¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


miércoles, 17 de julio de 2013

SOPA DE CEBOLLA



Ingredientes:




- Caldo de haber cocido el lomo 1 litro (ver receta LOMO FRÍO Y SUS ACOMPAÑANTES).
- Cebollas ¾ kilo.
- Pan tostado tres rebanadas por persona.
- Queso rallado al gusto.
- Aceite de oliva 4 cucharadas soperas.
- Sal.

 
  

Elaboración:

 
Ponemos a calentar el caldo y mientras, cortamos las cebollas en juliana finita (acordaos de sumergirlas media hora antes en agua con cubitos de hielo, partidas por la mitad, para no llorar). Calentamos el aceite y echamos las cebollas para pocharlas a fuego medio, mejor tapadas con tapadera y con un poquito de sal (cuidado de no salar demasiado, pues el caldo ya tiene su sal). 













 




Terminadas de hacer, las incorporamos al caldo y dejamos que cuezan diez minutos más.


Tostamos las rebanadas de pan, que no sean muy gruesas.




Emplatamos en recipientes individuales o en sopera común,  resistentes al horno.

Colocamos la sopa con su cebolla, el pan a continuación y por último el queso rallado, quizás mejor del tipo parmesano, yo no tenía y le puse mozzarella.

Gratinamos en el horno un par de minutos y servimos.



Esta sopa como ya sabéis es resultado del caldo del lomo que hicimos fiambre y que podéis verlo en el enlace que os indico arriba. Como recordaréis de un plato sacábamos tres, una maravilla.

8 comentarios:

  1. Que buena... me encanta esta sopa. Pero con este calor de verano, quizás la dejaremos para más adelante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todos los restaurantes se ponen sopas calientes durante todo el año, es cuestión de gustos y si se es muy caluroso mejor olvidarlos y tomar sopas frías. El año pasado en pleno mes de agosto, en París, comprobé que es una de las sopas más demandadas.
      Mi intención con esta receta no es obligar a nadie a tomarla ahora, sino a enseñar como se aprovecha el caldo que quedó de cocer el lomo.

      Eliminar
  2. A mi también me encanta, aunque la prefiero en invierno. De todos modos hace unos años me tomé una sopa castellana en Segovia en pleno Agosto, un día caluroso, así que por qué no? Es deliciosa y con ese caldo seguro que queda estupenda.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que además la sopa de cebolla quema más que ninguna. A pesar de ello se sobrevive. Besos.

      Eliminar
  3. Oh, que buena receta, precisamente lo que estaba buscando! gracias por compartir y enhorabuena por las fotos tan apetecibles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gusto es mío si sé que os puede servir de provecho.

      Eliminar
  4. Asi tiene muy buena pinta, yo no suelo hacer la sopa de cebolla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la he puesto cuando han venido a comer a casa amigos y familiares y se han ido con un taper o con la receta escrita.

      Eliminar