¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Os abro encantada las páginas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que hago, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

miércoles, 14 de abril de 2021

CANESTRELLI

 

 


  

Desempolvo y os cuento de qué van las canestrelli, las mías, pues aquí hay truquillos que las diferencian de las originales.

 

Si hay unas galletas elegantes, porque merecen llamarlas con este calificativo, son las canestrelli, a mi modesto parecer. Su típica forma de flor de seis hojas ya dice mucho de ellas.

 

Cuento con la receta clásica italiana, sin embargo, a falta de harina de papa, imprescindible entre sus ingredientes, para conseguir el aspecto y delicadeza de su textura, se me ocurrió sustituirla por puré de patatas liofilizado. ¿Sí? me diréis incrédulos, y yo os contestaré afirmando mi atrevimiento, una vez más, para mi satisfacción por el resultado obtenido.

 

Sabiendo esto me veo obligada a compartir con vosotros ese hallazgo inesperado. Puede ser que no hayáis probado estas galletas (las auténticas) que son pura "divinidad", pero experimentando con esta receta casi os puedo decir que no las vais a echar de menos 💕💕 Puro corazón.

 

Os sorprenderán algunas cosas más como iréis viendo. Nada complicadas de hacer, son sorpresas superables para cualquier cocinillas que pasee por este blog y se anime a hornearlas.

 

INGREDIENTES:

 

- Mantequilla sin sal (punto pomada), 150 g.

- Azúcar glas (tamizada), 150 g.

- Yemas de huevo (cocidas), L, 3.

- Copos de puré de patatas (liofilizado), 150 g.

- Harina de trigo con levadura incorporada, 100 g.

- Ralladura de un limón pequeño.

 

Antes del horneado:

 

- Leche para barnizar

- Azúcar blanquilla para espolvorear

 

ELABORACIÓN:

 

Cuece los huevos de manera habitual, deben quedar duros. Refresca. Saca las yemas y chafa con un tenedor. Reserva

 

Muele fino los copos de puré.

 

Bate con varillas la mantequilla y el azúcar glas. Esponja y blanquea.

 

Añade las yemas.

 

Incorpora la ralladura, la harina tamizada y el puré de patatas molido. Bate integrando.

 

 


 

Envuelve en film la pasta obtenida y guarda en el frigo media hora, más o menos.

 

Extiende la pasta en la encimera ligeramente enharinada y da un grosor de un centímetro, aproximado.

 

Corta con un molde de flor, si es posible de seis hojas (de no tener, usa uno redondo normal) y da forma a las galletas. Usa una pajita para hacerles un orificio en el centro.

 

 

Coloca con mimo en la bandeja de horno protegida con papel vegetal. Separa las piezas entre sí. Pincela con un poco de leche y espolvorea algo de azúcar.

 

Precalienta el horno a 180 °C. Introduce y hornea alrededor de 15 minutos. Observa que no se doren demasiado.

 

Deja templar en la bandeja sin tocarlas, son delicadas. Acaba de enfriar en rejilla.

 

Y disfruta de unas galletas distinguidas con una textura inigualable.











16 comentarios:

  1. Hola Alicia!! La verdad es que se ven preciosas con esa forma de flor. No he tenido la suerte de poder probar los originales pero de buena gana me conformaba con probar los tuyos. Muy original eso de los copos de patata, no se me hubiera ocurrido. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Que galletas tan originales y deliciosas! Digo, no las he probado pero me he asombrado muchisimo al leer que las has hecho con papa! Pero si me las puedo imaginar de sabor, guau, deben estar riquisimas! Ten por seguro que voy a tener que probar tu receta y si tengo el molde de flor... y creo que si es de 6 hojas!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No he probado las originales, pero ya veo que son unas galletas distintas a las que solemos hacer. Se ven muy ricas y ese truco de usar el puré de patatas liofilizada es una buena idea viendo el resultado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me han parecido tan buenos como originales, y no solo por los ingredientes, también por ese corte tan hojaldrado y esa forma tan bonita que tienen. Sin duda merece la pena probarlos.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. ¡Bueno, bueno! Una receta muy interesante. Me pica la curiosidad. Ya tardo en correr a ponerme manos en la masa....:-)
    Gracias por compartir.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Que pinta mas rica y bonita , la receta muy original con la yemas y los copos besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola Alicia, ya veo que eres otra aficionada a introducir la patata en la repostería. Si quieres en el Corte Inglés venden en el supermercado harina de patata de la casa Santiveri. No conocía estas galletitas, pero se adivinan deliciosas y riquísimas. Encima con este ingrediente ( patata) le dará una suavidad extrema a la masa. Un exquisitez de dulce. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Alicia. Conocía ya estas pastas de verlas en blogs italianos, pero nunca me había animado a hacerlas por la harina de patata, tan difícil de encontrar. Así que no sabes la alegría que me ha dado ver que se pueden hacer con puré de patata en copos pues son unas pastas que tengo ganas de probar, ya que me resultan muy curiosas por las yemas cocidas. Me las apunto.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  9. Hola Alicia, son bonitas a rabiar!!
    Pero me has dejado con la boca abierta, nunca vi unas galletas con yema de huevo cocido y patata, me has dejado con muchas ganas de probarlas!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola Alicia
    comente estas galletas y no debí publicar, lo mío es mucho jaja, conozco estas galletas aunque nunca las hice y te han quedado de escaparate reina, que pintaza tienen, me las comería a pares, están que invitan a probarlas...Bess

    ResponderEliminar
  11. Hola Alicia, de incrédula nada, si tu lo dices no hay más que hablar, qué delicia de galletas, tan ricas y bien presentadas. Has sido muy atrevida pero el resultado ha merecido la pena. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  12. Hola Alicia, que galletas más deliciosas y apetecibles, yo no las conozco y me sorprenden los ingredientes. Así que las probaré y así me quedo satisfecha, jajaja.
    Un besito y feliz semana corazón.

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué monas! Sí que son elegantes y ¡con puré de patatas! Esto lo tengo que probar, qué original. Besitos preciosa!

    ResponderEliminar
  14. Alicia que preciosidad de galletas, mira que no tenía idea de ellas, no sé porqué nunca me fijo en recetas con galletas, pero esta vez leyéndote todo lo que nos cuentas, me parecen tan llamativas, diferentes y sin duda deliciosas que las tengo que poner en mi lista de deseos por preparar, interesante que hayas utilizado ese puré de patata liofilizado, por acá no se consigue, así que la haré con el puré normalito ;) , me llama mucho la atención que lleven yemas cocidas, se ven tan tiernas, tan provocativas, que ricasssss, te digo que no soy muy de galletas; pero las que son diferentes me atraen muchoooo y estas tuyas son de esas que me seducen y me dibujan corazoncitos de colores!!!!,
    mil besos bonita

    ResponderEliminar
  15. Desde luego Alicia la cocina va mucho de eso, de buscar la forma de adaptar las recetas a nuestras necesidades o circunstancias y en este caso veo que has resuelto la cuestión maravillosamente, pues te han quedado unas galletas fantásticas, la forma perfecta y la textura se ve de película

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  16. ¡Pero qué apañada Alicia! Lo del puré me ha dejado un poco loca, nunca he comprado una cajita de esas ¡igual soy la única! pero ya veo que a ti no te falta maña y te has marcado unas galletas muy elegantes y seguro que muy ricas ¡BEsos mil!

    ResponderEliminar