¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


martes, 4 de marzo de 2014

GARBANZOS CON ESPINACAS



Es un guiso muy sabroso, propio de Andalucía, que se cocina prácticamente por toda su geografía, siendo a mi parecer un plato más genuino sevillano. Los sevillanos le ponen ese arte tan especial que tiene ellos y que hacen que en su tierra sepa a gloria bendita todo lo que te comes. Saliendo de Sevilla, nos vamos con el regusto de esa tapa o ración, que nos hemos tomado con una buena cervecita y vamos pensando por el camino ¿cuándo volveré? ¡Qué rico se come en Sevilla! y qué bonita es toda ella. Mi receta es la que adiviné degustándola y como os he dicho en multitud de veces, a mí me satisface. Os la cuento.


Ingredientes:


- Espinacas lavadas y troceadas 300 g.
- Garbanzos cocidos 200 g.
- Pan dos rebanadas.
- Ajos 4 dientes.
- Cominos molidos 1 cda. colmada.
- Tomate natural frito con cebolla 2 cdas.
- Vinagre de vino 1 cda.
- Pimentón dulce 1 cda.
- Pimentón picante 1 cdta.
- Aceite de oliva 4 cdas.
- Sal.


Elaboración:


Cocemos las espinacas en el microondas 4 minutos, en dos veces, con un poco de sal.

Freímos ajos y pan, que queden doraditos. Retiramos parte del aceite (que vamos a usar luego) y rehogamos los pimentones. Reservamos.




 



Batimos, con un vaso de agua (si tenéis caldo de cocer los garbanzos ponedlo) el pan, los ajos, los cominos, el vinagre y las dos cucharadas de tomate.










En el aceite que apartamos, rehogamos las espinacas un par de minutos, después añadimos los garbanzos y mezclamos.









Volcamos lo batido uniendo bien. Por último echamos el pimentón rehogado y dejamos que se impregne todo de los sabores. Probamos de sal. Si fuera necesario y hubiera quedado una salsa muy espesa, podemos añadir un poco de agua hasta dar una consistencia más bien cremosa.





Servimos calientes.


15 comentarios:

  1. Aquí estoy, anda que llevo un rato intentando dar con el alternativo que me habías dejado en un comentario y nada de nada. Ahora he visto lo del face y he entrado. Que ricos están así los garbanzos!!!! lastima que si los quiero comer, tengo que hacerlos aparte para mi, porque en casa son anti espinacas jaja
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no te serviría, pero de todas formas quédate con él, por si... Bueno, si quitas las espinacas puedes cocinarlos igual ¡es una lástima que no quieran las espinacas! realmente, no saben a nada. Besos.

      Eliminar
  2. Holaaa!!
    Querico se ven estos garbanzos !!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Aindriu u! ¡cúanto tiempo! me alegra verte de nuevo por aquí. Sí que están ricos los garbanzos así. Gracias. Besos.

      Eliminar
  3. ¡¡Buenísimos!! las legumbres son mis platos preferidos, así que esta receta me la apunto para probarla. Yo hoy en mi blog he hablado de los espárrago trigueros confitados. ¿Podrías dar alguna idea a nuestros usuarios de recetas con este producto?

    Muchas gracias!!

    Un abrazo

    www.sdesabor.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son platos muy valiosos en gastronomía.
      Mi cocina es una cocina sin pretensiones porque además así lo creo, pero sí que puedo proponer unas ideas para acompañar estos espárragos confitados. Irían perfectos con un tartar de vieras, con un escabeche de perdiz o codorniz, con una sopa de almendras, por ejemplo. Ya lo pensaría probándolos primero. Besos.

      Eliminar
  4. Ay que rico, nosotras las vamos a cenar esta noche.... es una tapa muy buena, pero de cenar también está muy bien. Nosotras las hacemos muy a menudo, varía nuestra receta de la tuya porque nosotros no le ponemos tomate frito, por lo demás igual.
    Un saludo de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta veros por aquí, gracias por visitarme. Probaré otro día a no poner tomate, aunque es muy poco lo que pongo y así me hago la idea de como quedan sin él. Besos chicas.

      Eliminar
  5. Que rico plato! y que típico de estas fechas. De todos modos me apunto tu manera de cocinarlos, que me ha parecido una delicia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Toñi! Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  6. Muy rico yo lo hago en casa pero no le pongo tomate ni comino , asi es como lo hacia mi abuela . Pero tiene que estar muy rico tambien besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son variantes del mismo plato y todas muy ricas. Probaremos. Besitos Inma.

      Eliminar
  7. Bien verte sin el alternativo, que por cierto no pude entrar.
    Una receta estupenda y bien clásica :=)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  8. Me gusta como has preparado este plato, tiene un aspecto fabuloso Alicia. Con el frìo que ha entrado de repente por estos lares, que bien venía un platito como este a la hora del almuerzo. Alimenta con solo verlo, reina.

    Besines

    ResponderEliminar