¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


martes, 22 de abril de 2014

BOQUERONES ESCABECHADOS DE POSTGUERRA



Seguramente ya os habréis preguntado el porqué de este nombre, tal vez no tenga ni sentido que yo lo haya escogido para titular esta receta. Me baso en haber oído contar a personas mayores que este plato se hacía para aprovechar sobras de pescado frito, cuando la comida escaseaba en los años posteriores a la guerra civil española. No sé si hay algo de verdad en ello, he estado investigando hasta donde he podido y no he encontrado ningún documento que lo confirme, sin embargo, los testimonios que recuerdo de estas personas, ya fallecidas, me han animado a traeros la receta, que como es normal tendría, según que zonas, sus variantes. A mí me gusta mucho y es sencilla de elaborar. Posiblemente si algún entendido en cocina de altas esferas la conociera haría con ella un especial plato vanguardista, por mi parte me voy a conformar con la receta que más o menos cercana a la original conozco y que recuerdo que cuando yo era pequeña mi madre ponía en verano como si se tratara de un gazpacho, siempre acompañado con patatas fritas y huevos y con rebanaditas de pan tostado.

No hay que rascarse los bolsillos pues sus ingredientes salen por una copla, lógico y normal.



Ingredientes:


- Boquerones fritos (del día anterior) 250 g.
- Ajos 2 dientes (medianos, sin el germen).
- Jengibre molido 1 cdta. de postre.
- Pimentón 1 cda.
- Laurel 2 hojitas.
- Cáscara de naranja seca (sin nada de blanco).
- Cáscara de limón.
- Colorante alimentario (opcional).
- Aceite de oliva 3 cdas.
- Vinagre de vino blanco 3 cdas.
- Sal.
- Agua fría.
Para acompañar pan en rebanaditas tostado, patatas fritas...



Elaboración:

 



Disponemos los boquerones en un recipiente tipo fiambrera. Se dejan con la raspa y la cola. Cortamos tiras finas de piel de limón y se las echamos junto con el laurel.








En un tazón o bol pequeño mezclamos el jengibre y el pimentón. Diluimos con el aceite y el vinagre emulsionando.



Aparte, trituramos en el mortero la cáscara de naranja, los ajos (crudos) y la sal. Vale lo mismo hacerlo con la batidora, en ese caso batimos con un poco de agua.






Aclaramos con agua fría y cubrimos los boquerones con esta preparación. Probamos de sal y vinagre y rectificamos a nuestro gusto.Tapamos el recipiente y metemos en el frigorífico. Estarán mejor cuantos más días pasen.






Tomadlo siempre fresquito.




38 comentarios:

  1. Las comidas de aprovechamiento y más aún las de posguerra, tienen mucho fundamento y a menudo suelen ser muy ricas, como estos boquerones que pintan muy bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta mucho este escabeche y no suelo ponerlo, se me olvida, como muchas otras recetas, pero siempre lo recuerdo con agrado. Besos.

      Eliminar
  2. Uuuhhhmmm!! Yo también tengo esta receta en el blog, aunque ligeramente diferente. La verdad es que no sabía que era de la posguerra, pero tiene sentido... Mis familiares de Málaga la preparan y ellos sí que vivieron en la posguerra.

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tardé en enterarme de que se hacía en la postguerra, cuando ya me había comido unos cuantos. Gracias por tu aportación Tytania. Besos.

      Eliminar
  3. Lo peor es que en casa este plato lo tendría que hacer otro, porque conmigo en la cocina los boquerones ya simplemente fritos peligran jajaja, me pongo a comer y no canso. Pero habrá que resistirse para probarlos de esta otra manera.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes otro remedio que resistirte, sino no hay escabeche que valga. Besos.

      Eliminar
  4. Me pasa lo mismo que a Belén, tendría que hacer el doble de cantidad para poder comerlos así. Seguro que están espectaculares. Me parece una receta de aprovechamiento buenísima. Un besote.
    Aliño con cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando hace calor fuerte sienta muy bien un platito de éstos bien fresquito y sabe muy, muy rico. Besos.

      Eliminar
  5. Me ha parecido una receta chulisima y muy curiosa, Una teceta estupenda, tomo nota http://lasrecetasdefranciscoypablo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado Pablo, pónla en práctica la próxima vez que tengas boquerones fritos de sobra y no olvides comertarme que te ha parecido. Besos.

      Eliminar
  6. Muy ricos yo lo hago mas o menos igual , tambien era una receta de mi abuela que ya la hacia en esos años que pasaron tanta miserias besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que era una manera de hacer con un puñado de boquerones un plato que llenara, metiendo pan en el caldo y por lo tanto quitando hambres. Besitos Inma.

      Eliminar
  7. Aprovecharlo todo en la cocina es ser buena cocinera. Esto lo prueba. Seguro que deben de estar muy buenos estos boquerones. Hoy los hemos comido en casa si llego a saber antes de tu receta hubiese guardado unos pocos para poder probar. lo tendré en cuenta la próxima vez.Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hay comidas de aprovechamiento muy ricas y algunas nos vienen de nuestras madres. La próxima vez recuerda y guardas unos poquitos, aunque sólo sea por probar. Besos.

      Eliminar
  8. Me gustan mucho los boquerones, y estos tuyos con escabeche deben resultar muy sabrosos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sabor que le dan la cáscara de naranja y el jengibre es estupendo. Gracias guapa.

      Eliminar
  9. Me encanta leer estas anecdotas e historias y, por supuesto, las recetas tan ricas que conllevan! Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta que os encanten las anécdotas, siempre que se preste os contaré alguna cosilla. Gracias Mónica. Besosss.

      Eliminar
  10. Una receta curiosa, no la conocía, pero me parece perfecta para aprovechar los boquerones dándoles un aire totalmente nuevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces nos sorprenden recetas antiguas que rescatamos. Besos Ana.

      Eliminar
  11. A mí me parece una idea genial para aprovechar en general, cualquier resto de fritura. En casa no suelo hacerlas, pero cuando tengo invitados y sobran cosas, me viene bien esta receta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa igual que a tí trato de dar salida a lo que sobró, dándole a veces un giro totalmente distinto del plato original. De hecho mañana subo al blog una receta de aprovechamiento muy peculiar y gustosa. Besos Ana, me alegro de tu visita.

      Eliminar
  12. Hola Alicia, me ha gustado mucho tu receta de escabechado, con el toque de naranja tiene que tener un aroma y sabor muy especial, están fantáticos, gracias!
    besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, tú tenías unas sardinas escabechadas deliciosas que no hace mucho subíste y creo que te comenté que tenía yo programada ésta. Gracias a tí por tu visita. Besos.

      Eliminar
  13. Que ricos unos boqueroncitos así, tienen que estar bien ricos. ademas de aprovecharlos les damos un toque bien autentico para un bien aperitivo, genial idea!!!
    Besotessssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que están buenos y por descontado pueden servirnos como aperitivo. Gracias Bea. Besos.

      Eliminar
  14. Que tentación de plato con lo que me gustan los boquerones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo la verdad el caldito está fantástico. Besos Dolors.

      Eliminar
  15. Yo escabecho las sardinas pero los boquerones no los he hecho nunca ,probaré con tu receta que es diferente a la mía y creo que me va a gustar mucho.
    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he escabechado nunca las sardinas jajaja, aunque sé que se escabechan igualmente, se las ví además a Silvia Tc, del blog chup chup chup y me gustaron, cómo no. Gracias Lourdes es un gusto tenerte por aquí. Besos.

      Eliminar
  16. Buena receta tanto en la postguerra como ahora, Alicia! Me encanta. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para no olvidarla y ahora que llega el calor para tomarla como sopa. Gracias y besos Angie.

      Eliminar
  17. En esos tiempos este plato ha tenido que quitar mucha hambre ¿a que si?. Yo me apunto a una racioncita Alicia, es una manera nueva para mi de preparar los boquerones, pero una forma estupenda de aprovecharlos.

    Besines guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que era una receta prevista para quitar el hambre, mucho caldo y mucho pan. Gracias Merchi y Besos.

      Eliminar
  18. Hola Alicia, acabo de descubrir tu blog con ésta receta, pero todo tiene una pinta fabulosa. Me encantan los boquerones, pero nunca los he probado de esta forma, me apunto la receta para la próxima. Me quedo por aqui a seguirte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Luis! me gusta que hayas venido a dejarme un comentario tan alentador. Te animo a probar y a que rescates sabores de antaño. Gracias y un abrazo.

      Eliminar