¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

sábado, 26 de abril de 2014

POTAJE DE JUDÍAS VERDES CON JAMÓN SERRANO



No creo haberlo comido en mi vida más de seis, siete veces y la última tendría yo entonces quince años. Lejos quedan esos años y sin embargo me viene a la memoria haberlo visto cocinar por mi madre. Por entonces yo era una "lapa" y a la hora en que mi madre hacía la comida, si estaba en casa, no me perdía ni un detalle de lo que se “cocía”, allí pegada a mi madre y absorta en todos sus movimientos. Tampoco es que yo me haya prodigado con esta receta, dos veces, no más, pero mi marido no lo recuerda. Creo que a partir de ahora la va a recordar pues quedará constancia en este blog.

Por estar muy rica se merece un lugar entre mis recetas. Aquí os la dejo a vosotros.



Ingredientes:



- Judías verdes 400 g.
- Jamón serrano en daditos 150 g.
- Laurel 2 hojas.
- Ajos 4 dientes.
- Cebolla ½.
- Pimiento verde 1.
- Tomate 1 (no muy grande).
- Harina 1 cda.
- Aceite de oliva 4 cdas.
- Colorante alimentario 1 cdta.
- Sal.




Elaboración:


Limpiamos las judías de puntas y de hebras (si las tienen) y las cortamos a la mitad y luego en trozos no muy grandes. Las lavamos.


 



En una sartén ponemos el aceite a calentar e iremos friendo por este orden las verduras: primero los ajos (cortados a láminas), luego la cebolla, después el pimiento (los dos cortados menudos).




 




A continuación las judías junto a los dados de jamón. Rehogaremos todas ellas dejando unos minutos entre unas y otras.





 




Añadimos la cucharada de harina y sofreímos el conjunto hasta que desaparezca la harina.






 



Por último pondremos el tomate sin piel y cortado en trocitos. Dejamos unos minutos y cubrimos de agua, añadiendo entonces el colorante.

Esperamos que hierva hasta que las judías estén tiernas, veinticinco o treinta minutos. Añadimos agua si la necesitan, no demasiada, debe quedar con cierta consistencia sin llegar a ser una salsa. Rectificamos de sal.




Servimos calientes.



26 comentarios:

  1. Yo no he comido nunca las judias guisadas así y mira que en mi casa guisos se comian a diario, supongo que es la costumbre de cada lugar con sus comidas típicas. Es una buena forma de cocinarlas, sobre todo para quien le gusten los caldos, una receta para guardar y tener en cuenta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde que la "redescubrí" y me alegró hacerlo, he decidido ponerla con más frecuencia, a ver si recupero el tiempo perdido con esta receta. Yo la voy a tener en cuenta, Mª Dolores. Besos.

      Eliminar
  2. Un plato muy completo y rico :) necesito un buen trozo de pan!!! que saltitaaa Un beso y buen fin de semana.

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un potaje, pero en lugar de llevar legumbres secas, lleva las judías frescas. Gracias Nicki y besos.

      Eliminar
  3. Un plato contundente y muy rico, te ha quedado perfecto, para mojar pan y no parar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste Mayte. Gracias por visitarme. Besos.

      Eliminar
  4. Me encantan las judias, una receta chulisima. http://lasrecetasdefranciscoypablo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando te decidas a hacer este plato, verás que bueno te parece. Besos.

      Eliminar
  5. Niña que plato mas rico y que sencillo. Me encanta.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y lo buenísimo que está! no te lo pierdas y prúebalo. Mucha gracias preciosa, besos.

      Eliminar
  6. Vaya un rico sabor que le aporta el jamoncito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se complementan muy bien las judías con el jamón. Besillos.

      Eliminar
  7. Creo que no las he probado nunca y deben estar divinas, caldositas y bien sabrosas con ese jamón, ummm... Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando no tengas a mano legumbres secas puede arreglarte una comida como plato único. Gracias Mónica y muchos besos.

      Eliminar
  8. Que palto mas rico te has marcado , me gusta estos platos de toda la vida besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuperarlos es un acierto para nuestra cocina actual. Besitos y gracias.

      Eliminar
  9. Una receta estupenda y has hecho bien con que no se pierda, seria una pena! Un beso y feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo que tengo presente, recuperar recetas casi olvidadas . Besos Elisa.

      Eliminar
  10. Alicia que pinta más buena.
    Que pases un feliz domingo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Trini! me encanta verte por aquí con tu nuevo blog. No me quiero perder tus recetas con alcachofas pues me gustan mucho y es interesante probar distintas maneras de hacerlas.
      Este guiso se que te gustará. Gracias por visitarme. Besos guapa.

      Eliminar
  11. Parecidas las he comido, pero no iguales, ya me imagino que están muy sabrosas.
    Ne gusta el plato donde las has servido.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, me imagino que por tu zona se prepara algo similar. El jamón le da un sabor muy bueno a las judías verdes. Si te gusta el plato dime dónde y te mando uno, ¡¡¡de verdad!!! Besos.

      Eliminar
  12. Alicia, qué buena pinta tiene este plato, entra por los ojos y tiene que saber a gloria. Un abrazo y buena semana, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Clara, como has visto es un plato que puede ser único, como si se tratase de un potaje de legumbres secas. Besos.

      Eliminar
  13. ¡Qué plato tan rico. Me encanta! Así de esta manera no lo he llegado a probar nunca. Mañana mismo lo hago. Sólo tengo que comprar las habichuelas porque en casa tengo jamón ibérico de Jabugo. Así, con tan buena materia prima, me ha de quedar tan rico como el tuyo. ¿No crees? ¡Buenas noches y dulces sueños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no veas cómo te quedará con ese jamón, estoy por invitarme a tu casa y que me me guardes un poquito. Sin duda mejor que el mío te va a quedar. Gracias y besos.

      Eliminar