¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


lunes, 3 de junio de 2013

TARTA DE FRESITAS SILVESTRES





En este tiempo se inunda nuestro jardín de fresitas, parece que cuantas más coges, más salen, así es que tengo que darles salida. Las solemos congelar y luego hacer helado con ellas, no puedo explicaros el sabor tan exquisito que tienen, eso sí, son muy delicadas, un simple roce las magulla y desmerece su aspecto. Si las coges de un día para otro se han ablandado. Para mermelada son extraordinarias, para coulis, para merengues y vinagretas; pero hoy he decidido hacer una tarta, pudiendo vosotros sustituirlas por fresas normales.





Ingredientes:



- Pasta brisa 1 lámina.
- Fresitas 350 g.
- Queso fresco crema 500 g.
- Leche evaporada 350 ml.
- Nata 250 ml.
- Gelatina neutra 12 g para la crema y 4 para la cubierta.
- Azúcar 10 cucharadas soperas.






Elaboración:


Cubrimos el fondo de un molde desmontable de pastelería con el papel que trae de fábrica y sobre él extendemos un círculo de pasta brisa, lo pinchamos con un tenedor para que no suba, para prevenirlo, más vale ponerle algo de peso encima, como garbanzos. Horneamos. Con el horno precalentado 10 minutos a 200 ºC, lo mantendremos hasta que tome un poco de color. En este paso tendremos presente que la pasta brisa suele encoger si se le da más tiempo del necesario. Bastarán 10 minutos. Ya horneada, la dejamos enfriar.



 




Mezclamos el queso, la leche evaporada de la que reservamos tres cucharadas y la nata en un bol. Añadimos el azúcar disolviéndola bien. Hidratamos 12 g de gelatina y con la leche evaporada caliente que hemos reservado, la disolvemos. Unimos ambas.


 





Volcamos el preparado sobre la pasta brisa y metemos al frigorífico hasta que se solidifique, 2 ó 3 horas.

 






Para la cubierta chafaremos unas cuantas fresitas que pondremos a calentar, con cuidado de no quemarlas, y les añadiremos 4 g de gelatina hidratada. Cubrimos toda la superficie.

 





Colocamos las fresitas haciendo un cordón en círculo presionando ligeramente para que queden adheridas, pero sin romperlas. Volvemos a meter al frigorífico un par de horas más. Desmoldamos y servimos fría.


 





Corte de una porción.















Minitarta de fresitas silvestres. Para que veáis cómo queda  hecha de forma individual.












16 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro de que te gustara. La repetiremos. Besillos Mm.

      Eliminar
  2. Qué pinta tan fabulosa¡¡¡ te quedó de escaparate¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. que riquisima !! me gusta tu blog y me quedo por aqui, te invito a conocer el mio :

    http://neferuracocinera.blogspot.co.uk/

    ResponderEliminar
  4. Hola Alicia te ha quedado preciosa y riquisima me encanta esta tarta y la individual es una monada
    !!!! un besin !!!!
    el toque de belen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y por tus elogios, la he hecho con mucho cariño. Besos. Nos vemos.

      Eliminar
  5. Te ha quedado fantástica. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Qué bonita te ha quedado la tarta en cualquiera de los dos tamaños, ha de estar riquísima con estas fresitas, con mucho sabor.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué tarde te respondo!. He estado muy liailla, pero parece que tengo un poco de descanso ya. Ana, gracias.

      Eliminar
  7. Ohh, que pinta tan divina! Me quedo por aquí y te invito, si te apetece, a que te pases por mi blog: http://dulcibal.blogspot.com.es/
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mónica y por supuesto que me apetece visitarte. Saludos.

      Eliminar
  8. Qué buena pinta, para eso necesitamos fresas silvestres de verdad, sino con las de las tiendas, no sale ni mucho menos igual. Me gusta el blog, me quedo por aqui.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Lola a mi pequeño pero gran grupo. Encantada de tenerte por aquí.Saludos.

      Eliminar