¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las páginas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que hago, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

viernes, 27 de abril de 2018

CHURROS SIN GLUTEN Y LA HISTORIA DE UN EXPERIMENTO






Cada día se ve afectada más población por la intolerancia a esta proteína. No obstante hay quien se empeña en eliminar el gluten de su dieta sin tener problemas de intolerancia; no nos engañemos, el gluten no es una sustancia dañina, todo lo contrario, es buena porque proporciona nutrientes que nos benefician.

Ahora, si nuestro organismo la rechaza provocando malestar digestivo y otras sintomatologías es conveniente que nos vea un especialista médico y sea él quien diagnostique.

Os contaré que fue fruto de una casualidad que me salieran estos churros. 

Siempre que voy al súper, y no voy con prisas, miro aquí y allá y por eso descubro cosas nuevas con las que ampliar recetas en mi cocina.

Aquel día me topé con una harina sin gluten, diferente. Un mix de harinas, que no había visto antes.

Por entonces mi hija tenía un tratamiento temporal y no podía tomar gluten. Sabía que podría sacarle provecho y la compré.

Y llegó el día en el que decidí preparar pizzas para la cena. Para nosotros las de siempre. Usaría ese mix para que ella pudiera también cenar pizza. Seguí las instrucciones del recetario que trae el paquete para no fallar. Con los ingredientes indicados me daba para dos pizzas, me sobraría seguro.

Os diré que no es la típica masa de siempre, es pegajosilla y no muy fácil de manejar por esta circunstancia. Nada que no solucione el aceite de oliva ¡A untarse las manos con él y listo!

¿Qué hice con el resto de la masa que me sobró? La envolví en film y la puse en el frigo, pensando en que la usaría la noche siguiente. No iba a poder ser, así que decidí en la mañana que la gastaría fabricándome: ¡¡¡ unos churros !!!  ====experimento====

Una vez que los hice (lo veía venir jjj, iban de prueba jjj) comprobé por su aspecto que no eran los más maravillosos del mundo mundial ¡qué hechuras! jjj. Pero ¡Ayyyy! ¡Cómo estaban! ¡Hummmmm! Hice foto para que quedara un vestigio de ellos. Aquí la veis. Salvé por pocas la muestra, ya que me quedó una mala y única foto. 

Para hacerlos fui cogiendo pegotitos de masa más o menos parejos, estirándolos, sin presionar, sin apenas desgasificar, con las manos untadas en aceite de oliva y los dejé caer blandamente sobre aceite abundante y caliente. Eso sí, "cada uno de su padre y de su madre" ¡pero mirad el interior! ¡qué maravilla! con una capa crujiente, tostada ¿Podría perfeccionar las formas?

Lo volví a intentar y ya los segundos churros los hice más parejos, teniendo la precaución de seguir los mismos pasos. Con mimo, sin apretar la masa, dejando libre su interior. Aquí tenéis la foto (foto de arriba del todo), me animé tanto que hasta me puse un chocolate.

Los terceros llegaron con la churrera. La saqué de la estantería y pincelé su interior con aceite para facilitar la salida de la masa.

Este fue mi experimento, contado tal como pasó. Si decidís probarlos seguid mis consejos para no fallar.




Ingredientes para dos pizzas medianas:

- Harina Gallo Mix sin gluten 192 gr.
- Levadura seca de panadería (fermipan, sin gluten) 5 gr.
- Sal ½ cdta.
- Azúcar 1 cdta y media.
- Agua tibia 150 ml.
- Aceite de oliva 12 gr. + para manejar la masa.





Elaboración para hacer pizzas:

En un cuenco pon los ingredientes secos y mézclalos con una cuchara de madera.

Añade el aceite y mezcla nuevamente.

Vierte el agua templada y haz una masa evitando grumos.

Tal como queda (sin bolear) cubre con un paño el cuenco y colócalo sobre otro cuenco con agua tibia. Mételo así,  dentro del microondas (apagado) alrededor de una hora-hora y media.


Masa fermentada.

Divide la masa en dos o cuatro porciones, según quieras de tamaño.

Yo puse sobre la bandeja de horno papel vegetal y ahí extendí la pizza. No sin ayudarme con el dorso de una cuchara untado de aceite de oliva (ya dije que es pegajosa).

Si vas a hacer pizzas con esta masa procede como si fuera una normal de trigo y pon sobre ella lo que gustes. Luego la horneas a 220 ºC hasta que se cocine.

-----oOo----

Para hacer churros, pon la masa en un cuenco y cubre con film, guárdala en el frigo hasta la mañana siguiente que ya podrás hacerlos.

Os aconsejo la churrera.





18 comentarios:

  1. Pues el invento te ha quedado como de churrería, están perfectos!

    ResponderEliminar
  2. Hechos con la churrera te han quedado perfectos, pero los otros tienen ese aspecto rústico que dan ganas de probar, crujientes por fuera y tiernos por dentro. Olé tus experimentos.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  3. Que ricura, no me caen bien pero de vez en cuando me los como y estos estan de chuparse los dedos.Bssss

    ResponderEliminar
  4. Se ven deliciosos los churros me encantan.
    Tomo nota con tu permiso.
    Saludos
    Olguis.

    ResponderEliminar
  5. Querida Alicia, ¿qué sería de la cocina, si no fuera por las casualidades? Muchas cosas surgieron así, por lástima, por no tirar, por si acaso, por “ya que estamos”, en fin que tu experimento surgió de la nada, casi sin pensar, y ahora lo podrías hasta patentar, jajajaja. Y es que tus churros tiene un aspecto increíblemente apetecibles, y si además sirven para satisfacer a quienes andan buscando solución a su problema digestivo, pues tanto mejor. Con chocolate calentito indispensabke, y en esa bonita taza azul, para mi “¡porfa! Que m’ancantao” jajajaja.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. El experimento ha llegado a buen término, has encontrado una receta de churros buena y apta para celíacos, que no se porqué, pero cada vez conozco a más. Que siga la buena racha culinaria.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Que bien te han quedado estos churros Alicia, y que imaginación tienes, a mi me sobra una masa así y para en el cubo de la basura jaja, te han quedado maravillosos y no me extraña que no quedarán, unos churros caseros para desayunar son la bomba, en mi casa te harian la ola un día entero...Bess

    ResponderEliminar
  8. Hola ALicia! Pues el experimento te salió redondo! Se ven más que estupendos estos churritos, igual de bonitos que los que llevan harina "normal", qué digo!? Más bonitos aún! Ponme unos cuantos para mañana, yo traigo el chocolate, no quiero abusar jajaja! Un besito!

    ResponderEliminar
  9. Que experimento tan rico , que buena pinta besitos

    ResponderEliminar
  10. Que buenos y lo bien que te han quedado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Eres una artista tu Experimento te salio genial, te espero en mi blog😍😘😘😘😘😘

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Hola Alicia!! ¡¡Magníficos churros!! Con la churrera están perfectos, nadie diría si tienen gluten o no, y seguro que en sabor, tampoco hay tanta diferencia, quizás un poco más suaves de sabor. Estoy contigo en que no hay que desterrar el gluten de nuestra dieta sin tener ningún problema alimentario con él. De hecho, oí a un médico por televisión que lo único que conseguimos al desterrar de nuestra dieta el gluten, es que también nos volvamos celíacos. Así que no entiendo crearse una intolerancia porque si. Pero buenos, tengamos intolerancia o no, tus churros se ven muy bien y a más de uno le va a venir bien tu receta. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Alicia, te han quedado divinos, ahora me comía yo unos pocos sin problema de dieta ni de historias raras. La voy a buscar a ver qué tal me salen con esa harina.
    Los hago a menudo, nos encantan.
    Muchos besos y feliz semana.
    Por cierto, he estado mirando bien la cabecera de tu blog y me ha parecido monísima, nunca te lo había dicho.

    ResponderEliminar
  14. No hay nada como unos buenos churros y si ademas son sanos, mejor que mejor, un beset Alicia

    ResponderEliminar
  15. Si no lo dices nadie adivinaría que es un experimento sin gluten ¡te han quedado genial!
    Muchos celíacos te estarán haciendo la ola con estos churros tan ricos y los que no también, cómo no!!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola Alicia, pues genial, te han quedado de lo más buenos, ya me gustaría a mi que me quedaran bien los churros, jaja. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Jajaja ay, qué mas da que cada uno sea de su padre y de su madre? lo bueno es que el experimento salió riquísimo, y no me extraña, si vaya manos tienes hija!! unos churros con chocolate merendaba yo fíjate.. y es que desde que vivo en Cádiz no sabes como los echo de menos.. como los del pueblo no he probado ningunos y, la verdad, es que no me atrevo a hacerlos yo. Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Madre mía ese invento a estado genial y bien rico, ademas te han quedado, que parece que los has hecho toda la vida, de bonitos que son.
    Y yo aquí tirándome de los pelos, porque aun no he desayunado!!
    Un beso

    ResponderEliminar