¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las páginas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que hago, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

lunes, 16 de abril de 2018

ESPÁRRAGOS AL AJILLO





  
Es tiempo de espárragos. Los entendidos dicen que los de abril para mí, los de mayo para mi amo, y los de junio para ninguno. Claro, que teniendo en cuenta el tiempo que tenemos este año, a saber el comportamiento que han tenido las plantas, nos tiene "a to quisque" despistados. El caso es que ya están aquí y es momento de aprovechar este manjar.

Hoy os traigo otra receta de mi madre, que la hacía con cierta frecuencia cuando llegaban las fechas apropiadas. Si me remonto a lo lejos recuerdo que se los traían a casa en cestas de mimbre algunas mujeres vendedoras que los buscaban por los campos. Aquellos eran los típicos silvestres, finos, con cabeza violeta y amargos. Los auténticos y más apreciados. Después fueron llegando cada vez menos, era difícil encontrarlos. Ni que decir tiene que los niños no comíamos espárragos, era cosa de mayores.

Pronto empezaron a cultivarse a fondo y su consumo se extendió ganando terreno, y para mí que los mejoraron, consiguieron un híbrido más cercano a mi paladar, yo no participo mucho de tanto amargor (es cuestión de gustos y ahí no entro, cada cual es libre de elegir).

Al principio, cuando ya mi madre pensó que era momento propicio de dárnoslos a probar, no creáis que me hacían "mucha gracia", ella seguía insistiendo y nos los ponía de mil maneras,  en sobrehusa, en tortilla, en sopa, al ajillo...  En casa se comía verdura y allí no había excusas para rechazarla.

Y... como son las cosas, llega el día en que hasta te gustan. Ahora me encantan. Estaría muy mal que no os contara de qué va esta receta, porque está deliciosa.

  

 
Ingredientes:

- Espárragos, 2 manojos.
- Ajos, 3 medianos.
- Rebanadas de pan del día anterior, 3.
- Pimentón, 1 cda. colmada.
- Vinagre de Jerez ½ vasito.
- Agua.
- Aceite de oliva.
- Sal.



Elaboración:

Lava bien los espárragos y trocéalos parejos. Desecha los cabos duros.

Sofríelos en cuatro cdas. de aceite, a fuego no muy alto, hasta medio reblandecerlos, con un poco de sal.

A medio reblandecer los espárragos incorpora el pimentón y rehoga unos segundos nada más para que no se queme.
   

Remoja el pan y estruja, pela los ajos y quítales el germen. Ponlos en el vaso de la batidora. Añade el vinagre con un poco de agua y tritura bien.


Incorpora el majado y añade algo más de agua que deje cubiertos los espárragos. Sala a tu gusto (cuidado que cogen mucho la sal). Deja hervir a fuego medio hasta que la salsa se haya vuelto brillante y aterciopelada.

Sirve bien caliente. Ahhhh! le sientan de maravilla los huevos fritos.




19 comentarios:

  1. Yo tampoco era muy aficionada a los espárragos, pero con el tiempo me fueron gustando los trigueros y ahora algunas recetas son habituales en mi mesa. Los que nos has preparado hoy son muy sencillos y con aspecto muy bueno, así que probablemente sea otra preparación que me tenga que apuntar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ali, jamás he comido lo espárragos así. A mí me gustan bastante, así que tomo nota para que no se me olvide poner en práctica esta receta. Ese majado le dará muchísimo sabor al plato, y con el huevo, mejor que mejor. Es pura tentación, y a estas horas que ya tengo ganas de cenar.... Ay... ¡qué rico! Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Alicia
    En mi caso los espárragos si que me gustan y mucho, y la verdad es que como más me gustan es de la manera más sencilla, a la plancha con un poco de aceite y sal, me encantan. La forma en como tu los has preparado no los he comido nunca, se ven con una pinta estupenda, además ese huevo encima los hace aún mucho más tentadores, estoy segura de que la combinación es muy rica.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Que ricos asi y con ese huevo, ami de pequeña tampoco me gustaban y ahora me encanta besitos

    ResponderEliminar
  5. Esos espárragos con esos huevos me matan, tener que verlos y no poder captarlos me vuelve loca, por un plato así como dice la Esteban mató!! jaja, no me digas que alguien puede resistirse a un plato tan maravilloso...Bess

    ResponderEliminar
  6. El huevo frito es el compañero perfecto para este rico plato de espárragos. Hay quien va al campo y trae grandes manojos, pero la verdad es que van muy buscados.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Nosotros estamos acostumbrados a comerlos sobre todo en tortilla y en revuelto pero tal y como los propones tú, pensamos que tienen que estar muy gustosos. Ah! y el acompañamiento del huevo creo que le va genial...Besitos

    ResponderEliminar
  8. A mí los espárragos me encantan, no sabía el refrán pero me lo apunto y tu receta deliciosa también BSS!

    ResponderEliminar
  9. Guau!! Qué receta más rica Alicia. Las recetas de madres y abuelas son las mejores. Tomo nota, que ahora hay espárragos de calidad.
    Un besito
    Sil
    Los Telares de Sil

    ResponderEliminar
  10. Alicia yo prefiero los que se encuentran silvestres. Tengo la suerte de que mi padre salga al campo y los busque y en la zona del olivar hay bastantes si conoces las zonas y tienes la suerte de que no haya pasado nadie previamente buscando, claro está.

    No amargan tanto, o al menos a mí no me lo resulta en comparación con los comprados que son los cultivados, pero vamos, que yo no voy a entrar en discusión con nadie y menos en cuestión de gustos porque sería tremendamente aburrido que a todos nos gustase lo mismo ja ja ja

    Me encanta esta manera de comerlos. Tengo unos cuantos en el congelador y probablemente caigan así la semana próxima ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  11. Hola Alicia! pues nunca he probado esta receta.. en casa de mis padres si he comido espárragos, pero a Juan no le gustan, así que a mi me da mucha pereza hacer comida solo para mi. Aun así, tendré en mente la receta por si algún día me apetecen. Un besito.

    ResponderEliminar
  12. Buenisimos, solo me falta un buen trozo de pan, hmmm

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Hola Alicia!! Pues no tiene que estar nada mal, no, con ese huevo frito encima, je, je, ¡¡para chuparse los dedos!!
    A mi tampoco me gustan mucho los espárragos que amargan, de vez en cuando aún encuentro algunos así, pero en general me gustan bastantes. Nosotros los consumimos semanalmente, ya sea en revuelto, a la plancha, al horno...diuréticos, bajos en calorías, y que están muy ricos, es para tenerlos en cuenta en una dieta equilibrada. Ahora, tenemos tu fantástica receta para degustarlos. Besitos.

    ResponderEliminar
  14. No suelo comprar mucho de estos espárragos, porque salgo a pasear y los cojo de los del monte de esos los silvestres, de echo ayer por la mañana me puse a limpiarlos y trocearlos para meter al congelador, para tenerlos listos para cuando los quiera utilizar y los pese casi 800 gramos ya limpios.
    Así que ya se una de las recetas que empleare, esta tuya y bueno de tu madre también, me parece muy rica.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  15. Qué cenas más ricas me voy a preparar....Gracias y besines!!!

    ResponderEliminar
  16. Alicia ver apartándome un buen plato como el tuyo, que voy pa’tu casa. A mí me gustan los espárragos con locura, los compro todo el año, aunque es verdad en esta época son más dulces, tiernos y a mejor precio. Seguramente es por eso por lo que en casa los compro todas las semanas, precisamente ayer compré un manojito a ver qué hago con ellos, no estaría nada mal hacer este guisito, que con un par de huevos (los huevos mejor de dos en dos, jajaja) será el deleite de mi Santo y mío mañana para almorzar.
    Por cierto nunca he oído eso de Espárragos en sobrehusa, investigaré a ver qué pinta tiene, pero seguro que viniendo de tu madre, seguro que es para perder el sentío.
    Hoy me voy muy a disgusto porque no puedo meter mano en este riquísimo plato, ¡qué le vamos a hacer!
    Besitos y gracias por tu receta..

    ResponderEliminar
  17. Los espárragos me encantan, verdes o blancos. Tal como los has cocinado me parece un plato exquisito, y con ese huevo frito lo acabas de rematar. Te copio seguro la receta. Besos Alicia.

    ResponderEliminar
  18. Alicia, me preguntaba al leer la receta de dónde es tu madre, porque la mía los hace más o menos de la misma manera (aunque con algún cambio, por ejemplo fríe el pan), así los he comido toda la vida (de hecho mañana lo haré, con un huevo frito, como Dios manda jajaja) quizás la diferencia más notable es que no le pongo vinagre, pero lo probaré

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  19. Hola Alicia! Los espárragos que nos presentas hoy son los únicos que como, los muy finos tan amargos no me gustan nada, no aguanto el sabor y los blancos ni fu ni fa jaja! Estos que aquí llamán trigueros son muy ricos, a mi me gustan muchísimo más salteados como lo has hecho que al vapor así que con tu receta has dado en la diana totalemente, se ven deliciosos!! Un besote!

    ResponderEliminar