¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las páginas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que hago, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

jueves, 30 de noviembre de 2017

PANNACOTTA DE TÉ MATCHA CON BOMBÓN DE CHOCOLATE NEGRO




Estos días pasados me regaló mi hija un botecito de té Matcha, ella es fan de la cultura japonesa y se hace fácilmente con productos del País del Sol Naciente. Lo encontré vaciando la bolsa de los táper que venían de vuelta para casa. Habíamos hablado hace años de este té y de la maravilla de aplicaciones que tiene, en la repostería sobre todo.

Ya casi lo tenía olvidado y por donde me llegó sin esperármelo. Algo debía inventar y debía ser sencillo y bonito, para una fiesta mejor aún ¿de Navidad? ¿Por qué no?

 

Ingredientes:

- Leche entera 100 ml.
- Nata 35 % 400 ml.
- Té Matcha 4 cdtas.
- Azúcar glas 4-5 cdtas. (o si prefieres endulza con stevia en polvo o tu edulcorante preferido).
- Gelatina neutra en hojas 70 g.
- Bombón de chocolate negro.



Elaboración:

Calienta a fuego medio la leche, en cuanto hierva agregas el té. Retira y tapa con un platito. Infusiona un par de minutos. Disuelve bien con unas varillas. Vuelve a poner al fuego la leche con el té y agrega la nata y el azúcar (prueba si está a tu gusto de dulzor y si no corrige, debes tener  en cuenta que el té tiene sabor un tanto amargo). Procura que no hierva. Integra removiendo. Aparta del fuego.

Añade las hojas de gelatina, previamente hidratadas en agua fría, y escurridas de agua. Disuélvelas perfectamente.



 




Vuelca la preparación en moldes. Cuando estén templadas las pannacottas las metes en el frigo hasta que cuajen, mejor de un día para otro.







Desmolda pasando un cuchillo de pala por la parte interior y alrededor del molde y vuelca sobre un plato. Adorna con tu bombón favorito.



sábado, 25 de noviembre de 2017

BRAZO SALADO DE REMOLACHA RELLENO DE QUESO

 


 
Os voy a ir adelantando alguna cosa para las fiestas, como es este entrante tan atractivo y rico, especial para quienes gustáis de la remolacha. En principio puede resultaros dificilillo, pero no lo es. Es paciencia y mimo lo que más necesita.

Ya sabéis que mi objetivo es no complicaros mucho con recetas imposibles, que sólo entienden quienes se dedican profesionalmente a esto, o en su caso han recibido clases extras de aprendizaje.

Para obtener un resultado bueno debéis seguirme el paso a paso, yo por mi parte voy a intentar que no se me escape nada, cuento con vosotros si tenéis dudas.



Ingredientes para el brazo:

- Harina de trigo 50 g.
- Maizena 50 g.
- Huevos L, 2.
- Remolacha cocida 150 g.
- Impulsor (levadura química) ½ sobre.
- Sal ½ cdta.





Ingredientes para el relleno:

- Queso crema (tipo Philadelphia) 200 g.
- Queso fresco de cabra 25 g.
- Hojitas de tomillo fresco 1 cda. (si no os gusta mucho poned menos).
- Sal ½ cdta.

Elaboración:

 



A temperatura ambiente separa las yemas de las claras. Monta las claras (con varillas) con una pizca de sal y reserva.
  










Haz un puré con la remolacha (no metas agua). Mezcla y bate el puré con las yemas (con varillas).






Tamiza las harinas con la sal.



Incorpora poco a poco las harinas al puré. Remueve. Por último agrega las claras envolviendo suavemente, procurando no perder aire, debe quedar una mezcla espumosa y ligera.



Prepara una bandeja de horno pequeña con papel vegetal y para asegurarnos que no se pegará, bien untamos una capa muy fina de mantequilla o de aceite de girasol, o como en mi caso que puse spray desmoldante. Enciende el horno a 180 ⁰C.

Extiende la pasta sobre el papel engrasado nivelando lados y centro con una espátula. Debes dar un grosor de un dedo o poco más (no te apures al ver que te sobra papel sin cubrir, al ser espesa se mantendrá en su sitio).



Pon en el horno a media altura, y sin abrir la puerta tenlo 10 minutos. A los diez minutos abres la puerta y presionas el centro para comprobar que está hecho. Si lo dejas más tiempo del necesario se romperá al enrollarlo.

 




Mezcla los quesos y sazona con la sal y el tomillo. Reserva.






Rápidamente vuelcas el bizcocho sobre una servilleta o paño de tamaño adecuado (sin olor a suavizantes), ligeramente humedecida en agua caliente y despegas el papel. Unta una capa pareja de queso encima. Ayudándote del paño enrollas, girando con cuidado hasta el final.



Si se te ha roto por algún sitio aprieta (sin ahogar, jjj) al parejo y lo haces rodar por la encimera.

Coloca el brazo en un nuevo papel vegetal y mételo en el frigo para que compacte al frío.




Sirve cortado en rodajas de un centímetro, acompañado de una buena ensalada de lechuga.





miércoles, 22 de noviembre de 2017

AMARGUILLOS





Cuando estos días pasados andaba enfrascada en hacer mis galletas saladas, me acordé de los amarguillos y pensé que debía incorporarlos a mi recetario pues en más de una ocasión nos han servido para acompañar el café de la tarde.

Como son tan fáciles y rápidos de hacer os podrían servir igualmente a vosotros, en el caso que os veáis en un aprieto, ante una visita anunciada con poco tiempo.

Hay algunas recetas rondando por las redes, cada zona tiene sus matices para elaborarlos, yo misma a veces introduzco una variante. Hoy os voy a contar cómo son los que hice por primera vez, muy básicos, un niño podría hacerlos sin dificultad.

No entiendo el nombre que se les ha adjudicado a estas galletas ¿será que en la antigüedad se les ponía almendra amarga?

Ingredientes:

- Almendra molida (bolsitas que venden ya preparadas para usar) 250 g.
- Azúcar 80 g.
- Huevos L. 2.
- Harina de trigo.
- Almendras enteras para la decoración.

Elaboración:

Mezcla la almendra molida con el azúcar y los huevos. Amasa con las manos para amalgamar. Forma bolitas y coloca sobre una bandeja de horno cubierta de papel vegetal. Aplasta ligeramente las bolitas. Coloca una almendra en el centro de cada una y presiona.



Si al moldearlos se pega un poco, puedes untarte las manos con un poquitín de harina de trigo.


Con el horno precalentado hornea de 12 a 14 minutos con 180 ⁰C de temperatura. Deben quedar algo doraditos.





sábado, 18 de noviembre de 2017

CREMA DE ZANAHORIAS CON NUECES



 

Ya sabéis, quienes me conocéis bien, que soy una adicta a las verduras y que no puedo pasar sin ellas.

Invento una y mil maneras para tomarlas y no cansarme.

Ninguna receta con verduras la hago difícil, hacer un plato con ellas no tiene porqué ser complicado.

Hoy os voy a dejar una de mis cremas favorita, a tope de sana y muy rica. No usaré mantequilla, margarina, ni nata. Es apta incluso para aquellos que tienen problemas con el gluten.

¿Qué os parecería para las cenas?

Ingredientes:

- Zanahorias 5-6.
- Puerro (parte blanca) 1, grande.
- Apio una ramita.
- Patatas 2 pequeñas.
- Caldo de carne o verduras (suficiente para cubrir la verdura y algo más).
- Aceite de oliva 3 cdas.
- Sal (si se necesita).
- Leche de nuez y arroz 100 % vegetal, 1 vaso.
- Nueces.



Elaboración:

Prepara las verduras limpiándolas, lavándolas y quitándoles las pieles. Trocea.

 

  


Ponlas a cocer en el caldo y agrega el aceite de oliva.








 



Tritura cuando estén blandas. Cuela. Añade la leche de nuez y arroz, mezcla todo. Comprueba la sal y si gustas pones un polvito de pimienta blanca.







Sirve caliente con unas nueces troceadas encima.




miércoles, 15 de noviembre de 2017

SACCHETTINI ITALIA




Si alguna comida es realmente agradecida esa es la pasta. Si la pasta es buena, mejor aún y si la salsa que escogemos para aderezarla es una de nuestras preferidas no hay quien se resista a comerla.

Hoy decido versionar la famosa salsa pesto cambiando dos ingredientes. En lugar de piñones pondré pistachos. Cambiaré el zumo de limón por zumo de lima, más aromático.

Los sacchettini los compré en un súper que nos gusta mucho a todos, jajaja, en este caso están rellenos de champiñones y trufa que casan muy bien con el pesto versionado.

Me he decidido por llamar a esta pasta Italia porque después de emplatar me di cuenta, máquina en mano y calibrado el enfoque, que tenía delante de mis ojos los colores de la bandera italiana. Aproveché esa casualidad y de ahí el título. Y sin más, paso a contaros la recetilla, que más que fácil es facilísima.


Ingredientes para la salsa pesto:

- Un puñado de pistachos naturales (mejor sin piel).
- Un manojo de albahaca fresca.
- Un diente de ajo (sin la hebra central).
- Parmesano rallado o en polvo.
- Aceite de oliva (he añadido algo de aceite de girasol para aligerar la acidez y que no quede muy potente).
- Zumo de lima.
- Pimienta negra recién molida.
- Sal.

Elaboración:




Bate los pistachos, el ajo, el aceite de oliva (más aceite de girasol), el queso parmesano rallado, la albahaca y el zumo de lima. Sazona con sal y pimienta recién molida. Controla el espesor usando los ingredientes líquidos, debe quedar como una salsa, no como una crema. Comprueba la sal.




 




Cuece la pasta tres minutos en agua salada, hirviendo (sigue las indicaciones del fabricante). Escurre, riega con un hilo de aceite de oliva, mezcla y adereza con el pesto.






Sirve enseguida ¡y disfrútala!



domingo, 12 de noviembre de 2017

MINI TRUFAS DE BONIATO






Estas trufas las tenéis que hacer. Apenas tienen gasto, no necesitáis pasar mucho tiempo en la cocina, son muy fáciles, casi light, y por si esto fuera poco, no son nada despreciables, todo lo contrario, son un bocado especial que no os debéis perder.

No vais a encontrar una textura dura, ni seca, son blanditas y suaves, casi se deshacen en la boca. Tampoco tienen un sabor muy pronunciado a boniato (para los que no les acaba de convencer su sabor).

Como veréis he escogido uno de los mejores chocolates que hay en el mercado, se lo merecen, no me cabe duda. Para rallar el chocolate no debéis sujetarlo con las manos pues el mínimo calor que desprenden hará que se funda y os manche. Un truquito bueno es cubrir con papel film la parte que sujetáis y así resultará más limpio. Igualmente para rebozarlas es suficiente con que las hagáis rodar, después de haberlas moldeado, por la bandeja donde habéis puesto el chocolate rallado, quedarán perfectamente cubiertas. Ya rebozadas pasadlas con cuidado a la bandeja de servir. Se pueden tomar del tiempo si están recién hechas, pero os aconsejo conservar en el frigo.
Las podéis incluir en vuestros dulces navideños puesto que ocasionan poco gasto y son muy resultonas, y si me apuráis, sanas como pocas cosas que tomamos en esas fechas.

He optado por ponerles sirope de agave, según los expertos menos dañino que el azúcar convencional. Después de todo lo que os he contado ¿os vais quedar sin probarlas?

Os pongo un enlace a estas bolitas de boniato y coco que ya tengo publicadas, otra opción más.


 



Ingredientes:

- Boniato mediano, 1.
- Sirope de agave 4 cdas.
- Almendra crocanti 3-4 cdas.
- Chocolate Lindt 70 % cacao.






Elaboración:

Pela y corta en dados parejos el boniato. Ponlo a cocer con agua que lo cubra y diluye en el agua el sirope.

Espera que se ablande sin pasarlo de cocción (15-20 minutos). Escurre sobre un colador sin tocarlo y deja media hora para que suelte el máximo posible de agua.

Chafa con un tenedor y agrega la almendra. Mezcla bien. Forma con las manos las bolitas procurando igual tamaño.


Ralla el chocolate poco a poco, según vayas necesitando. Haz girar la bandeja en círculo para impregnar bien las bolitas.

  

¡Y listo! ¡A comer una tras otra, jjj! 





jueves, 9 de noviembre de 2017

GALLETAS DE ACEITE DE OLIVA Y QUESO CON ESCAMAS DE SAL NEGRA (Y SORPRESA)





Nos andan acribillando los nutricionistas con cuidar la alimentación y hacen muy bien, otra cosa bien distinta es que nos hagamos los despistados como si con nosotros no fueran las advertencias. Rara es la galleta que en su composición no lleva alguna grasa saturada o hidrogenada. Teniendo aceite de oliva a nuestro alcance es fácil idear unas galletas que no las contengan. 

He querido traeros una receta que inventé, esta vez salada, para aprovechar que me regalaron sal negra y darles su puntillo de aperitivo y picoteo salpicando unas escamas sobre ellas.

He hecho poca cantidad para que veáis el proceso de elaboración. Doblad ingredientes si queréis hacer más galletas.

 Sal negra La Melguiza 
Ingredientes:

- Harina repostería 125 g.
- Aceite de oliva 4 cdas.
- Huevo M, 1.
- Queso en polvo tipo italiano 60 g.
- Bicarbonato sódico ½ cdta.
- Orégano al gusto.
- Escamas de sal negra LA MELGUIZA.




Elaboración:

Mezcla los ingredientes hasta conseguir una masa más o menos lisa. La masa obtenida no se pega a las manos. Deja reposar tapada con film ½ hora. Precalienta el horno diez minutos antes de hornear.

 



Por precaución cubre la bandeja de horno con papel vegetal. Haz bolitas proporcionadas y las aplastas ligeramente. Esparce unas escamas de sal, con prudencia, aunque no lleva sal la preparación pues es suficiente con la que aporta el queso.





Hornea 12-15 minutos. Deja que enfríen en la bandeja. Sirve.


Ésta es la sorpresa: he hecho los Panellets de Raquel y Nuria ¡Qué ricos estaban! Hummmmmmm...



Los de la izquierda son de mi cosecha. Rebozados con almendra.




domingo, 5 de noviembre de 2017

ALBÓNDIGAS DE RAPE Y JAMÓN SERRANO EN SALSA DE AZAFRÁN





Tenía pendiente esta receta de hoy. En agradecimiento a La Melguiza he vuelto a usar el producto estrella de su empresa: el azafrán. No es un azafrán cualquiera. Ya lo comprobaréis si os hacéis con él. Algo me dice que este guiso que nos supo a gloria, fue gracias a que se me ocurrió ponerlo como ingrediente principal en la salsa de estas albóndigas, singulares para muchos, por mezclar pescado y jamón serrano. De moda está "el mar y montaña" por eso no he tenido reparos en que la conozcáis, estoy segura de que os va a encantar, su sabor es increíble.


Ingredientes para hacer las albóndigas:

- Colitas de rape 4.
- Taquitos de jamón serrano 90 g.
-  Pan rallado, 4 cdas.
- Miga de pan remojada, 50 g.
-  Cebolla en polvo, 1 cdta.
-  Ajo en polvo, 1 cdta.
-  Huevo grande, 1.
-  Sal una pizca.
-  Aceite de oliva para freír.
-  Harina.


Elaboración de las albóndigas:

Blanquea cinco minutos las colitas de rape en agua ligeramente salada (ten en cuenta que el jamón sala). Desmenuza cuando hayan templado, retirando las espinas, si las hubiera. Reserva el caldo de cocer el rape. Bate el huevo y mezcla con el pescado y el jamón. Añade el pan rallado y la miga de pan estrujada. Sazona con el ajo en polvo, la cebolla en polvo y una pizca de sal. Mezcla muy bien. Coge porciones de masa regulares y forma las albóndigas. Pasa por harina y fríe por tandas.



 Azafrán La MelguizaIngredientes para la salsa de azafrán:

- Ajos, 2.
- Pimientos verde y amarillo, un trocito de cada.
- Cebolla ¼.
- Tomate 1.
- Caldo de cocer el pescado, vaso y ½.
- Copita de Jerez.
- Guisantes congelados, 12-14.
- Aceite de oliva de freír las albóndigas, 3 cdas.
- Sal (si se necesita).

Tuesta el azafrán en una cacerola, sin nada, cuidando que no se queme. Añade la verdura picada y rehoga todo junto con 3 cdas. de aceite de la fritura.



 



Añade el caldo de rape colado. Incorpora los guisantes y añade el vino de Jerez. Cuece hasta que se hayan ablandado los guisantes (puedes añadir agua o más vino). Incorpora las albóndigas y deja que cuezan cinco minutos. 





Sirve con tu guarnición elegida: patatas, arroz o pasta.