¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las páginas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que hago, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

AMARGUILLOS





Cuando estos días pasados andaba enfrascada en hacer mis galletas saladas, me acordé de los amarguillos y pensé que debía incorporarlos a mi recetario pues en más de una ocasión nos han servido para acompañar el café de la tarde.

Como son tan fáciles y rápidos de hacer os podrían servir igualmente a vosotros, en el caso que os veáis en un aprieto, ante una visita anunciada con poco tiempo.

Hay algunas recetas rondando por las redes, cada zona tiene sus matices para elaborarlos, yo misma a veces introduzco una variante. Hoy os voy a contar cómo son los que hice por primera vez, muy básicos, un niño podría hacerlos sin dificultad.

No entiendo el nombre que se les ha adjudicado a estas galletas ¿será que en la antigüedad se les ponía almendra amarga?

Ingredientes:

- Almendra molida (bolsitas que venden ya preparadas para usar) 250 g.
- Azúcar 80 g.
- Huevos L. 2.
- Harina de trigo.
- Almendras enteras para la decoración.

Elaboración:

Mezcla la almendra molida con el azúcar y los huevos. Amasa con las manos para amalgamar. Forma bolitas y coloca sobre una bandeja de horno cubierta de papel vegetal. Aplasta ligeramente las bolitas. Coloca una almendra en el centro de cada una y presiona.



Si al moldearlos se pega un poco, puedes untarte las manos con un poquitín de harina de trigo.


Con el horno precalentado hornea de 12 a 14 minutos con 180 ⁰C de temperatura. Deben quedar algo doraditos.





25 comentarios:

  1. Nunca hice amarguillos Alicia aunque si los conocía, yo es leer almendra y ya se que me pierden, te han quedado requetebuenos seguro, que preciosidad, me los como a puñados si los tengo delante jaja, menos mal que no se pueden alcanzar de lo contrario no te dejaría uno...Besss

    ResponderEliminar
  2. Me gusta como te han quedado, son capaces de despertar la gula a cualquiera.
    Lo mejor (o peor, jejeje) es que se ven muy fáciles de hacer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Alguna vez los he hecho con una receta antigua de un libro que con tal motivo se publicó, y me gustaron, aunque no me quedaron tan bonitos como a ti y también supongo que muy ricos. Es un dulce navideño por el componente de la almendra sobre todo, pero siempre acompañan de maravilla una buena merienda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Alicia, que Buenos! Son como un panellet pero con más huevo y harina.Tienen un aspecto increíble, dan ganas de coger uno y no parar. Ahora después de cenar un poquito de dulce apetece. Besos.

    ResponderEliminar
  5. riquisimos!! yo también los he hecho, y son una delicia, y como dices, más sencillos imposible!

    ResponderEliminar
  6. Hola Alicia! Pues de verdad es que son muy sencillos de elaborar, me encanta que sean a base de almendras le da un gusto distinto al cafecito de las tardes.
    Sin duda los preparare para estos días de fiesta
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Alicia!! Por aquí también se venden los amarguillos, aunque no se llaman igual, pero son los mismos, pero nunca los he hecho caseros. Y ya ves, ¡¡son facilísimo!! Ricos y fáciles, entiendo que sea un dulce que se hace en un momento y que salen muy buenos. Yo tampoco entiendo porqué el nombre, porque esto de amargo nada, dulce y riquísimo. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Alicia estoy casi segura al ver tus amarguillos que antes los he visto ¿en agluna pastelería de Granada? ¿en casa de mi abuela o sus hermanas? todo puede ser, pero no recuerdo el lugar exacto y aquí me tienes rebuscando en mis recuerdos.

    De lo que estoy segura es de que están deliciosas ¡receta guardada!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Son buenísimas, pero aunque los tengo en el blog, te prometo que no sabía que se llamaban así, jajaja, increible! Te han quedado maravillosos, Alicia, la pena es que se acaban en poco tiempo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Que rico no creia que eran tan sencillo , los preparare besitos guapa

    ResponderEliminar
  11. Hola amiga mía!! (como dice la canción de Alejandro Sanz jaja).
    ¿Qué tal guapísima?.
    Ya veo que genial, acompañada con esos amarguillos tan ricos de los que seguro distéis buena cuenta,¿verdad? ;)
    Seguramente llegaremos tarde para probar uno pero, con ver lo buenos que están, ya nos conformamos ^^
    Un abrazo bien grande!

    ResponderEliminar
  12. Que dulces más buenos, me encantan los duces con almendras. Te han quedado muy ricos.
    Besoss

    ResponderEliminar
  13. Alicia, los he comido en más de una ocasión aunque nunca me ha dado por hacerlos en casa. Así que otra de tus recetas que me guardo, porque veo que la elaboración es bien sencilla y para una merienda vendrán estupendamente

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  14. Cuca este tipo de pastas de almendras, también se hacen por aquí, claro que como nunca las he hecho y no tengo la receta, no sé si serán exactamente iguales a las tuyas. Como dices, parece. Bien fáciles de hacer, así que será cuestión de arremangarse y ponerse a trabajar para probarlas. Te quedaron perfectas.
    Besod.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia no creas que te he cambiado el nombre, es que a veces se me va la pinza Jajajaja.
      Lo siento mucho, no volverá a pasar, Jajajaja
      Besitos, que pases un buen fin de semana.

      Eliminar
    2. Pues no me importa, la equivocación me gusta jjj. La pinza, como tú dices, se nos va a más de uno. ¡Benditas pinzas! Te perdono jjj. Besos.

      Eliminar
  15. Hola Alicia, no los conocía, tienen un aspecto súper apetecible y además son una monada de bocaditos, me encantan :) un beso!

    ResponderEliminar
  16. Alicia, mira que me gustan los dulces con almendra. Forman parte de nuestra herencia árabe y de nuestras tradiciones. Tus amarguillos son bien fáciles y un poco provocativos, porque además de ricos, quedan muy bonitos, tanto, que si coges uno puedes caer en la tentación de no parar.
    Me llevo la receta.
    Muchos besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  17. Hola Alicia
    No he probado los amarguillos nunca, yo tampoco entiendo mucho lo del nombre porque por los ingredientes que lleva de amargo tienen que tener bastante poco, al contrario tienen que estar muy buenos, te han quedado estupendos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Hola Alicia! Me encantan las galletas y me chifla la almendra así que para mi tus galletas son perfectas, me tomaría algunas ahora que voy camino a la cafetera, he desayunado hace un rato pero ya me esta llamando a gritos mi George de la mañana. Me apunto tu receta porque sé que me va a gustar! Un besote y feliz finde!

    ResponderEliminar
  19. Hola en Huelva también se hacen y mi madre los compraba en una pastelería, además los venden en cajitas para Navidad. No sé por qué se llaman amarguillos , la verdad, pero desde luego son una delicia.. Estoy segura que los tuyos están de sobresalientte y nada que evidiar a los de la pastelerái que te comento. un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  20. Bien ricos que están, con un buen café o solos, son deliciosos para cualquier ocasión, aunque a mi cuando más me gustan en por la época de Navidad.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  21. Qué ricos y vaya peligro con el cafelito.
    Un abrazo
    Clara

    ResponderEliminar
  22. Conocía estas galletas pero desconocía su nombre, cuanto nos enseñas Alicia, se ven riquísimas y ademas rápidas de preparar.
    Un beso

    ResponderEliminar