¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


miércoles, 4 de marzo de 2015

BRAZO CROCANTI RELLENO DE CREMA DE NARANJA



El día comenzó muy oscuro y poco a poco se irían abriendo las nubes mostrando un sol brillante e implacable. Manuel no pudo esperar al sol y había salido de casa cuando los nublos cubrían su cabeza. Amenazaba tormenta y una leve brisa hacía que nada estuviese totalmente quieto. Se arrebujó en su pelliza, frunciendo el ceño, y con sus ojos grises a medio cerrar, miró al horizonte en donde se adivinaban destellos intermitentes de luz.

El pronóstico del tiempo estaba cerca de cumplirse, Brasero había de nuevo acertado. -Me gusta este chico-, pensó para sus adentros, es jovial y fiable.

Mientras se acercaba a su trabajo aceleraba los pasos para no verse sorprendido por la lluvia. Justo cuando salía por la puerta de casa había echado en falta el paraguas, retrocediendo en el umbral. Afortunadamente lo cogió en la antecámara, aunque se quedó un poco extrañado de que estuviera envuelto en un papel de regalo -cosas de su primorosa esposa- Antoñita es amante de los detalles hasta lo más increíble. No quiero que se entere nadie, pensaba Manuel, pero... ¿no le ha hecho una puntilla al orinal del abuelo? ¿y unas fundas a las cucharas? ¿y a las gallinas? a las gallinas les ha puesto volantillos en las patas de distintos colores para identificarlas ¡parece que se le está yendo la olla! ¡Si yo contara!

Sumido en sus pensamientos, se fue adentrando en el pueblo, tomó la plaza (no la conquistó, xD) y después, la callejuela lateral de la iglesia, para llegar hasta la carpintería, su trabajo. De pronto oyó sobre su cabeza un torrente de agua que descargaba con potencia, sin más aviso. -¡Me empapo! de aquí no salgo seco, fijo-. La lluvia empezó a caer y corriendo todo lo que pudo, sacó el paraguas de la bolsa donde lo había echado. Al pronto y en segundos pensó que estaba más blando de lo normal, pero ni siquiera tuvo tiempo para mirar, quitó el papel de regalo y esgrimió sobre su cabeza un alargado y rígido ¡¡¡brazo de gitano!!! justo cuando sus compañeros de trabajo salían a mirar qué era ese chaparrón inusitado.

Ni el mismísimo Cid el Campeador se vio tan bien armado. Aquel incidente lo recuerdan en el pueblo, "sin muchos cachondeos", a todo el mundo le puede pasar, jajaja.

Otro día os cuento qué hacía allí el brazo.

Os recuerdo que faltan dos días para cerrar el sorteo. Aún hay quien no me ha dejado su correo o no se ha hecho seguidor. Mientras, iré adjudicándoos vuestro número en la misma entrada del sorteo.



Ingredientes:



Para el bizcocho:
- Huevos 5.
- Harina de repostería 1 cda.
- Azúcar 150 g.
- Cacao en polvo 5 cdas.
- Mantequilla para untar el papel de horno.


 





Para la crema de naranja:
- Huevos 3.
- Azúcar 220 g.
- Zumo de naranja natural 150 ml.
- Ralladura de 1 naranja no tratada.
- Mantequilla a temperatura ambiente 120 g..







Para la cobertura:
- Crocanti de almendra.
- Adornos al gusto.



Elaboración del bizcocho, o plancha:


Batir las yemas con cincuenta gramos del azúcar, hasta blanquear. Tamizar los ingredientes secos y mezclar con el batido de yemas, sin agitar.

Batir las claras a punto de nieve y un pellizquito de sal fina. Ya firmes, echar el resto del azúcar y batir un poco más para unir.

 





Mezclar ambas preparaciones en dos veces, envolviendo.







En una bandeja de horno de aprox. 36 x 26 extender sobre papel de horno enmantequillado y nivelar la superficie.

Introducir en el horno precalentado a 200 ºC. Cocer 10-12 minutos en la parte media-baja.

Volcar del revés, sobre un paño húmedo, desprender el papel de horno y enrollar junto con el paño. Reservar.



Elaboración de la crema de naranjas:


Batir el azúcar con las yemas (guardar las claras para otra preparación). Añadir la ralladura. Mezclar bien con el zumo, diluyendo. Poner en un cazo al fuego, a medio gas, y sin parar de mover para que no hierva y se corten las yemas, dejamos que se espese. Añadimos la mantequilla disolviéndola y retiramos. Dejamos que enfríe.



Montaje del brazo:

 



Desenrollamos la plancha de bizcocho y la colocamos sobre papel de horno, untamos con la crema de naranjas y enrollamos suavemente (hay que tener mucho cuidado porque la crema es blanda) giramos presionando lo justo, ayudándonos del papel para facilitarnos la tarea. Guardamos en el frigorífico un par de horas.





Quitamos el papel y lo hacemos rodar sobre el crocanti, debe quedar totalmente cubierto. Recortamos los extremos que siempre quedan regular. Adornamos a nuestro gusto. Yo he adornado con guindas verdes y bombones hechos con chocolate de cobertura.
No esperéis un relleno compacto, es una crema suave y fluida, esto es lo que hace que sea un poco más especial.
Dedicado a mis mejores amigas con las que pasé una tarde inolvidable degustando este dulce. 



25 comentarios:

  1. Hoy no solo nos regalas un riquísimo brazo de gitano, también una divertida historia. Eres una artista en toda la extensión de la palabra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡Me ha encantado la historia Alicia! Lo que me he reído con ese brazo de gitano/paraguas ¡qué cosas tienen los hombres que no se dan cuenta de nada!

    Por cierto ¡menudas manos tienes! lo mismo cocinas que reposteas ¡no hay más que ver esta maravilla de brazo de gitano! ¡me llevo un trocito!

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta estupenda pero con restricciones para mí por el azúcar, tendré que poner edulcorante..
    www.pippoincucina.es mi pagina

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Alicia!! ¡¡Hoy estoy en tu blog de enhorabuena!! Primero por este fantástico brazo de gitano que "quita el sentío", con esa crema de naranja fluida que con el contraste del bizcocho tiene que estar de muerte, y segundo por esa historia. Mientras la leía pensaba, por favor que no la deja a medias, que la cuente entera, que si no me da algo y te tengo que mandar un correo para que me la termine de contar aunque sea a mi sola. ¡¡Creo que me muero de la risa!! ¡¡Qué buena, y qué bien contada!! Te tienes que animar a contarnos más cosas, sea lo que sea. Por cierto, la historia me ha recordado a una que pasó en el pueblo donde vivía antes, cuando una de las secretarias del ayuntamiento fue a abrir las puertas del ayuntamiento una mañana y del bolsillo, para abrirla, sacó un chorizo en vez de la llave, y la pobre muy sofocada dijo: -¡¡pues qué he echado entonces esta mañana al puchero!! Y ahora todos los vecinos la conocen a la pobre por ese hecho más que por su eficiencia en el ayuntamiento. Nosotras aún tenemos excusas, pues llevamos mil cosas en la cabeza, pero ellos, ja, ja, si sólo llevan una cosa y siempre es la misma. Besitos y gracias por estos dos premios de hoy.

    ResponderEliminar
  5. Qué pintaza!!! lo he visto en facebook y me he quedado con la boca abierta. Está increíble y qué bonito que te ha quedado.
    Artistaza!!!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Buenos días Alicia, tu propuesta de hoy es fantástica, la mezcla de chocolate y naranja me encanta, resulta delicioso. Gracias por compartir esta receta. Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Me a encantado esa historia Alicia es muy bonito al igual que ese pedazo brazo de gitano, pensé al verlo que estábamos de celebración con semejante dulce, el relleno me parece una delicia, guardarme un trocito si aun queda algo claro!!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  8. Llegué hace un ratillo a tu blog, cuando vi lo del sorteo he estado buscando el post y Dios mío!! Cuántas cosas buenas he visto, la pizza-quiche, las lentejas, las barritas, el revuelto... y este brazo de gitano!! Me ha entrado un hambre que no imaginas...

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  9. Ali te ha queda fenomenal.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  10. Pero bueno Alicia!! yo quiero saber que ha pasado con ese hombre , brazo de gitano en mano, empapadito de la lluvia!!! jajajaja, pero bueno, si me sirves un pedazo de ese brazo tuyo tan , pero tan rico, me quedo aqui a esperar el desenlace!!
    besitos!

    ResponderEliminar
  11. Donde tendría Manuel la cabeza, ja. ja. ja... por lo menos nunca se le volverá a ocurrir salir de casa sin cerciorarse antes de que lo que es, es, je, je, je... (Debo confesar, que al comienzo del tu relato, pensé que era tu marido)
    Buen relato, para un postre delicioso.
    Besos guapetona!!!

    ResponderEliminar
  12. Has de acabar la historia del brazo de gitano que no era paraguas que nos tienes muy intrigadas y es que somos un poco curiosas.
    Nos lo puedes contar mientras degustamos un trozo de brazo de gitano y un buen café.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. que bueno aliciaaa quien pudiese ahora probar un trocito con el antojo que tengo de choco jejeje. besitoss

    ResponderEliminar
  14. Tienes que acabar la historia del brazo de gitano que nos has dejado intrigadas, ajajaj!!
    De todas formas con el riquísimo brazo de gitano que nos has dejado `podemos esperar al desenlace, pero vete partiendo un buen trozo, vale!!!.
    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  15. Ja ja ja , ah y Alicia que historia más curiosa, totalmente verídica si pensamos en lo despistados que son los hombres, ja ja,ja y que buena receta la acompaña, un brazo delicioso que seguro haría las delicias de tus amigas, el relleno me ha encantado y el contraste con el chocolate del brazo estará de muerte.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
  16. Impresionante, que brazo tan bonito, y que crema ,te quedo espectacular,me encantan los brazos y con esa crema me has dejado boquiabierta oohhh...Besss

    ResponderEliminar
  17. Una receta de lujo. Solo con verlo alimenta. Besos

    ResponderEliminar
  18. Madre mia pero que receta mas rica, con lo que me gusta e chocolate y la naranja. Esta la probamos seguro. Graxias por compartirla. Un besazo

    ResponderEliminar
  19. Me encantó tu relato y tu receta, la que con tu permiso haré próximamente :-) pero no para ponerlo sobre mi cabeza jaja :-)
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Después del capitulo de la intrigante novela, me apetece un trocito de ese brazo de gitano de crocante. Ummmm !! Tiene de estar muy rico con lo que me gusta el chocolate.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Hola Alicia!! Me ha encantado la historia jajjaaj ya sabes que a mi me gusta escribir jajjaj así que me has dejado pillada!! En cuanto al brazo decirte que una maravilla y todo muy bien explicado, un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  22. Mi querida Alicia brazo de gitano con historia imcluida, ademas de lp mas divertida eres un Sol. Nueno y este brazo de gitano una delicia una receta de esas que hay que hacer solo por ver lo precioso que queda, ademas su sabor tiene que ser especial, me ha encantado. Mil besicos preciosa

    ResponderEliminar
  23. Hola Alicia, me alegra no haberme perdido esta receta, pues últimamente estoy bastante desconectada de la cocina por razones de salud. Me encanta el postre que nos has preparado y de buen grado lo probaría ahora mismo, ya que naranja y chocolate han sido siempre mi debilidad. Tiene que estar fantástico, te felicito por tu receta y la buena presentación que tiene. besos.

    ResponderEliminar
  24. Tiene una pinta deliciosaa!! Yo he hecho brazo una vez y se me resquebrajó todo... tengo que volverlo a intentar, la combinación naranja-choco es estupenda, a ver con que me animo yo^^
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  25. Nos has dejado en duda con la historía, ya nos lo contarás, jeje. El barazo de gitano es una delicia, hoy nos hemos puesto de acuerdo con los sabores, así que me puedo hacer una idea de lo buenísimo que tiene que haberte quedado.
    Un beso y buen finde.

    ResponderEliminar