¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


sábado, 10 de agosto de 2013

LIONESAS RELLENAS DE NATA MONTADA





Ingredientes:


Pasta Choux:

- Harina 125 g.
- Huevos 4 tamaño L.
- Agua 250 ml.
- Mantequilla 80 g.
- Sal ½ cucharadita.
- Azúcar 1 cucharadita.

Relleno:

- Nata para montar 200 ml.
- Azúcar glas 4 cucharadas soperas rasas.


Elaboración:


Precalentamos el horno a 180 ºC.


En un cazo ponemos el agua, la sal, el azúcar y la mantequilla. Dejamos que hierva y se funda completamente la mantequilla, retiramos del fuego y volcamos de golpe la harina cernida, removiendo la masa rápidamente y mezclando muy bien, hasta que se desprenda fácil de las paredes del cazo y presente un aspecto uniforme y sin grumos.

 














 



Dejamos enfriar. Batimos los huevos, no demasiado, y vamos echando sobre la masa porciones de ellos, divididas en cuatro teniendo presente que entre uno y otro vertido debe quedar perfectamente integrado el huevo. Dejamos reposar media hora.






 


Sobre una placa de horno engrasada con mantequilla iremos poniendo porciones de la masa de igual o parecido tamaño, con una cucharita o con la manga pastelera. Introducimos en el horno y las dejamos hacer, sin abrir la puerta pues podrían bajarse, durante 35 o 40 minutos.




 




Sacamos del horno y dejamos que se enfríen.









Cortamos a un tercio de su altura, dejando la parte más gruesa de base y rellenamos con la nata montada, siempre muy fría, a la que añadimos al final del batido el azúcar glas.

 















Con una manga pastelera de boquilla rizada las rellenamos y espolvoreamos con azúcar glas. Metemos en el frigorífico y las tomamos frías.








Para mi sobrino Luis, que pronto se inicia en "el mundillo de la restauración", deseándole mucha suerte en su proyecto.

3 comentarios:

  1. Tienen trabajo pero creo que luego merece la pena y las disfrutas a cada bocado.
    Buen finde

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta Alicia!!! la nata es mi preferida.
    Besitos Ana.

    ResponderEliminar
  3. Hola Alicia, veo estos dulces y me vuelvo loca (estoy a dieta) tienen una pinta de escandalo.
    besitos

    santi

    ResponderEliminar