¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


jueves, 21 de abril de 2016

TORTA DE SEMILLAS DE AMAPOLA



  ¿Habéis probado las semillas de amapola? Descubrir sabores nuevos es algo apasionante. Yo las probé hace años, siempre dispuestas sobre alguna bollería salada o dulce, pero sólo una muestra pequeña que no me dejó apreciar exactamente a qué sabían. Leyendo entre mis libros de cocina vino a caer en mis manos una preparación común en los países del Este principalmente, en la cual las semillas tenían un papel protagonista, dada la cantidad de ellas que se ponían en el relleno de este bollo, o torta, que me pareció exagerada.


Me animé a prepararla, busqué las semillas y me puse manos a la obra sin saber en qué iba a quedar aquello. Después de mi experiencia, en la que me puse las botas pues me la comí casi sola, puedo contaros que me gustó, que la encontré especial, original y que su sabor terroso me recordó al del chocolate ¡qué sabor más extraño, me diréis, jajaja! para mí un descubrimiento muy agradable y nuevo.

Las semillas de amapola simbolizan abundancia y fertilidad, pronostican felicidad y buena suerte. "Las chicas solteras que las comen deben cortar amapolas si quieren casarse pronto".

Ingredientes para la masa:

- Harina 250 g.
- Leche tibia 125 ml.
- Mantequilla 75 g.
- Yemas de huevo 2.
- Levadura seca de panadero VAHINÉ 4,6 gr. (un sobre).
- Azúcar 3 cdas.
- Azúcar avainillada 5 g.
- Aceite de oliva suave 0,75 ml.
- Sal ½ cdta.



 Ingredientes para el relleno:

- Semillas de amapola 250 g.
- Azúcar 125 g.
- Pasas sin semillas 50 g.
- Nueces 25 g.
- Miel 25 ml.
- Mantequilla 25 g.
- Claras de huevo 2.
  
Azúcar glas y almendra crocanti para cubrir (opcional).

Elaboración:

En primer lugar hidratamos las semillas de amapola en agua hirviendo. Dejamos una hora aproximadamente dentro del agua.

Remojamos las pasas en agua templada. Reservamos.

Para preparar la masa de la torta empezamos disolviendo la levadura en un cuenco pequeño con la leche tibia, removemos y dejamos tapada media hora.

 




Mezclamos la harina y la sal, tamizadas, con los azúcares en un bol. Añadimos a esta mezcla las yemas, la mantequilla fundida (templada) y la levadura disuelta.






Amasamos dentro del mismo bol. Al principio os parecerá blanda pero enseguida y a medida que se va amasando se vuelve elástica y muy manejable. Cubrir el recipiente (untado con el aceite) con film y dejar levar en sitio cálido una media hora.





Escurrimos las semillas y las trituramos hasta que queden muy bien molidas, que parezcan una pasta fina. Añadimos a éstas las pasas, las nueces troceadas, la miel y el azúcar. Batimos una de las claras y la agregamos suavemente (nos servirá para amalgamar).






 


Extendemos la masa sobre una lámina de papel parafinado y con un rodillo formamos un rectángulo cuanto más fino mejor. Pincelamos la masa con la otra clara de huevo semibatida. Colocamos el relleno en el centro y plegamos hacia dentro los bordes haciéndola rodar y presionando en la unión (debe quedar bien cerrada para que no se nos salga el relleno). Volvemos a dejar levar, tapada con un paño, alrededor de media hora.




Precalentamos el horno a 180 ⁰C.


Horneamos de cuarenta y cinco a cincuenta minutos. Espolvoreamos con azúcar glas cuando se haya enfriado y esparcimos la almendra.





24 comentarios:

  1. Pues mira, yo la utilizo en el pan integral, pero no más allá de unas cuantas cucharadas. Con lo que sabor, sabor no te puedo decir que aprecie mucho. Más bien lo que noto cuando lo como es el crunch cruch de las semillitas y me gusta mucho.
    Tu torta de semilla, debía de estar buenísima. Pero gracias al aviso que casi te la comiste sola, esperaré a prepararla cuando tenga a toda la jauría en casa, que me veo rebañando el plato y después me entra cargo de conciencia jajaja
    Las fotos del rellenito son para castigarnos, poetisa Alicia ???
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  2. Yo no he probado nada parecido, las semillas de amapola no las he comido más allá del adorno panadero o repostero y una torta semejante es la primera vez que la veo. Me parece que debe estar riquísima y que te has quedado corta en lo que has dicho sobre ella, por lo menos ese aspecto que presenta la delata.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo si he comido semillas de amapola en menos cantidad y estan muy buenas, esta torta tiene muchas y seguro que esta igual de rica, que pintaza tiene el corte, me ha encantado, vaya maravilla de torta Alicia....Bess

    ResponderEliminar
  4. Que corte tan bonito tiene :) me ha gustado mucho.. seguro que está la mar de rica. Un beso

    recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Pero qué bueno, Alicia!! Yo he probado una torta parecida, la hice en casa hace muuuuchos años y también pensé que tenían demasiadas semillas de amapola, hasta creo que no le puse menos, no recuerdo bien, y luego nos encantó en casa. Bueno, mi madre me decía que se le metían los trozos de las semillas por la dentadura y no le terminó de convencer, ja, ja. Pero bueno, ella era muy poco golosa, en eso no salí a ella.
    Esta torta tiene un corte espectacular, se ven las capas muy definidas y de lo más tentador. Te ha quedado deliciosa, y con un relleno riquísimo. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Aquí en Alemania se utiliza muchísimo las semillas de amapola. De echo mi marido cada vez que se pide un dulce en una cafetería lo pide con amapola, le encanta!! Si ve este dulce tuyo seguro que me pide que se lo haga ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Qué cantidad de semillas, es muy original, ha de tener una textura sorprendente y buen sabor, de los que te comes pellizco a pellizco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. El aspecto que tiene es buenísímo y si te gustó tanto su sabor tendré que probarla!! asique...anda Alicia, no te cortes y...¡¡dame una torta!! jaja
    Me ha encantado conocer este dulce.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  9. Pues yo si las he probado y tengo siempre en casa además de adornar platos en el pan lo utilizó también aunque yo no sabría bien decirte a que sabe, claro que tu torta está claro que estaba riquisima solo hay que ver las fotos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Mira mi receta, lleva semillas de amapola espero que te guste!!

      Eliminar
  10. Pues yo si las he probado y tengo siempre en casa además de adornar platos en el pan lo utilizó también aunque yo no sabría bien decirte a que sabe, claro que tu torta está claro que estaba riquisima solo hay que ver las fotos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. La he probado y me gusta asi que esta torta tiene que quedar de lujo , con un cafe ideal para mi besitos

    ResponderEliminar
  12. Que original y bonito : semillas de amapola. Nunca las he probado ni he utilizado en ningún plato. Me gusta tu idea . Además, te ha quedado muy bien , la foto lo dice todo, Besos.

    ResponderEliminar
  13. Holaaa, que maravilla!! me encantan las masas con semillas de amapola, y en el yogur natural, y en las ensaladas...le da un toque así como crujiente que me encanta. Este relleno es fabuloso, tengo que probar esta torta que promete ser deliciosa.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  14. Qué rica esta torta y el relleno debe estar estupendo. Las semillas de amapola las he comprado este año por primera vez, con lo que lo mismo me animo y la hago.Se ve muy rica.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Pues si que tiene que estar rica si esa torta, dan ganas de coger un trocito,, jajajaja
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  16. Original, bonita y por el aspecto buenísima.
    Parece sencilla, la verdad me entran ganas de ponerse el delantal y cocinarla. Mil gracias por tus ricas recetas. Tomo buena nota.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Hola Alicia, pues yo las he usado en panes y bizcochos pero nada más , veo que tú le has dado buen uso, esta torta está para empezar a comer y no parar. La foto del corte donde nos enseñas el relleno es una tentación!!un beso grande!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Alicia!! mira que pan tan original, sin duda hay que probarlo,pero si te lo comiste casi todo tú me parece que debe estar buenísimo jajaja
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  19. Qué glotona, y no nos dejaste ni una miaja?? o no paraste hasta saber bien bien cómo definir su gusto :) Menuda pinta más apetitosa tiene, fantástica elaboración! Siempre que vengo a verte me creas necesidades imperiosas de probarlo todo, eres mi ruina para la operación bikini! :)
    Muy buen finde, un beso!

    ResponderEliminar
  20. Yo también las he probado y me gustan. Lo que si que no he probado en tanta cantidad y en una torta como esta, que no conocía para nada Alicia. Hay que ver cuanto se aprende visitando las cocinas de las compañeras, me voy maravillada de la tuya. Y el corte...en fin...eso tiene que ser pecado mortal de lo bueno que se ve.

    Besiness y feliz fin de semana, guapisima

    ResponderEliminar
  21. hola Alicia, qué buena idea, yo tengo semillas de amapola para consumir en breve, y no se que hacer con ellas, esto es dar un buen uso y además buenísimo, gracias por la receta, un beso!

    ResponderEliminar