gracias a Concha he probado con una rica receta y me he reconciliado con él jeje! El único potaje que he comido es el de mi suegra y no me gusta. A ver si con el tuyo cambio de idea porque tiene una pinta que da hambre ;) Besitos!!

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo contigo Elisa ¿por qué reservarlo para sólo unas cuantas semanas del año? En los tiempos que corren es algo que no tiene sentido más cuando se trata de un plato tan sumamente delicioso, sano y sencillo de preparar ¡con qué gusto metía cuchara ahora mismo! y vaya por delante que hasta hace unos años los potajes y yo no éramos muy amigos, pero ahora que los preparo yo en mi casa los hago a mi gusto ¡y me encantan!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  15. jo que maravilla, menudo platazo!!esto es que es un potaje de primera división, de potajito nada jajajaja, se me hace la boca agua!!

    ResponderEliminar
  16. Qué rico, ahora que ha vuelto el frío por aquí me apetecen mucho los potajes. Con esas cocochas se convierte en un plato de lujo, estará divino. En casa hacemos el potaje de vigilia cuando nos apetece y no solo en esta época, está muy rico y es muy saludable. Se ve de vicio, besitos.

    ResponderEliminar
  17. Que ricos están estos platos de cuchara, a mi me encantan Alicia, no me importa si hace frío o no me gustan siempre.
    Un besito y feliz semana

    ResponderEliminar
  18. Este plato es uno de mis malditos. Lo aborrecía de niña y no creas que me ha gustado más con los años.. hay cosas que te marcan, jajaja. Ahora, esos langostinos de último que has puesto, lo mejoran hasta el infinito!!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  19. ¡Un potaje de lujo! y mejor para todo el año, claro que sí.
    Besos, feliz semana guapa.

    ResponderEliminar