¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las páginas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que hago, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

miércoles, 7 de marzo de 2018

CROQUETAS DE BACALAO TRADICIONALES





  
Se aproximan las fechas de Semana Santa y ya estamos pensando en sacar nuestras mejores "galas culinarias" para este tiempo.

Hice memoria y comprobé en mi recetario que aún no había subido las croquetas de bacalao.

No tengo mucho que contar sobre croquetas, porque ya está todo dicho: ¿que son un manjar? no cabe duda. Por eso decidí abrir un espacio para ellas.

A efectos de parecer pesada os recuerdo lo que tenéis que tener en cuenta. Poniendo los cinco sentidos en la bechamel para que quede fina y sabrosa, pocas cosas pueden igualarlas.

También es importante el rebozado, insisto en que uséis primero harina, luego huevo y por último pan rallado, así os aseguráis de que estarán bien protegidas. No escatiméis el aceite a la hora de freír, deben quedar perfectamente cubiertas (para no gastar demasiado lo mejor es freírlas en una cacerolita con fondo). La temperatura debe mantenerse constante durante la fritura, si ponéis muchas croquetas de una vez bajará y las croquetas harán como una esponja absorbiendo la grasa y empapándose de aceite. Si ponéis pocas correréis el riesgo de quemarlas y dejarlas frías por dentro. Probad de entrada friendo cuatro, y si no se rompen, añadid la siguiente vez cinco, no amontonéis, es mejor tardar en hacerlas que servir un estropicio.

Para rizar el rizo os cuento que si el pan rallado se moja ya no saldrán crujientes, por lo que recomiendo no meterlas en el frigo, ni en el congelador. Pierden mucho. Lo mejor es freírlas sobre la marcha ¿Rebozarlas nuevamente? no lo aconsejo, su capa exterior se hará gruesa y sabrán mucho a pan.

No os acobardéis con estos consejos, no se trata de dificultades sino de paciencia ¡Hacedlas! Seguid mi experiencia. Merece la pena disfrutar de un bocado gourmet.

Ingredientes:

- Bacalao desmigado, sin pieles ni espinas 280 g.
- Harina de repostería 120 g.
- Leche semidesnatada 800 ml.
- Ajos 2.
- Puerro 1.
- Perejil un manojo.
- Pimienta negra recién molida.
- Aceite de oliva 7 cdas.
- Mantequilla un trocito (optativo).
- Sal si se necesita.
- Aceite de oliva para freír 1 litro aprox.

Para rebozar:

- Harina.
- Huevos 2, grandes.
- Pan rallado.

Elaboración:

Elige un trozo de bacalao de mediano de grosor y ponlo en el congelador al menos dos días, para evitar el anisakis (me he acostumbrado a hacer ésto). Lávalo debajo del grifo y quita el exceso de sal.

Cubre con agua fría y lo metes en el frigo. Cambia de continuo el agua, enjuagando el recipiente cada vez. Mantén alrededor de 30 horas, con cambio de agua de al menos 10 veces (cambio el agua cada vez que abro el frigo, no cuesta mucho). Vuelve a pasarlo por el grifo y lo secas bien con papel de cocina.

Desmenuza retirando meticulosamente las raspas y pieles (aunque me ayudo de una tijera de cocina, es mejor hacerlo a mano pues se aprecian mejor las raspas). Reserva.



Pica y dora ligeramente los ajos y antes de que se pasen añade el puerro muy picado. A medio rehogar incorpora el bacalao y dale unas vueltas mezclando los sabores. Pon la pimienta molida y el perejil picado.



A fuego medio añade la harina y la leche fría moviendo desde este momento sin parar, procurando disolver los grumos con la rasera (conviene no descuidar la cocción para que no se agarre y se pueda quemar). Cuece veinte minutos la masa,  más que suficientes para que no le quede sabor a crudo. Después de este tiempo se separará de las paredes y el fondo de la sartén. Agrega el poquito de mantequilla, si quieres, a mí me gusta ponerla porque las hace más suaves.

Retira la masa a una bandeja y deja que enfríe.


En dos, tres horas, y antes de que la masa se haya encallado, forma las croquetas que se prestarán mejor a su moldeado. Pásalas por harina, huevo batido y pan rallado.


Fríelas en aceite caliente pero no arrebatado, de pocas en pocas. Ponlas sobre papel de cocina y sirve enseguida.














 



   
Hoy las acompañé con estas setitas japonesas que se han puesto de moda últimamente: Buna Shimeji al pilpil.













28 comentarios:

  1. Ay!!!, croquetas!!!, mi debilidad!!!, pero me cuesta mucho hacerlas...no así comerlas, jajaja...De bacalao me las hacía la mamá de una amiguina...pero la pobre ahora ya no está entre nosotros, qué ricas estaban...Magníficas!!!. Besines!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Menos mal!! ¡¡Alguien que me dice que no las congele con el rebozado!! Y es que yo las congelo sin el rebozado y todo el mundo me dice que es una tontería que quedan igual de buenas, pero si las congela con el rebozado ya, no quedan crujientes, sino blandas y para mi, la diferencia es abismal. Pero bueno, sé que entre gustos...
    Bueno, pues es que no hay nada como unas buenas croquetas, y sí ya va tocando pensar en las recetas de pascua y un gran clásico, son unas estupendas croquetas de bacalao. Un imprescindible, sin ninguna duda, y con tu buen hacer, además, ¡¡riquísimas!! Besitos.

    ResponderEliminar
  3. No me importa cocinar para 15, número que suele haber en mi mesa cuando me junto con hijos y nietos, pero no me mandes hacer croquetas, para eso no tengo paciencia y la verdad es que me quedo admirada de la tuya.
    Lo cierto es que te han quedado unas croquetas perfectas, todas iguales y no dudo de que tiene que ser un bocadito delicioso ¡Con lo que me gustan a mí!
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  4. Estas croquetas junto con las de jamón para mi son las mejores del mundo, aunque siendo caseras me gustan todas, te han quedado maravillosas, que suerte tenemos las que nos gusta la cocina, el otro día me llamo una amiga que la masa de croquetas era un pan, eso después de reposar, jaja casi me da algo, y me llama para que yo solucione la papeleta, anda que, cualquier día hago milagros vamos jeje, te han quedado maravillosas cremosas y crujientes como a mi me gusta...Bess

    ResponderEliminar
  5. Unas croquetas magníficas, te han quedado muy cremosas, se nota que eres una gran maestra croquetera. Me encantan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Qué haríamos sin las maravillosas recetas de cuaresma, yo creo que son las que más me gustan, incluyendo por supuesto estas magníficas croquetas. Tiernas y sabrosas, un manjar de dioses, por eso abundan en Semana Santa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Me apunto a una como mínimo. Se ven perfectas y ¡qué buenas!
    Aquí en Semana Santa, las hacemos con patata. Si vas a mí blog, siempre están en la cabecera.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Alícia, yo las hice ayer, mañana las tengo de aperitivo. El bacalao me encanta, pero solo en esta época, ¿será posible?
    Te han quedado divinas.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Alicis...
    Siempre os digo que las croquetas son mi aperitivo preferido...y es que recien salidas de la sarten quemandote y todo me encantan
    Éstas te han quedado de lujo...un relleno de Semana Santa o de la fiesta que se quiera...porque ya por si solas son de celebracion.
    Y buen acompañamiento le has puesto.
    Yo me apunto a este manjar.
    Besossss.

    ResponderEliminar
  10. Alicia me encantan las croquetas de bacalao, aunque en casa de mi madre siempre las hemos hecho con patata, y que por cierto no he tenido ocasión de compartirlas en DBM, son tantas las cosas que me gustan, y tan poco el tiempo que tengo para escribir, que cada vez son más las cosas que se me quedan en el tintero, jajaja.
    Besos, me llevo tu platito para el picoteo de mediodía.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan las croquetas, de todo tipo y en especial las de bacalao. La verdad es que dan trabajo pero bien merece la pena. Todo un manjar.
    Cuando me pongo, hago cantidad suficiente para congelar y no sabes la alegría que me da echar mano al congelador y tener una bolsa de croquetas esperando para freír y comer.
    Has probado de pasarlas por harina de garbanzo a mi me gusta bastante porque quedan más crujientes.
    Soy como el monstruo de las galletas pero en croquetas. Ji,ji,ji.
    Con setas un plato "divino".

    ResponderEliminar
  12. Hola ALicia! Yo desde que probé a hacer mis propias croquetas sé que no comeré nunca jamás las congeladas del super, no me gustaban las croquetas por eso... Qué gran error, son deliciosas! Y como me encanta el bacalao creo que tu receta me ha venido de perlas, se ven super ricas, te han quedado genial! Un besito!!

    ResponderEliminar
  13. Qué buena pinta tienen estas croquetas, ideales para le época de Cuaresma y con lo que le gustan a mi pequeñaja, mándame una plato lleno jeje. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  14. Buenisimas croquetas, ademas que ahora están de temporadas, jejeje

    ResponderEliminar
  15. Como la receta es una maravilla y sobran las palabras te digo que los consejos que das valen su peso en oro para conseguir el frito ideal de las croquetas que no seremos las primeras a las que se les han abierto las croquetas en el aceite o han salido tan empapadas de aceite que chorreaban casi o bien estaban negras por fuera y congeladas por dentro para compensar ja ja ja Si es que la sartén es todo un arte

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  16. Que ricas y que pinta mas buena y con ese acompañamiento de lujo guapa besos

    ResponderEliminar
  17. Lo primero decirte que tus croquetas están para ponerles un piso! Se ven deliciosas.
    Sin embargo tengo que discrepar de lo que dices del congelado, llevo toda la vida congelando croquetas y te aseguro que me quedan crujientes exactamente igual que las que no congelo, de verdad que nunca me ha ocurrido que queden blandas como dices, pero cada uno tiene su experiencia y lo mejor es poderla compartir porque seguro que a muchos le ha pasado lo mismo que a tí. Y de todos se aprende, verdad?
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  18. Gracias por tus letras. Me has hecho sonreír cuando mencionas lo buenas que tienen que estar las patatas, en eso coincido contigo, me gustan más que el pescado.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  19. Son mi perdición y de bacalao ni te cuento. Riquísimas. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  20. Que ricas!!!! Me chiflan las croquetas, jeje, y si me apuras hasta la masa cocida sin formar las croquetas me encanta, jajaja. Me has sorprendido con el puerro pero lo he de probar porque seguro que les da una consistencia y suavidad riquísimas.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  21. Hola Alicia, es cierto, qué vamos a decir más de nuestras adoradas croquetas!! Siempre son bien recibidas por casi todos y además las podemos variar de sabor tanto como queramos, y a¡como aprovechamiento de restos son perfectas. pero de bacalao , qué ricas. me encanta como te quedan de bonitas y de bien hechas, tan igualitas. Qué arte!! Un beso y fleiz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  22. Que ricas están las croquetas de bacalao y las tuyas tienen una pinta deliciosa!
    Me llevo un par! :D
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  23. Holaaaa, que ricas las croquetas de bacalao, yo como no hago caso de semana santa ni nada de eso, unas buenas croquetas de bacalao son muy bien recibidas en cualquier ocasión y estas serían pero que muybien recibidas.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  24. Hola guapísima !!!
    En casa somos muy croqueteros Alicia, pero que no te puedes imaginar la cantidad que caen en una sentada. Son cientos de croquetas las que hay que hacer para dejar a todos contentos, si lo se, parece exagerado pero así es.
    Me gustan de casi todo, y las de bacalao o pescado me vuelven loca.
    Desde luego las tuyas tienen una pintaza increíble. Y no hay dos recetas iguales, eso es verdad.
    No acostumbro a pasarlas por harina y es cierto que lo he visto en muchos sitios. Lo que si hago es congelarlas, y oye, a mí me da buen resultado y me quedan crujientes como la primera vez.
    Pero cada maestrillo tiene su librillo, eso dicen.
    Con el buen tiempo que hace por aquí, me las imagino mañana de aperitivo y me sale hasta una sonrisa.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  25. Guau ¡¡¡¡ cómo te han quedado las croquetas! El paso a paso , genial, muy sencillo y fácil explicación. Te felicito por lo bien que lo has contado. Pocas veces las he hecho de bacalao pero me apunto tu receta que es una de las mejores que he visto. Gracias Alicia.

    ResponderEliminar
  26. Alicia, hoy me has dado en uno de mis puntos débiles: las croquetas. Precisamente de bacalao me fascinan. Ya veo que tú el tema "croquetero" lo dominas a la perfección, cuántos consejos que nos das. Viendo las fotos solo puedo decir que se ven perfectas

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  27. Ay, hacer la croqueta perfecta es muy complejo, ¿eh?. A mi me vuelven loca y las de bacalao me parecen deliciosas, me apunto a una ración de las tuyas sin dudarlo :)

    ResponderEliminar
  28. Hola Alicia! a quién no le gustan las croquetas?? creo que todo el mundo acepta una bandeja de ellas, sean de lo que sean! jeje muy ricas las de bacalao y la verdad, es que nunca las he hecho. Igual me animo con tu receta. Un saludo.

    ResponderEliminar