¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

domingo, 1 de junio de 2014

CABALLAS Y JURELES AL HORNO RÁPIDOS




Este día sí que no me lo esperaba, es más yo ya había preparado mi comida. Tocaron a mi puerta y me encontré con mi vecinito José María que me traía un montón de pescado fresquísimo, a punto de saltar de la fuente, y como parece que todo el mundo piensa que soy de creérmelo todo, me gastó la broma de decirme que su padre lo había estado pescando para mí hacía un ratito. Mi pronto fue creerlo, pero no me duró mucho, lo miré fijo a los ojos llena de intriga y él no tuvo más que lanzar una carcajada con lo que se deshizo mi creencia. ¡Mucho pescado de un tamaño similar! ¡Jureles y caballas! pues muy raro, jajaja. Lo mejor,  los buenos vecinos. Gracias Chema y Teresa.

No quise dejar el pescado para otra ocasión, era una pena no aprovechar su frescura ¿Cómo los iba a preparar...? corriendo. Os explico.




Ingredientes:




- Jureles y caballas 10.
- Ajos 10-12 dientes.
- Perejil un manojo.
- Zumo de un limón.
- Pimienta molida al gusto.
- Aceite de oliva 6 cdas.
- Sal.







Elaboración:


Sin duda lo más entretenido es limpiarlos. Hay que cortarles las aletas con una buena tijera de cocina. Abrirlos por el vientre a todo lo largo y extraer las vísceras. Cortar las cabezas con un cuchillo y lavarlos perfectamente debajo del grifo por dentro y por fuera. Escurrir y secar con papel de cocina.


 

Disponerlos en una bandeja de barro alineados. Salpimentar. Encender el horno a 200 ºC.

Calentar el aceite y freír, cortados en rodajas siete-ocho ajos grandes.

Volcar sobre el pescado. Introducir en el horno.








Diez minutos después, incorporamos el resto de los ajos picados, en crudo, el zumo de limón y abundante perejil.  Dejamos que se acabe de hacer el pescado diez minutos más, bajando la temperatura del horno a 180 ºC. Comprobamos que esté a nuestro gusto.





Servimos en la misma fuente de barro.




8 comentarios:

  1. Fantastico, que buenos. Mmm con atun por ejemplo tambien iria genial, feliciades http://lasrecetasdefranciscoypablo.blogspot.com.es/2014/05/rosas-de-pizza.html#comment-form

    ResponderEliminar
  2. A mi me harían un faenón tremendo si me los traen sin limpiar, jejej! Me da mucha manía el pescado ;) eso sí, se me lo traes en ese platito ya preparado es otra cosa!! Besotes

    ResponderEliminar
  3. No a todo el mundo le gusta este pescado, por eso me parece buena idea hacerlo al horno con pocos ingredientes y así disfrutar de todo su sabor, eso sí, con cuidado de no pasarlo porque entonces pierde frescura. A tí no te ha ocurrido, está en su punto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Qué ricos, me encantan sobre todo los jureles, qué pinta!! Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho la forma de preparar el pescado!!! Las caballas y jureles son pescados con mucho sabor que me encantan!!! Apuntado y guardado!! Un beso y feliz tarde!!!

    ResponderEliminar
  6. Un regalo maravillosos que tu has convertido en una delica, tengo que probarlos de esta forma por que la pinta es una ricura. Mil besicos

    ResponderEliminar
  7. Con un pescado tan fresco cuanto menos se disfrace su sabor mucho mejor y tal como lo has hecho ha de quedar genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Alicia, que bien sabe la caballa asi en el horno, muchas veces hacemos parecido y nos encanta, además que es sanisimo para nosotros que sufrimos colesterol, un besin y feliz semana!

    ResponderEliminar