¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

domingo, 7 de septiembre de 2014

BOLLITOS DE LECHE PARA RELLENAR




Me decidí a hacerlos por primera vez cuando mis hijos estaban pequeños, una tarde que estaba sin mucho que hacer, y con ganas de encontrar un entretenimiento para mí y una satisfacción para ellos. Había leído la receta en algún sitio, pero no recordaba dónde y menos aún me acordaba de las cantidades que tenía que poner de cada ingrediente. Me costaron dos intentos, al menos el segundo salió bien y mis hijos disfrutaron con ellos. ¡Pobres, esperando impacientes la hornada primera y desesperados ya con la segunda! No sé que tienen las cositas pequeñas que gustan mucho a los niños. Rellené unos con queso y otros con paté, les gustaron tanto que durante un largo tiempo me los pedían a menudo. Recién hechos están muy buenos, si los dejamos para el día siguiente desmerecen porque empiezan a ponerse duros, os aconsejo gastarlos el mismo día, mejor recientes.




Ingredientes:




- Harina de repostería 250 g.
- Mantequilla ablandada 50 g.
- Leche entera 125 g.
- Huevo 1.
- Huevo para pincelar 1.
- Levadura Royal ½ sobre.
- Sal 5 g.




Elaboración:



Mezclamos tamizadas la harina con la levadura y la sal. Hacemos un hueco en medio y echamos el huevo entero, la leche y la mantequilla ablandada en trocitos. Integramos poco a poco, primero con cuchara de madera y después con las manos hasta conseguir una masa homogénea y poco pegajosa. Dejamos reposar.


Precalentamos el horno a 180 ºC. Cubrimos con papel de hornear una bandeja.


 



Formamos los panecillos, si se nos pega demasiado la masa nos ayudamos untándonos las manos con un poco de harina. Los ponemos sobre la placa y les hacemos unas incisiones oblicuas con un cuchillo bien afilado. Pincelamos con huevo batido.





Horneamos hasta que tomen color dorado, 15-20 minutos.


Oreamos.




18 comentarios:

  1. ¡¡Hola Alicia!! ¡¡Pero qué buenos!! A mi también me llaman mucho la atención las cositas pequeñas de comer, ya sean dulces o saladas. ¡¡Estos bollitos yo me los rellenaría con una buena capa de nocilla!!, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Yo me los comería hasta sin rellenar porque solos con un café también deben estar buenos. Estupenda merienda la de hoy.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Buenos días, Alicia. Qué tal has pasado el verano? Poco a poco empiezo a reincorporarme al blog y espero venir a verte más a menudo porque siempre es un placer. Y placer es también pensar en estos deliciosos bollitos de leche mojados en un buen café, ¡qué ricos! Además, gracias a tus explicaciones se ven muy facilitos de hacer, así que habrá que probarlos, seguro que a mi hijo le encantarán. Feliz Septiembre, biquiños!

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado preciosos y sin rellenar también tienen que estar muy ricos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Alicia! Menudos bollitos ricos para desayunar, se apetecen rellenos de multitud de cosas y lo mismo solos, se ven riquísimos.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  6. Riquísimos!!! Apunto la receta, tienen que estar deliciosos tanto con relleno dulce como salado.
    un besazo!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Alicia, te han quedado riquísimos, menuda pinta.
    Lo bueno, es que cada uno lo puede rellenar de lo que más le gusta, hasta con un relleno salado están bien ricos.
    Besotes gordos, mi niña.

    ResponderEliminar
  8. Ricos y mas sanos que la bolleria de tienda. Besos

    ResponderEliminar
  9. Ideales para una merienda infantil, aunque yo también daría buena cuenta de ellos, así receién hechos, tan blanditos y con cualquier relleno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Qué idea más rica y buena!! Se ven tan tiernitos y tan tan ricos!!! Que bien me los tomaría para merendar, aunque ya no soy una niña!! jaja!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Mi querida amiga, cualquiera que espere que salgan del horno esta maravilla tiene que estar impaciente, que ricos y tiernecitos se ven, yo me los comeria hasta solos. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  12. Muy ricos , seguro , además da igual cómo estén para el día siguiente porque nos los comeremos de momento!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  13. Que buenos, hasta sin relleno se ven esponjosos y riquísimos, me encanta las recetas así de fácilitas que en un momento tenemos unos ricos bollitos. Un placer.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
  14. Riquísimos, probaré a hacerlos sin gluten también, por mi chiquitajo, a ver que tal me salen. En mi casa no suelen llegar al día siguiente así que ese problema no lo tendré. Besos Alicia. Con tu permiso comparto en facebook.

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa !!!
    Parece que hemos quedado, porque yo he publicado una receta muy parecida:)
    Te han quedado lo más de deliciosos estos bollitos, quien pillaría uno para la merienda. Besos ♥

    ResponderEliminar
  16. hola!! me encantan, ya me los estoy imaginando con queso y jamón, se ven muy esponjosos y suaves, besos!

    ResponderEliminar
  17. que buenos estos bollitos ¡¡¡¡¡ me gustan mucho

    ResponderEliminar