¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


domingo, 21 de diciembre de 2014

ACELGAS GRATINADAS EN SALSA ¿MORNAY?


 Cuando leáis los ingredientes sabréis que he prescindido de uno de ellos, fundamental para llamar a esta salsa Mornay. Y si me apuráis faltan dos ¿Qué cuales son...? ya veo que no podéis esperar, es por lo que os digo ¡ya! lo que está faltando en esta receta: "No lleva yemas, ni nata" ¿Por qué entonces llamarla así? ...por deformación. La aprendí con ese nombre y se quedó con él. Si queréis hacer una verdadera Mornay no os olvidéis de añadir a la bechamel yema de huevo ¿la nata? pues bueno, se supone que contribuye a dar suavidad a la salsa, no la he puesto por no subir más calorías a esta verdura que es una de mis favoritas. Os cuento.


Ingredientes:




- Acelgas limpias y cortadas 600 g. (bolsas preparadas para usar).
- Queso rallado (he puesto Parmesano, elegid el que más os guste).
- Mantequilla.
- Cebolla en polvo 1 cda. sopera colmada (optativo).
- Harina de repostería 2 cdas, soperas rasas.
- Leche 300 ml.
- Aceite 3 cdas soperas.
- Sal.





Elaboración:

 



Ponemos agua a hervir con sal. En el momento que burbujee el agua incorporamos las acelgas, removemos y tapamos la cacerola dejando que cuezan diez-doce minutos, a fuego medio.




 



Hacemos una bechamel poniendo el aceite a calentar y echando la cebolla en polvo, movemos deprisa para que no se arrebate, pero que tome color, y rápidamente volcamos la harina y la leche fría. Salamos.





 



Agitamos con unas varillas de manera enérgica para evitar grumos, cuanto más tiempo agitemos más fina quedará la bechamel. Cocer hasta que coja una densidad media (6-8 minutos), si queréis que quede más clarita añadís un poco más de leche.




 






Terminadas de cocer las acelgas retiramos y dejamos escurrir bien sobre un colador.







Las disponemos en una bandeja para horno y las cubrimos con la bechamel, el queso parmesano rallado y unas nueces de mantequilla.


 




Gratinamos a nuestro gusto.









Servimos.

16 comentarios:

  1. Deliciosas tal cual, aunque la salsa no sea la auténtica quedaron espectaculares!!! vaya pintaza que tienen....Bess

    ResponderEliminar
  2. Estan riquisimas y es una buena manera de comer verdura. Besos

    ResponderEliminar
  3. Alicia ya sabes que cuando en tus platos no hay maltrato animal, aqui que vengo a comer :-)))
    Tus acelgas se ven espectaculares.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  4. Alicia que pinta más buena!! Nunca la he probado así!! Un beso y felices Fiestas!!

    ResponderEliminar
  5. Nunca las he probado así, me gusta bastante esta verdura y ahora entre comilonas viene bien algo un poco más ligero. Buena receta, besos.

    ResponderEliminar
  6. Que bien verduritas, cuanto las echo de menos. Este plato tiene una elaboración rápida. Y queda muy bien para una cena, se deja incluso preparado para calentar en el horno. Muy práctico para mi. Gracias guapa, voy a coger un blog pero de papel, para apuntar todo lo interesante .Perdón, interesante es todo...Me refería a lo que se adapta a mis necesidades. Un beso gordoooo

    ResponderEliminar
  7. Alicia, yo cocino las espinacas a la florentina, que no es otra cosa que unas espinacas con bechamel o crema, y la salsa mornay a veces también la utilizo con espinacas y otras preparaciones, tal y como tú cuentas, con yema y nata.
    Besos y feliz fin de tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  8. Con la pinta que tienen no se echan de menos los dos ingredientes que no pones, nata y yemas. Para que luego digan que las acelgas son aburridas con la de recetas que se pueden hacer con ellas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Deliciosa receta y me parece ideal que hayas quitado calorías que no por ello va a estar menos rica. Un beso guapísima!!!!

    ResponderEliminar
  10. Alicia la verdad que yo y las acelgas no nos llevamos muy bien, pero la salsa MornAy si que me ha gustado jeje. Un besote!

    ResponderEliminar
  11. A mi las acelgas me gustan menos que las espinacas, pero con esta receta tuya se ven muchas más ricas.
    Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Alicia! !! A mi también me gustan mucho las acelgas, y mira por donde no las he comido nunca con la bechamel, y tienen que estar super ricas. Yo también las frefiero sin las yemas y sin la nata. Muy ricas!!! Besitos

    ResponderEliminar
  13. Alicia me encantan y esta salsa que lleva muchas menos calorías ye me has ganado jajja. Te ha quedado espectacular
    Te deseo Felices fiestas y Prospero Año Nuevo, que venga lleno de paz, salud y amor para tod@s
    Un besote muy grande
    El Toque de Belén

    ResponderEliminar
  14. Que buenas nunca las he probado con bechamel y se ven deliciosas.
    Un besito enorme guapa.

    ResponderEliminar
  15. Mmmmmm, qué buenas Alicia! Me las apunto para hacerlas, seguro que me van a encantar.
    Un besico y que pases unas felices fiestas

    ResponderEliminar