¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


miércoles, 20 de marzo de 2013

FALSA VIEIRA



Ingredientes:


- Patatas 2.
- Leche entera 1 vasito.
- Mantequilla 25 g.
- Mejillones 20 piezas.
- Merluza congelada 2 lomitos (150 g).
- Cebolla ½.
- Aceite de oliva.
- Sal.
- Pimienta negra molida.
- Queso parmesano rallado.



Elaboración:


 


Limpios ya los mejillones los ponemos a cocer con agua que los cubra y un poco de sal. Cuando se hayan cocido los apartamos en un plato y colamos el caldo de la cocción para que nos quede limpio. En ese mismo caldo cocemos la merluza y la apartamos con los mejillones.
 




Hacemos un picadillo tosco con ellos (no demasiado pequeño).

No tiramos el caldo si no que le añadimos la mantequilla, la leche, un vaso de agua y un poco de sal. Cuando rompa a hervir echaremos las patatas peladas y cortadas en trozos regulares y las cocemos. Sacamos las patatas del caldo y las pasamos al vaso de batir ayudándonos de un poco de ese caldo. Batimos hasta que quede con una consistencia media, más bien espesa.

El caldo lo vamos a guardar en el frigorífico pues ha quedado una sopa exquisita para tomar en la cena como primer plato, por ejemplo.

 


En una sartén ponemos una cucharada de aceite y freiremos la cebolla cortada pequeñita, cuando se haga, incorporaremos los mejillones y la merluza desmenuzados, añadimos la pimienta molida y salteamos brevemente durante un par de minutos.








Mezclamos el puré de patatas con los mejillones y la merluza y rellenamos si tenemos conchas de vieira mejor, y si no las de los mejillones, que habremos guardado con antelación.











Montados los rellenos cubrimos generosamente cada una con parmesano rallado y un trocito de mantequilla.

Metemos en el horno a gratinar hasta que se dore ligeramente la superficie.



Servir calientes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario