¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

lunes, 12 de mayo de 2014

CARNE DE AGUJA EMPANADA



Para empanar carnes es mejor, desde mi punto de vista, hacerlo con carnes que nos garanticen su ternura. No es necesario hacer un gran desembolso comprando carnes excesivamente caras si luego quedan como "suelas de zapato". Sobre esto muchos entendidos opinarían que depende de si nos "meten gato por liebre", diciéndoos esto me ha venido a la memoria una anécdota que vivimos muchos granadinos hace algunos años, entre ellos mi marido y yo.

De sobra es conocida en Granada la costumbre de poner tapas gratis con la bebida en los bares, hay una cultura asentada de mucho, mucho tiempo y al bar que cobra lo mismo por la bebida y no pone tapa alguna se le adivina mal fin.

Había uno (sin dar pistas, que queda mal, baste con que os diga que estaba próximo a algunas de nuestras facultades) que ponía unos pinchitos deliciosos, aliñados con arte (ésto lo diría nuestro amigo Juan de Dios) y con trozos de carne más que generosos. El bar siempre lleno hasta la bandera, especialmente de estudiantes, por lógica. Extrañamente cada equis tiempo lo clausuraban, pocos días después volvía a abrir y así durante una temporada larga.

Al final cerró del todo, sancionado por utilizar ¡¡¡carne de gato!!! para sus tapas de pinchitos. Esta historia cundió en la ciudad y yo, para estas cosas no pongo la mano en el fuego, que me puedo quemar, aunque hay granadinos que juran y perjuran que esto es cierto, si no ¿a santo de qué se perdieron todos los gatos rollizos de la zona, que los contaban por cientos? No obstante os diré que si aquello era gato era una carne excepcional, al menos a mí me lo parecía y puestos a creer que las liebres, omnívoras ellas, trasiegan en los cementerios alimentándose con lo que encuentran, prefiero gatos, jajaja. Pensad que todo pueden ser cuentos.

Yo encuentro una carne ideal para empanar la de aguja de cerdo, queda tierna y jugosa. Comprobadlo vosotros y a ser posible elegidla con la menor grasa posible.


Ingredientes:




- Filetes de aguja de cerdo.
- Ajos.
- Perejil.
- Zumo de limón.
- Pimienta negra molida.
- Harina.
- Huevo.
- Pan rallado.
- Aceite de oliva.
- Sal.





Elaboración:


 

Picamos menudos los ajos y el perejil. Exprimimos un limón y guardamos su zumo. Disponemos los filetes de aguja en un bol y salpimentamos, añadiendo ajos, perejil y zumo.

Dejamos macerar media hora, mezclamos un par de veces para que los filetes que queden arriba se impregnen por igual.



 




Batimos el huevo y diluimos con un poco de leche.

Pasamos los filetes por harina, luego por huevo y por último por pan rallado.


















Freímos en aceite y sacamos a un plato con papel absorbente.

Servimos calientes acompañados de ensalada y patatas fritas (es lo ideal), pero fríos están también estupendos.


15 comentarios:

  1. La historia que has contado también circula por aquí pero haciendo referencia a los restaurantes chinos. Pero desde luego nada que ver con la carne tan rica que nos propones hoy. Es una de las que más le gusta a mi marido, así que esta preparación seguro que le encanta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta carne es muy clásica, yo la recuerdo de toda la vida verla hacer a mi abuela y por supuesto a mi madre. Gracias y besitos.

      Eliminar
  2. Por eso, como diría mi madre : Nada mejor que comer en casa que te dan gato por liebre. Jajajaja!!! Unos filetitos empanados como estos seguro que no los encontramos en ningún sitio. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mis hijos les he puesto estos filetes empanados mucho y se los han comido felices siempre. Besitos y gracias Eli.

      Eliminar
  3. jajajaja, quien sabe cuantas veces habremos comido gato entonces!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Es cierto que para empanar tiene que ser una carne tiernisima.........ayer mismo nos los escalopines de los niños en la comunión se partían con el tenedor........no les dejaré a mis niños que lean esto que para colmo les han desaparecido las crias de la gatina jajajajaj. Nada, nada a compara aguja
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo espero no haber comido demasiado, porque eso de comer gato no es mi tradición y tampoco es de mi gusto, a los gatos los veo como animales domésticos.
      Gracias Belén por tu visita. Un beso.

      Eliminar
  4. Que rica esa carne empanada yo la hago mucho besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es receta de siempre en nuestras casas. Besos Inma.

      Eliminar
  5. Cuando el río suena... agua lleva y lo de dar gato por liebre tampoco sería de extrañar, pero en fin, a saber qué habremos comido!
    La carne empanada queda muy rica y a los niños les suele gustar mucho, una buena manera de que se la coman sin protestar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si al menos tuviéramos garantías de salubridad, pues bueno... pero ¡a propósito! sabiendo lo que es, no creo que nos lo comiéramos tan tranquilos, al menos yo, jajaja.
      La carne empanada es un clásico y como tal no debe desaparecer. De eso nos encargamos todos. Besillos.

      Eliminar
  6. Madre mía Alicia, eso es verdad??? Yo casi prefiero no saberlo, si he comido gato pues nada... Eso si, estos filetitos empanados con carne de aguja si me los llevo! Besotes!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De verdad! Por entonces mi marido y yo salíamos juntos y muchos días quedábamos a tomar unas cañas en ese bar. Yo lo he comido y aparentemente no me ha pasado nada ¡eso creo! jajaja. Mejor nos quedamos con esta deliciosa y sana carne de aguja ¿no crees, Gloria? Besotes.

      Eliminar
  7. Una receta super sabrosa, exquisita: muy acertado todo. http://lasrecetasdefranciscoypablo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De esas que apetece llevar al campo, de merienda, con una buena tortilla de patatas ¿a qué sí? Gracias y besos.

      Eliminar
  8. Alicia, muchas gracias por tu visita y comentario en mi blog, y decirte que después de ojear el tuyo me quedo de seguidora. Me parece estupendo. En lo de la carne de gato, creo que en la mayoría de ciudades hay algo de leyenda urbana con este tema, aquí en Alicante también cerraron un restaurante y según decían fue por esa razón. En fin, no sé, pero si era gato, la verdad es que estaba muy buena. Un besazo. azafrandehebra

    ResponderEliminar