¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

sábado, 23 de abril de 2016

ROSQUILLAS DE MAMA INÉS



  Tenía muchas ganas de dedicar a mi querida amiga Belén, de El Toque de Belén, una receta, y cuando vi en su blog las rosquillas de Mama Inés supe que ésta sería la ideal por el significado especial que tiene para ella.
Estas rosquillas las hacía su madre, que tiene ahora ochenta años. Todos guardamos especial cariño por las recetas de nuestras madres y aunque tratemos de imitarlas, poniendo el alma en ellas, hay algo que hace que no nos sepan lo mismo, tienen un don especial.
Desde que empecé en este mundillo Belén ha estado conmigo acompañándome como una amiga incondicional, amable y cariñosa, humilde y cercana, quiero demostrarle mi admiración y respeto grande, porque ella es grande en todo lo que hace.
Las medidas que os doy las hace Inés con un vasito y nos dice Belén que es su referencia para hacerlas, la medida equivale a la capacidad del vasito.
Si os queda alguna duda pasáis por su blog que allí encontraréis lo que a mi me puede haber faltado.



Ingredientes:

- Huevos 2.
- Aceite de oliva 100 ml.
- Azúcar 100 g.
- Anís, un chorrito espléndido.
- Ralladura de una naranja.
- Zumo de ½ naranja.
- Bicarbonato 1 cdta.
- Harina, la que admita.
- Aceite para freír.
-Azúcar para emborrizar.
- Chocolate a la taza (opcional).



Elaboración:

Separar las claras de las yemas y batir las primeras a punto de nieve. Incorporar las yemas batidas con el azúcar. Batimos con un tenedor (yo lo hice con varillas y pienso que me fue peor) mientras añadimos los demás ingredientes. Incorporamos la harina al final y la ralladura, comprobamos que no se nos pegue a las manos, procurando que la masa no quede dura, más bien blandita.



 



Formar las rosquillas.

Freírlas en abundante aceite hasta dorar.







 

  



Pasar a papel absorbente y embadurnar en azúcar.
Podemos mojarlas en un buen chocolate a la taza.










25 comentarios:

  1. Que hermosura de rosquillas Alicia , te han quedado fabulosas y con una pintaza, solo con verlas entran ganas de meter la mano y traerme conmigo un buen puñado, por dios que buenas estarian, me encantan las rosquillas...Bess

    ResponderEliminar
  2. Hola guapísima !!!
    Las de Belén no he ido todavía a verlas, pero a tí te han quedado maravillosas. Por casualidad, tengo preparada una entrada que parece, que me las has cogido del plato jajaja ya verás el lunes.
    En fin, mi niña, que como todo te salieron divinas.
    Besotes gordos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  3. Cuando vi estas rosquillas en el blog de Belén también me gustaron, tanto como las que tú has hecho porque seguro que aunque no sepan exactamente igual, el cariño y esmero que le has puesto superan con creces el resultado, que por otra parte estoy segura que es riquísimo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Que ricas han de estar esas rosquillas, solo de verlas ya empezaría a mordisquear una, bueno..o dos, jeje
    Besote!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Alicia cielo, me ha emocionado tanto.. uff es que llevo una temporada.. la verdad, bastante mal por lo de mi madre, pero en fin.
    Te agradezco tanto tus palabras, me has echo llorar de emoción eres una amiga maravillosa y siempre tan atenta.
    Muchísimas gracias Alicia, y es que ahora tengo muy poco tiempo apara ir a los blog a comentar, porque primero es mi madre, pero te sigo igual aunque no os comente, siempre digo voy a comentar y después ya no me da ni tiempo.
    Y que sepas que estas rosquillas las vera mañana Mama Inés y seguro que le encantan, tanto como a mi, y te han quedado mejor que a mi jejje, !! MARAVILLOSAS !! ERES UNA ARTISTA !
    Yo me llevo un par para el desayuno.
    Otra vez gracias por el cariño que le has puesto a esta entrada Alicia, me ha gustado tanto, que si no te importa mañana lo pondré de desayuno en mi pagina.
    Besinos cielo y feliz domingo
    Belén
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  6. No se como le han quedado a mamá Inés pero a ti te han quedado preciosas y con un aspecto muy bueno. Felicidades guapa.

    ResponderEliminar
  7. No se como le han quedado a mamá Inés pero a ti te han quedado preciosas y con un aspecto muy bueno. Felicidades guapa.

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado espectaculares, se ven muy sencillas y con tus explicaciones seguro que nos salen estupendas. Saludines dulces

    ResponderEliminar
  9. Que ricas! Y con el zumo de naranja tienen que tener un sabor muy especial 😊

    ResponderEliminar
  10. Alicia si es que la cocina de nuestras madres sabe a gloria bendita, yo también estoy como Belén, liada con mis padres todo el tiempo, que casi no llego ni a lis domingos, pero si puedo vengo a disfrutar contigo un ratito, porque a un chocolate calentito con estas preciosas rosquillas no puedo decir que no. Me voy a ver a Belén, que ya vi en su día sus rosquillas en G+ pero no pude disfrutarlas como se merecen. Besos guapa, que disfrutes del domingo.

    ResponderEliminar
  11. Hola preciosa!!
    Yo disfrutaría como una loca con estas rosquillas, siempre me han gustado mucho los dulces fritos y mojaditos en un rico chocolate, buffffffffff eso para mi es la gloria bendita, Alicia. Te han quedado bárbaras y que interior tienen,hija mía... esa miga es fabulosa.


    Besiness

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Hola Alicia!! ¡¡Bueno, bueno, qué receta!! Yo encuentro maravilloso poder hacer una receta que se hace exactamente igual que hace décadas, porque con el tiempo hemos cambiado mucho las recetas y las hemos adecuado a nuestros días, pero todos sabemos que como las cosas que hacían nuestras madres o abuelas, nunca podemos igualarlas, así que seguir al pie de la letra una receta tal cual las hacían ellas, es un lujo y casi casi el éxito asegurado, porque ellas tenían un no sé qué, que todo estaba más bueno de sus manos.
    Creo que hoy has captado toda la esencia de las rosquillas de la mamá de Belén, no hay nada más que verlas, tan apetitosas y gordotas que me dan ganas de volver a desayunar (con ellas) aunque sea ya la hora de comer. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Solo te diré que se me hace la boca agua.
    Besitos corazón

    ResponderEliminar
  14. Que ricas y esponjosas se ven , cuando se las vi a belen me gustaron y ahora me encantan , gracias besitos

    ResponderEliminar
  15. Hola Alicia, si es que eres especial!! te han quedado divinas y además has alegrado el día a Belén. La conozco bien y sé que es el mejor regalo que se le puede hacer. Hay algo mejor que las recetas de nuestras madres y abuelas, yo creo que no, esta es una buena prueba y ellas estarán contentísimas de ver que seguimos haciéndolas!!un beso muy grande!!

    ResponderEliminar
  16. Qué bonita dedicatoria a Belén, y bonito homenaje a mamá Inés! No dudo que las de ella, tengan un sabor especial, pero por la pintaza que tienen las tuyas no me cabe duda, que has alcanzado su nivel sobradamente, qué dulcemente ricas, ricas, se ven, y ya mojadas con chocolate....mmmmm! creo que catarlas debe ser como un paseo por las nubes! :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Preciosa tu dedicatoria, y divinas esas rosquillas, y es que las recetas tradicionales son lo mejor!! se me han antojado!!

    ResponderEliminar
  18. Es que no hacéis más que tentar, con lo que a mí me gustan estas rosquillas!!
    Y esa foto con el chocolate... intentaría alargar la mano y coger, no una no, un par o quizás más que te han quedado requetebién.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Que ricas Alicia, ya se las vi a Belen y me encantaron como estas tuyas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Hola Alicia,que ricas rosquillas yo también se las vi a Belén y son de esas recetas que te llegan al alma, una receta de su madre con la sabiduría que da y el buen hacer de las recetas tradicionales,tienen una pinta riquísima y el interior de vicio.
    Un besito enorme guapísima y feliz semana.

    ResponderEliminar
  21. Qué dedicatoria tan bonita! a Belén le habrá encantado leer tu entrada y ver el cariño que has puesto preparando las rosquillas de su mamá Inés. Tienen un aspecto fabuloso de ricas y muy esponjosas, con todo ese sabor será un gusto probarlas!
    Muchos besos, feliz día.

    ResponderEliminar
  22. Alicia se ve un dulce bien bueno.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  23. Hola Alicia, te han quedado unas rosquillas estupendas, ya pienso en una taza de chocolate y unas cuanta, gracias por la receta, besos!

    ResponderEliminar